lunes. 24.06.2024
NUEVATRIBUNA.ES /L.M. - 04.08.2010

Técnicos de Hacienda aseguran que Ferrovial pagó cerca de 6 millones de euros en comisiones a CDC, el partido liderado por Artur Mas, para conseguir la adjudicación de diversas obras, como la Ciutat de la Justicia en l’Hospitalet de Llobregat o la Línea 9 del metro de Barcelona. Según el informe entregado por Hacienda al juez Juli Solaz, que investiga el llamado Caso Palau, la constructora se sirvió del entramado montado por Félix Millet, antiguo gestor del Palau, para canalizar los pagos hacia el partido nacionalista catalán.

Ferrovial entregó cerca de 6 millones de euros a Convergència Democràtica de Cataluña (CDC) en forma de comisiones para asegurarse la adjudicación de obras públicas, asegura el documento presentado por los peritos de la Agencia Tributaria. Según presume el informe, los fondos fueron destinados a financiar ilegalmente a CDC. Los técnicos señalan directamente al actual tesorero de Convergencia, Daniel Osácar, como receptor de los pagos de la constructora.

Durante años, Ferrovial se convirtió en el principal mecenas del Palau de la Música de Barcelona. Sin embargo, la generosidad de la constructora perseguía fines menos altruistas, continúa el informe. En realidad la constructora utilizaba las donaciones para conseguir contratos por parte del Gobierno catalán, en manos de los convergentes durante 23 años. En este sentido, el ex directivo de Ferrovial, Pedro Buenaventura negó recientemente en una comisión de investigación que la constructora hubiera financiado a CDC, si bien reconoció haber pedido ayuda a Millet para obtener las adjudicaciones.

En cuanto al receptor de los pagos, la Agencia Tributaria ha puesto nombre y apellidos a Daniel, la persona cuyo nombre aparecía anotado en los papeles obtenidos tras los registros policiales en el Palau. Según los peritos, Daniel se corresponde con Daniel Osácar, actual tesorero de CDC y ex responsable financiero por aquel entonces de la Fundación Trias Fargas, próxima a los convergentes, denominada hoy CatDem.

En sus conclusiones, los técnicos aseguran que “el grueso de las aportaciones de Ferrovial no constituye la contribución al patrocinio publicitario, sino que tienen otra finalidad, cual es satisfacer la contraprestación correspondiente por la adjudicación de obras públicas”, alertan los peritos, que añaden que el Palau de la Música era utilizado “para canalizar los correspondientes pagos”.

Las supuestas comisiones de Ferrovial acaparan 70 páginas del extenso documento firmado por la Agencia Tributaria, según aseguran fuentes conocedoras del informe. Entre 1997 y 2009, la constructora se convirtió en el principal patrocinador del Palau al conceder más de 12 millones de euros en ese período.

Según el documento, “el Señor Millet ha desempeñado un papel extraordinariamente activo, reclamando por un lado la adjudicación de obra pública (así se deduce del archivo en que insta a Carles Torrent –administrador de la Fundación Ramon Trias Fargas– la adjudicación de un contrato determinado, argumentando que “estamos muy atrasados”) y por otro apremiando vehementemente a Ferrovial-Agroman (según se deduce de los faxes remitidos al Sr. Buenaventura) para que no se retrase en la realización de los pagos comprometidos.

Hacienda ha podido comprobar que “en un primer momento sorprendía la magnitud de la aportación de Ferrovial, muy por encima de las aportaciones de otros mecenas”. “También sorprendía que los pagos realizados por Ferrovial-Agroman (habitualmente ingresados en cuentas del Orfeó) eran seguidos de reintegros casi inmediatos destinados a realizar algunos pagos concretos”, añaden los técnicos en alusión a las ramificaciones en CDC.

En 2005, el entonces Presidente Maragall denunció, sin consecuencias, los supuestos cobros de Convergencia a las constructoras. Por su parte, el líder de CiU, Artur Mas, ha afirmado que en el informe de la Agencia Tributaria sobre el desfalco del Palau de la Música "no hay ninguna prueba" que demuestre la financiación irregular de CDC, y ha pedido que se revisen las adjudicaciones de Ferrovial "una por una" porque está convencido estuvieron "bien hechas".

Ferrovial, las comisiones del mecenas