#TEMP
domingo 22/5/22

General Motors da marcha atrás y suspende la venta de Opel a Magna

La decisión invalida en principio los acuerdos firmados por los trabajadores de Opel, entre ellos los de la planta española de Figueruelas, que incluía el despido de 900 empleados.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 4.11.2009

El consejo de administración del grupo estadounidense General Motors decidió esta madrugada quedarse con Opel, anulando meses de negociaciones para vender la firma europea a un consorcio encabezado por el fabricante austro-canadiense Magna y respaldado por el banco ruso Sberbank, según informó la compañía.

Los 13 miembros del consejo de administración de General Motors se reunieron este martes en Detroit para tomar una decisión sobre la venta, que se consideraba inminente.

General Motors presentará en breve su plan de reestructuración a Alemania y a otros gobiernos a la espera de que "su consideración sea favorable", señaló el consejero delegado del fabricante de coches, Fritz Henderson.

La noticia se ha producido justo después de una visita de la canciller Angela Merkel a Washington. Los gobiernos de los dos países han sido claves en la larga negociación después de que General Motors se declarara en quiebra --acaba de salir a flote tras la ayuda pública-- y Berlín salvara a Opel con una ingente ayuda y eligiera como comprador a Magna, con capital austriaco.

No obstante, la Unión Europea había advertido a Alemania contra su decisión de conceder directamente una ayuda de 4.500 millones de euros a Magna y acababa de avisar a GM de que debía estar disponible para cualquier comprador. No está claro si la propia GM podría acceder a esa u otras ayudas.

Con todo, el presidente de la marca de Detroit, Frederick Henderson, confía en recibir el visto bueno de los europeos. "Entendemos la complejidad y extensión del proceso pero desde el principio nuestro objetivo ha sido asegurar lo mejor a largo plazo para nuestros clientes, empleados y suministradores". GM cifra en 3.000 millones de euros el coste del nuevo plan de reestructuración.

La decisión invalida en principio los acuerdos firmados por los trabajadores de Opel, entre ellos los de la planta española de Figueruelas, que incluía el despido de 900 empleados.

Las concesiones de los trabajadores suponían un ahorro total de 265 millones de euros anuales a cambio de salvar empleos y evitar el cierre de plantas. Sin embargo, los acuerdos estaban condicionados a que GM y Magna firmaran la venta de Opel.

En Zaragoza han recibido la noticia con "sorpresa" y se han mostrado "agotados y agobiados" por "tanta incertidumbre".

General Motors da marcha atrás y suspende la venta de Opel a Magna
Comentarios