jueves 22.08.2019
EN UN 45% EN IRPF Y UN 30% LOS DE IVA

Funcas cree que el Gobierno ha sobrestimado en un 45% los ingresos por IRPF

La Fundación de las Cajas de Ahorros asegura que el proceso de recorte del déficit público sólo agudiza la crisis económica, mientras que las políticas expansivas son un instrumento efectivo para facilitar la salida de la misma.

El Gobierno ha sobrestimado en un 45% lo que espera recaudar este año por la subida del IRPF que entró en vigor en enero de 2012 y en un 30% los ingresos que confía obtener tras el incremento del IVA a partir del 1 de septiembre de este año, según el estudio 'Evaluación del impacto recaudatorio de las reformas de IRPF e IVA de 2012 en un contexto de crisis económica' publicado por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas).

Indican que frente a la recaudación esperada por el Gobierno de 5.088 millones de euros por la subida del IRPF, ésta puede quedar reducida a 2.786 millones, lo que representa un 45,2% menos

Los autores del estudio de Funcas, recogido en su último 'Papeles de Economía Española', José Félix Sanz, de la Universidad Complutense de Madrid, y Desiderio Romero, de la Universidad Rey Juan Carlos de la capital, indican que frente a la recaudación esperada por el Gobierno de 5.088 millones de euros por la subida del IRPF, ésta puede quedar reducida a 2.786 millones, lo que representa un 45,2% menos si no se obvian los cambios de comportamientos de los contribuyentes inducidos por el alza fiscal.

Ambos profesores explican que todo incremento fiscal genera una reducción de las bases imponibles, que en el caso concreto del IRPF se nota en la participación laboral o en el número de horas trabajadas. "La creencia de que los agentes económicos no alteran su comportamiento en respuesta a cambios en los impuestos lleva a los gobiernos a efectuar predicciones erróneas de impacto recaudatorio", añaden.

En este sentido, indican que la estimación de recaudación realizada por el Gobierno en el caso del IRPF adolece de este mal "muy extendido", a pesar de que, según el estudio, los contribuyentes siempre ajustan sus conductas cuando se modifican las condiciones económicas.

El Gobierno ha estimado unos ingresos extra de 2.300 millones de euros entre septiembre y diciembre de este año por el alza fiscal, importe que Funcas rebaja a 1.672 millones

Lo mismo sucede, según el estudio, en el caso del incremento aprobado en el IVA a partir del 1 de septiembre de 2012. El Gobierno ha estimado unos ingresos extra de 2.300 millones de euros entre septiembre y diciembre de este año por el alza fiscal, importe que Funcas rebaja a 1.672 millones, aproximadamente un 30% menos.

Asimismo, la estimación oficial muestra que el incremento del IVA generará 10.134 millones de euros en 2013, en tanto que en 2014 será de 9.670 millones, muy por encima de los 6.680 millones calculados por los autores del estudio. Por tanto, concluyen que las estimaciones oficiales podrían estar sesgadas al alza para los años 2013 y 2014 en una cifra próxima al 30% (3.454 millones en 2013 y 2.990 millones al año siguiente).

DÉFICIT Y SALIDA DE LA CRISIS

La mejor vía para estimular una economía con grandes cifras de paro y una capacidad productiva infrautilizada es una expansión del gasto público

En otro estudio, también publicado por Funcas, el profesor Ignacio Zubiri, de la Universidad del País Vasco, asegura que el proceso de recorte del déficit público "sólo agudiza" la crisis económica, mientras que las políticas expansivas, sostiene el autor, son un "instrumento efectivo" para facilitar la salida de la misma.

En su opinión, la mejor vía para estimular una economía con grandes cifras de paro y una capacidad productiva infrautilizada es una expansión del gasto público. En concreto, precisa que un aumento del gasto financiado con deuda produciría en España un crecimiento de 1,5 puntos del PIB. Frente a ello, asegura que las consolidaciones fiscales son "contractivas" y apunta que el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que cada punto de reducción del déficit reduce el PIB en 0,5 puntos.

"Ciertamente hay estudios que dicen lo contrario. Pero la mayoría de las veces tienen serios problemas de identificación", sostiene el autor, quien añade que la "paradoja" es que en un contexto económico como el actual, España y otros países se ven "forzados" a realizar políticas contracíclicas porque los mercados financieros sobrestimaron en el pasado el coste de impago de la deuda exigiendo un interés muy elevado y porque la renuncia a una política monetaria propia ha impedido tomar medidas que contrarrestaran esta actuación de los mercados.

Comentarios