Nuevatribuna

DENUNCIA DE GESTHA EN BRUSELAS

Gestha denunciará en Bruselas la existencia de una bolsa europea de fraude de un billón de euros

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda denunciarán este sábado la bolsa de fradue europea coincidiendo con el acto convocado por los Sindicatos de Administraciones Tributarias y Financieras de la Unión Europea (UFE).

Los Técnicos critican la escasez de medios, con sólo un funcionario de Hacienda por cada 1.958 contribuyentes

Además de poner de relieve el tamaño de la economía sumergida en los países de la Unión Europea, Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) expondrán ante sus colegas europeos cómo el desempleo y la corrupción han convertido a España en uno de los “líderes” del fraude, con un montante de economía sumergida equivalente al 24,6% del PIB, unos 253.000 millones de euros.

Según los Técnicos, el mayor repunte de dinero negro se produjo precisamente durante la crisis iniciada en 2008, con un aumento de 50.000 millones de euros en los últimos cuatro años, un fenómeno que achacan, entre otras razones, a la escasez de medios con los que cuenta la Agencia Tributaria (AEAT) para investigar y perseguir el fraude en grandes empresas y fortunas, que concentran el 72% de toda la evasión.

Pocos recursos contra el fraude

De hecho, España es el país de la Unión Europea con menos recursos para luchar contra el fraude fiscal, ya que dispone de un trabajador de Hacienda por cada 1.958 habitantes, frente a los 942 de Francia, 740 de Alemania y los 574 de Luxemburgo; o, lo que es lo mismo, la Agencia Tributaria española cuenta con la mitad de la plantilla media ponderada de la UE cuando arrastra el doble de economía sumergida. 

Cuadro 1.- Plantilla media de las Administraciones Tributarias por nº de ciudadanos

No hay datos de Croacia

Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) a partir de informes de OCDE 2013

Precisamente, en alusión a estos datos, el presidente de la UFE, Serge Colin, considera que una mayor eficacia en la lucha contra el fraude debe ir necesariamente unida a una profunda reorganización de su estructura y su política de recursos humanos. "En Europa nadie comprende que la Agencia Tributaria española autolimite sus resultados de gestión tributaria mediante una política que no otorga competencia ni responsabilidad a una gran parte de sus efectivos cualificados para hacerlo”, explica.

Sumado a esto, el aumento de la economía sumergida contrasta con los incentivos que la plantilla de la Agencia Tributaria española percibe por productividad y gratificaciones, que en 2012 aumentaron desde los 79 millones presupuestados hasta los 124 millones pagados finalmente, destacando la bufanda de 50.000 euros de productividad que cobraron de media los siete directores de la Agencia Tributaria.

El hecho de que Hacienda sólo cobre uno de cada seis euros descubiertos en la economía sumergida, es uno de los muchos indicadores que revelan el “agotamiento” del modelo vigente de Agencia Tributaria. Según el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, “es necesario un cambio de rumbo en la lucha contra el fraude, lo cual pasa inevitablemente por una reorganización del Ministerio de Hacienda y la Agencia Tributaria que otorgue más competencias a los técnicos para así poder ingresar la mayor parte la deuda tributaria pendiente de cobro que asciende actualmente a más de 50.000 millones de euros”.