<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
lunes. 30.01.2023

Granado cree que no se puede "copiar miméticamente" el modelo alemán sin hacer adaptaciones

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, cree que no se puede "copiar miméticamente" el modelo alemán sin hacer adaptaciones
NUEVATRIBUNA.ES/ AGENCIAS - 12.11.2009

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, consideró que "no se puede copiar miméticamente" ni se puede "importar" el modelo alemán por las particularidades del mercado de trabajo español, por lo que sí abogó por efectuar "adaptaciones" a través del diálogo social para conseguir implantar el modelo de desempleo a tiempo parcial.

Granado, quien intervino dentro de las jornadas del Consejo Económico y Social de Andalucía (CES-A) celebradas en Sevilla, recordó que el desempleo a tiempo parcial "ya existe y tiene asiento legal en la legislación española", aunque reconoció que "muchas veces es más difícil conseguir cambios culturales que lograr cambios legales".

En ese sentido, explicó que en España históricamente se ha hecho un uso del desempleo a tiempo parcial muy inferior al resto de Europa, donde se utiliza esta figura para casos de mujeres con riesgos en el embarazo, cuidado de los hijos o para los trabajadores más veteranos que acuden al tiempo parcial en vez de ir a una jubilación anticipada.

"En España se han preferido siempre soluciones basadas en la expulsión del mercado de trabajo, por lo que tenemos que invertir las prioridades que queremos dar a nuestra actuación pública y conseguir que se desarrolle el contrato y el desempleo a tiempo parcial, exigiendo que sea con garantías para los trabajadores a tiempo completo. Hay que lograr que la organización del trabajo se ajuste a esa nueva realidad del tiempo parcial", aseveró.

No obstante, apuntó que en España existe una realidad que es necesario particularizar, por lo que indicó que no se puede importar el modelo alemán o el modelo suizo, pues el mercado laboral español tienen mucha gente trabajando en empresas muy pequeñas "y ésa no es la realidad ni de Alemania ni del centro de Europa".

"No podemos copiar miméticamente el modelo que hacen los demás, sino introducir nuestro propio ámbito de reflexión", aseveró Granado, quien destacó que existe en España "una gran tradición de diálogo social, lo cual permitirá hacer adaptaciones".

El secretario de Estado indicó que la normativa española no impide estas fórmulas, pero apuntó que se ha hecho un desuso de las posibilidades que la normativa ofrecía, "porque a veces hay falta de controles o por una deficiente organización del trabajo, que no tiene en cuenta las necesidades de la estacionalidad".

Por ello, consideró necesario "combinar de forma más inteligente períodos de trabajo y períodos de prestación, pues nuestra labor es intentar conseguir que la gente se acostumbre a trabajar de otra manera".

Recordó que en España existen más de dos millones de personas trabajando estacionalmente en la hostelería y las actividades recreativas, por lo que, en su opinión, se debe conseguir una solución para que durante el tiempo que esas personas no trabajen en hostelería, puedan trabajar en otra actividad económica y no consuman prestaciones.

"Probablemente con el mismo dinero que gastamos en prestaciones, podríamos conseguir que la gente tenga mayores rentas trabajando y el conjunto de economía española tenga mayor productividad", agregó.

En ese sentido, sobre qué efectos puede tener esta medida en la economía española y en el empleo, Granado consideró que no puede hacer estimaciones, ya que "no sería muy fiable hacer cualquier estimación sobre la situación española".

Sobre una posible aplicación de ésta y otras medidas, Granado explicó que estas propuestas se podrán elevar en las mesas de diálogo social cuando se desbloquee el ámbito bilateral de negociación entre sindicatos y empresarios.

Así, indicó que la negociación bilateral sobre los convenios está "muy avanzada", de forma que en los próximos días tendrán lugar medidas para desbloquear los convenios colectivos de este año y allanar la negociación de convenios para el próximo año. A partir de ahí, según aseguró, el Gobierno "es el primer interesado en que las mesas de diálogo social se convoquen al día siguiente".

En su intervención, Granado desarrolló en diez puntos lo que, a su juicio, debe ser una política de empleo para que España salga de la crisis que se basa, a su juicio, en "tratar de conseguir un modelo de flexiseguridad, logrando dotar al mercado de trabajo español de más flexibilidad sin cortar los derechos sociales a los trabajadores, crear empleos de invierno para los trabajadores de verano".

En ese sentido, apuntó las reflexiones efectuadas por el Ministerio de Trabajo en el sentido de combinar trabajos a tiempo parcial, prestaciones y políticas activas y pasivas.

"Debe existir un equilibrio entre las políticas para paliar la situación de sectores afectados por la crisis, y evitar el colapso dedicando el gasto a la protección social, la atención a la dependencia y las pensiones, y el impulso de sectores emergentes que ayudarán a salir de la crisis", consideró Granado, que rechazó que existan "sectores condenados" y apostó por el reciclaje de sectores como la construcción.

SISTEMA FINANCIERO.

También destacó la existencia de un sector financiero "muy cualificado" y "eficaz", aunque reconoció que existe "una contracción brutal del crédito", sobre lo que precisó que dicha caída del crédito ha ido acompañada por la caída de la riqueza y del Producto Interior Bruto. En ese sentido, consideró necesario "recomponer el sector financiero para ayudar a la salida de la crisis", aunque advirtió de que si se recompone mal el sector financiero, la salida de esa crisis será "más penosa".

Agregó que los procesos de fusión e integración de cajas será "inevitable" y consideró necesario que el ahorro se dedique al desarrollo de las actividades productivas y no a la compra de vivienda, pues no se puede "seguir inflando la burbuja del sector inmobiliario".

Asimismo, abogó por desarrollar más políticas activas y menos políticas pasivas de empleo, logrando que las prestaciones vayan encaminadas a la búsqueda de recolocaciones; conseguir una mejor relación y una cooperación "inteligente" entre las administraciones públicas "logrando un plan de trabajo" entre Estado y comunidades autónomas ante la emergencia económica, como se ha hecho ante la emergencia sanitaria propiciada por la gripe A.

Granado cree que no se puede "copiar miméticamente" el modelo alemán sin...
Comentarios