viernes. 14.06.2024

Gómez defiende su presencia en la caja

El líder del Partido Socialista madrileño apuesta por entrar en los órganos de dirección de Caja Madrid, aunque no le gusta "ninguno de los tres candidatos" propuestos por el PP.

Aguirre 'pasa' del veto de Rajoy
I. G. C.
Génova evita confirmar el encuentro entre ambos pero las declaraciones veladas y no tan veladas sobre Caja Madrid no cesan. La Moncloa se posiciona y apuesta por un perfil técnico para el futuro presidente de la entidad financiera. El entorno de Gallardón desmiente que su candidato sea Rato.
NUEVATRIBUNA.ES - 24.10.2009

El secretario general del PSM-PSOE, Tomás Gómez, destacó hoy que, teniendo en cuenta que la presidenta Esperanza Aguirre tendrá mayoría suficiente en la asamblea general de Caja Madrid para elegir el nombre del presidente, la única opción de los socialistas es quedarse fuera de los órganos de dirección de la entidad o participar en ellos para fiscalizar y reorientar sus políticas financieras para colaborar en la economía de la región.

Así se manifestó Gómez en rueda de prensa al margen de la Primera Convención de Ciudad Madrid del PSM respecto a la polémica suscitada entorno al papel que deben jugar los socialistas madrileños frente a las pretensiones de la presidenta de situar a su vicepresidente, Ignacio González, al frente de la entidad.

"Los socialistas tenemos dos opciones: La primera, quedarnos fuera de la institución, es decir, no participar en Caja Madrid o, dos, participar y fiscalizar y promover acciones en Caja Madrid y reorientar su política", manifestó, pues "quien tiene la responsabilidad para hacer una propuesta de presidente de Caja Madrid es el Gobierno autonómico de la Comunidad de Madrid porque la Ley de Cajas es la que es, y, desde luego no despolitiza las cajas, sino que le otorga la mayoría suficiente para poder propiciar quién tiene que presidir una entidad financiera".

De este modo, Gómez recordó que los socialistas madrileños ya quedaron excluidos de los órganos de dirección de la caja en 2004. "Cuando se produjo la última renovación de cargos, en los coletazos del 'tamayazo' --que tan caro nos costó a los socialistas madrileños--, el secretario general del partido y el partido decidieron en aquel momento no participar en Caja Madrid, en los órganos de dirección de Caja Madrid, porque iban a participar algunos nombres como Romero de Tejada, un nombre bien manoseado en todo el asunto del 'tamayazo'", explicó.

"Esa posición, que en aquel momento compartían los socialistas madrileños, nos llevó en la práctica no estar, impidió fiscalizar y reorientar las políticas de Caja Madrid", sentenció el líder socialista. Así, recordó y criticó la operación de la entidad con Martinsa, que supuso que Caja Madrid tuviera que dotar una provisión de más 1.000 millones en agosto de 2008, con lo que subió la tasa de morosidad de España por aquella decisión; la compra del Banco de Florida o la participación en Iberia, donde "con las plusvalías de las energéticas debería haber adquirido el 5 por ciento de EADS, empresa estratégica del sector aeronáutico en España y en Madrid en concreto".

"Estar fuera de las instituciones te impide ejercer tu responsabilidad como oposición. ¿Entendería algún madrileño o español o alguien en el mundo que los socialistas abandonáramos el Parlamento autonómico porque allí se sientan tres presuntos delincuentes, votando con el PP? No parecería razonable y Caja Madrid es una institución como otra cualquiera. Por lo tanto, mi posición es no estar fuera de las instituciones, somos un partido de Gobierno y no queremos encontrarnos esto en 2011 como un erial", recalcó Gómez.

NINGUNO DE LOS TRES CANDIDATOS

Por otra parte, el secretario general del PSM insistió en que a él no le gusta "ninguno de los tres candidatos", pues la propuesta del PP es "manifiestamente mejorable". "A González no le quieren ni en su partido, pero es que Rodrigo Rato se fue del FMI, no cumplió su mandato en la primera institución financiera del mundo. ¿Quién asegura que va a cumplir su mandato en Caja Madrid? El señor, De Guindos, que en su CV pone 'consejero de Lehmman Brothers', con la que está cayendo yo creo que se le ha escapado borrar esa línea, porque Lehmman Brothers fue protagonista de la crisis internacional. No me gusta ninguno de los tres", dijo una vez más.

En este sentido, recordó que cuando gobernaron los socialistas la Comunidad de Madrid, con Joaquín Leguina, se situó en la caja a Jaime Terceiro "el mejor presidente que ha tenido nunca Caja Madrid, prestigioso en el mundo económico y en el mundo financiero, incuestionable". Después, "llega Gallardón a la presidencia de la Comunidad, y echa de malos modos a Terceiro e impone en Caja Madrid al señor Blesa, cuyo único mérito era ser vecino de José María Aznar, que no sabe nada de instituciones financieras, que es Inspector de Trabajo. Y ahora llega a Esperanza Aguirre y con unos criterios parecidos a los de Gallardón... y exactamente no sabemos a quién quiere poner".

"Los socialistas madrileños no tenemos ningún acuerdo, y quiero insistir en ello, sobre nombres y apellidos con la presidenta de la Comunidad. No hay ningún acuerdo de nombres y apellidos. Lo que hay es un acuerdo de estabilidad para la caja al que llegamos en el mes de julio, al que llegamos el partido socialista, Izquierda Unida, CCOO, UGT, y las organizaciones representantes de los empresarios en Madrid", planteó. Así, Gómez explicó que se trata de un acuerdo después de meses en los que les preocupaba la estabilidad y la seguridad jurídica en Caja Madrid.

"La actitud de la presidenta de la Comunidad y el alcalde de Madrid es irresponsable. En momentos de una crisis como no ha habido nunca, mantener a estas alturas durante un año esta confrontación que es la confrontación interna del Partido Popular...", opinó, al tiempo que recalcó que a los ciudadanos les da igual lo que pase dentro del PP, pero pidió a los populares "que no lleven su guerra de guerrillas a instituciones tan importantes como Caja Madrid".

Gómez, que repitió hasta la extenuación sus argumentos, insistió en que el acuerdo de julio era para dar estabilidad a Caja Madrid, para fijar objetivos, porque lo cierto es que "Caja Madrid no ha servido para lo que debe servir una institución financiera que es dar préstamos a autónomos, empresas y familias que necesitan una hipoteca para adquirir una vivienda".

"Llegamos a un acuerdo para cumplir con esos objetivos y de participación en los órganos de dirección para vigilar que se cumplen los objetivos y para promover y potenciar esos objetivos", resaltó. Por ello, pidió que se pongan de acuerdo dentro del PP porque eso "es una jaula de grillos", y que la presidenta haga por fin de "forma oficial, firme y definitiva" una propuesta a la presidencia de Caja Madrid.

"Desde luego, si gobernásemos los socialistas en ningún momento se hubiese producido este espectáculo que parece circense, pero es un asunto muy serio, no se puede uno reír porque afecta al bolsillo de los ciudadanos y al trabajo y al empleo en momentos de crisis", insistió. "Si gobernásemos nunca se hubiese producido este espectáculo y hubiésemos apostado por lo que queremos que es un perfil profesional en Caja Madrid, cosa que he repetido hasta la saciedad", recalcó Gómez.

Gómez defiende su presencia en la caja