MARCA UN "HITO HISTÓRICO NEGATIVO"

Gestha califica de 'paso atrás' el último dato de recaudación antifraude

Por primera vez desde 1991 los ingresos en la lucha contra el fraude no superan los resultados del año anterior.

La arbitrariedad en los criterios de cálculo de un año para otro vuelven a evidenciarse

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) consideran que la cifra de 10.950 millones de euros de recaudación en 2013 anunciada por el director de la Agencia Tributaria (AEAT), Santiago Menéndez, marca un ‘hito histórico negativo’, pues por primera vez desde 1991 no se superan los resultados de ingresos tributarios en materia de prevención y lucha contra el fraude con respecto al año anterior.

En opinión de Gestha, este dato explica que la Agencia Tributaria haya puesto en marcha un plan de  intensificación de actuaciones aprobado con carácter extraordinario para 2014, con el cual se quiere incrementar la contribución de este organismo en la obtención de los ingresos tributarios para conseguir al menos igualar en 2014 la cifra de recaudación conseguida en 2012.

En su opinión, este plan de intensificación choca frontalmente con la reciente decisión de la AEAT de llevar adelante una resolución idéntica a la declarada nula por el Tribunal Supremo, según la cual el grueso de los efectivos en la lucha contra el fraude seguirán teniendo las manos atadas para inspeccionar a las grandes empresas y fortunas que son las que concentran precisamente el 72% del fraude en nuestro país.

Maquillaje de cifras

Para Gestha, estos datos de recaudación confirman cómo la Agencia Tributaria “cocina” reiteradamente sus resultados en la persecución del fraude fiscal, ya que por primer vez este año ha contabilizado la minoración de solicitudes de rectificación de autoliquidaciones, un concepto que no se computaba hasta ahora y que ha arrojado 471 millones más de ingresos, elevando así en casi cinco puntos porcentuales la recaudación final. De hecho, el propio director de la AEAT reconoció hoy que de no incluirse esta partida, los ingresos tributarios de 2013 hubieran resultado un 9% inferiores a los logrados en 2012.

Según Gestha, esta maniobra contable evidencia una vez más el afán de la Agencia por maquillar sus resultados modificando aleatoriamente cada año sus criterios, tal y como advirtió recientemente el Tribunal de Cuentas en su último informe de fiscalización de la AEAT en materia de lucha contra el fraude.

Además, los Técnicos de Hacienda consideran que esta heterogeneidad de criterios en la cuantificación de los resultados en la lucha antifraude dificulta la puesta en marcha un plan realista contra la economía sumergida que acerque nuestro país a los ratios de fraude existentes en los países europeos mejor posicionados, entre los que se encuentran Francia y Alemania.

Para conseguirlo, Gestha propone, entre otras medidas, una reorganización en profundidad de la Agencia Tributaria y del Ministerio de Hacienda que aumenten las competencias y responsabilidades de los funcionarios en la lucha contra el fraude y el control de las subvenciones, así como que la AEAT incremente el número de funcionarios destinados a perseguir el fraude.

Según el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, “urge un plan de reorganización del Ministerio de Hacienda y la Agencia Tributaria para dotar de más competencias a los técnicos y así cobrar la mayor parte la deuda tributaria descubierta y aún pendiente de cobro que asciende actualmente a más de 50.000 millones”.