#TEMP
sábado 28/5/22

Interior habla de normalidad en Euskadi y los sindicatos de éxito de la huelga

Miles de personas, según los sindicatos nacionalistas convocantes, han secundado la manifestación de Bilbao contra la destrucción de empleo y la impunidad del capital.
> López y Ares denuncian el carácter "político" del paro
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 21.5.2009

La jornada de huelga convocada este jueves en el País Vasco por los sindicatos nacionalistas se ha desarrollado "con normalidad casi absoluta", según el Departamento vasco de Interior. Es la primera movilización de este tipo a la que se enfrenta el nuevo lehendakari Patxi López. Los incidentes han sido escasos y se han concentrado en las primeras horas de de la mañana, especialmente en polígonos industriales, accesos a comercios y en los lugares de salida de los transportes públicos.

A mediodía, miles de personas, según fuentes sindicales, secundaron en Bilbao la manifestación convocada por ELA, LAB, STEE-EILAS, ESK, HIRU y ENHE para exigir que se ponga freno a la destrucción de empleo y la "impunidad" de la patronal y el capital, y advertir de que, "mientras los gobiernos den a la patronal todo lo que quiere", el diálogo social estará "vacío".

Durante la manifestación, que transcurrió por la Gran Vía, se escucharon gritos de "Contra el capital, huelga general", "La crisis actual que la pague el capital", "Ez, ez, ez, despidorik ez" y "Banca y patronal, alianza criminal". Al término de la marcha, intervinieron los secretarios generales de los sindicatos convocantes.

CRÍTICAS CONTRA EL GOBIERNO Y LA PATRONAL

En representación de ELA, Adolfo Muñoz calificó la huelga de "éxito", denunció que las administraciones "buscan coartadas como que la crisis es global para eludir su responsabilidad" y evitar que "se juzguen" las políticas que han hecho, a la vez que aseguró que convocar una huelga general es "muy sano" porque "obliga a socializar problemas, remueve conciencias y centra responsabilidades". Aseguró que "sí hay dinero público, pero para la banca y las empresas" y denunció que la patronal, "desde el privilegio de saberse apoyada por los gobiernos, chantajea las condiciones de trabajo, pretende reducir salarios, incrementar jornadas y flexibilidad, aprovechando el miedo para sacar ventaja, mientras "el déficit y la pobreza aumentan".

Muñoz aseguró que "el diálogo social es dinero para dormir al sindicalismo" y criticó que "mientras los gobiernos den a la patronal todo lo que quiere, el diálogo social estará vacío". Asimismo, advirtió de que el Gobierno vasco, "el nuevo y el anterior", quieren extender el modelo de diálogo social "vacío" de Navarra "valiéndose de la minoría sindical" y "desactivando" el sindicalismo, "lo que no vamos a aceptar". El secretario general de ELA advirtió de que el Gobierno "ha empezado una cruzada de manipulaciones y mentiras, porque no tienen argumentos sostenibles para responder a lo que el movimiento sindical está planteando" y señaló la necesidad de "trabajar juntos" en las empresas y en la sociedad para hacer frente "al chantaje de la patronal" y porque "no nos pueden mover de la línea que tenemos trazada".

En su intervención, la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, aseguró que la huelga es el mayor acto de "solidaridad, de conciencia de clase y responsabilidad sindical" que se podía hacer ante una crisis "como la que se nos ha venido encima". "Y lo hemos hecho bien, a pesar de una ofensiva donde se ha manipulado, se ha intoxicado, se ha mentido, amenazado y chantajeado para desactivar la convocatoria y neutralizar nuestra capacidad de respuesta", señaló.

Por su parte, el secretario general de ESK, Josu Balmaseda, explicó que tras un año de crisis, "hay que decir basta ya de impunidad para la patronal y para el capital" y pidió que se lleven a cabo reformas fiscales para "redistribuir" la riqueza. Además, aseguró que la crisis "va para largo" y señaló que el camino para combatirla es la "lucha" y solicitó que se "incremente" la inversión pública para la renta básica de quienes se han quedado en el paro "por culpa de la crisis". "Y si tiene problemas la banca, que la nacionalicen", agregó.

Durante su intervención, el secretario general de Hiru, Patxi Aguirre, advirtió de que no están "dispuestos" a "renunciar" a sus derechos, ni van a "pagar" una crisis que "no" han provocado. "En este viaje no vamos a ser burros de carga. Nosotros, a partir de hoy, seremos los protagonistas y decidiremos dónde vamos, cómo vamos y cuándo vamos hacia un nuevo modelo económico y social", advirtió.
El acto que cerró la manifestación concluyó a la una y media de la tarde, con los manifestantes entonando "La Internacional" en euskera, así como el "Eusko Gudariak".

Interior habla de normalidad en Euskadi y los sindicatos de éxito de la huelga
Comentarios