#TEMP
miércoles 18/5/22

Fernández Toxo: "El legado de Marcelino Camacho está en la genética de CCOO"

Son palabras del actual secretario general de CCOO sobre el histórico líder sindical. Cándido Méndez le ha definido como un "indiscutible símbolo de la lucha sindical, un militante romántico y un ciudadano ejemplar".
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 29.10.2010

Ignacio Fernández Toxo ha hablado en la Cadena SER y en RNE de la impronta de Marcelino Camacho en el compromiso de CCOO con los trabajadores y en la lucha por la unidad. Camacho "tuvo un sueño, que era la unidad sindical en España". "No lo logró, pero a cambio dejó un sindicato independiente y el germen de la unidad de acción que hoy preside la relaciones entre CC.OO. y UGT", ha añadido. En su opinión, el fundador de CCOO "fue una persona que supo llegar, coherente con su tiempo, leal con la República y sindicalista desde el primer momento".

Incluso, ha resaltado que "consolidó un sindicato siendo un comunista convencido" y que, "coherente hasta el final, supo retirarse y facilitar el relevo cuando llegó Antonio Gutiérrez" a la dirección del sindicato. Si bien, Toxo ha señalado que pesa más su figura como defensor de las libertades democráticas que su papel como fundador de CC.OO: "Fueron los 14 años de cárceles, destierros y campos de concentración de Marcelino y de tantos que vivieron en aquellas penosas circunstancias, los que permitieron un tránsito modélico a la democracia". Finalmente, ha lamentado que en España siempre se busquen los grandes referentes más allá de las fronteras y ha apuntado que "si Marcelino fuese africano, seguramente hoy sería Premio Nobel".

La Comisión Ejecutiva del sindicato ha hecho la siguiente declaración:

"En la guerra, en el exilio, en la dictadura y en la libertad, Marcelino Camacho siempre luchó al lado de los trabajadores. No en vano fue detenido en numerosas ocasiones y encarcelado durante varios años. Fue el primer secretario general de CCOO, en la clandestinidad de la Asamblea de Barcelona y en el I Congreso, ya conquistada la democracia, en 1978; el militante obrero que, junto a otros muchos sindicalistas, fundó a finales de los 50 las primeras comisiones obreras.

Durante más de 10 años ocupó la secretaría general de CCOO, -posteriormente hasta 1996 ocupó la presidencia-, una organización que él contribuyó decisivamente a transformar en el primer sindicato del país. Era un hombre abierto, firme, coherente y defensor de un sindicalismo de presión-negociación, que desde hace muchos años simboliza la estrategia del movimiento sindical.

Su compromiso con la libertad y el socialismo le llevó muy pronto a ingresar en el PCE, y a protagonizar la lucha política y sindical con el mismo empeño y generosidad. En 1985 formó parte del grupo que fundó IU, organización a la que perteneció hasta el final de sus días.

Pero, sin duda, su mayor legado aparece indisolublemente asociado a la creación y desarrollo de CCOO, un sindicato que modernizó y transformó, a partir de una apuesta decidida y valiente por la autonomía sindical, autonomía que ya es la expresión de identidad más sólida de CCOO. Los que posteriormente le sucedieron en el cargo, Antonio Gutiérrez, José María Fidalgo y el actual secretario general, Ignacio Fernández Toxo no han hecho sino blindar su legado.

Marcelino Camacho estará siempre presente en el proyecto sindical de CCOO, en la reivindicación y en la propuesta, en la negociación y en la movilización. Nos ha dejado Marcelino Camacho, un hombre irrepetible".


UGT ha lamentado "profundamente" el fallecimiento de Marcelino Camacho y ha expresado su pesar y solidaridad a los familiares, amigos y compañeros y muy especialmente, a su esposa, Josefina, su inseparable compañera en la larga trayectoria sindical de este histórico dirigente sindicalista. UGT ha señalado que la historia de Marcelino Camacho es la historia de CC.OO., pero también del comienzo de la unidad de acción con UGT, con la que compartió la defensa de los intereses de los trabajadores desde la clandestinidad frente al sindicato único del régimen franquista.

La organización que dirige Cándido Méndez ha expresado además su reconocimiento por el legado sindical de Marcelino Camacho, "un luchador incansable y comprometido con los derechos de los trabajadores que exigió la democracia política y la libertad sindical en plena Dictadura".

Para UGT, Marcelino Camacho es un "símbolo de la lucha por las libertades", que dedicó su vida a tratar de mejorar las condiciones laborales en España, siendo perseguido por sus ideas y encarcelado durante 9 años en Carabanchel tras el conocido "Proceso 1.001". "En estos momentos de tristeza y pesar para el movimiento sindical, desde UGT queremos también ofrecer el homenaje de sus palabras: 'Ni nos doblaron, ni nos doblegaron, ni nos van a domesticar'", ha subrayado este sindicato.

También ha hablado el ex secretario general de UGT Nicolás Redondo, que compartió muchos momentos difíciles con Camacho, y quien, en declaraciones a RNE, se ha mostrado "dolido" con el fallecimiento del líder sindical. A su juicio, con la perspectiva del tiempo y desde una visión "menos desapasionada", se percibirá "de manera más clara y nítida" la "relevancia" de Marcelino Camacho para una parte "importante" de la izquierda sociológica.

Redondo, que no ha ocultado la "evidente bipolaridad sindical" que existió a veces entre ambos, ha asegurado que todos sus desencuentros fueron de tipo sindical, nunca personal, y que siempre se superaron manteniendo la "unidad de acción" y el "respeto personal".

Unión Sindical Obrera (USO) ha manifestado su consternación ante el fallecimiento de Marcelino Camacho. El secretario general de USO, Julio Salazar, ha expresado en nombre de su sindicato su afecto y reconocimiento a la figura de Marcelino Camacho, tanto por su contribución al logro de las libertades en España, singularmente la libertad sindical y a la instauración democrática, así como por el liderazgo que ejerció en el seno de CC.OO y su trabajo en pro de las mayorías sociales trabajadoras.

"La USO se une a las condolencias por la desaparición de una persona tan emblemática del movimiento sindical español y aboga por que su ejemplo permanezca y perdure en la actual y futuras generaciones de trabajadores y sus organizaciones sindicales", ha subrayado la organización en un comunicado.

SU LUCHA POR LAS LIBERTADES

Es lo que ha destacado la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE que ha expresado su "profunda tristeza" por el fallecimiento del ex dirigente de Comisiones Obreras (CC.OO). A través de un comunicado, los socialistas han subrayado el "compromiso democrático" de Camacho, su "lucha por las libertades" y su "entrega" durante "tantos años" en favor de la defensa de los derechos de los trabajadores españoles y de la mejora de sus condiciones laborales.

El presidente del Gobierno y secretario general de los socialistas, José Luis Rodríguez Zapatero, ha destacado que Camacho ha dedicado su vida entera a luchar por los trabajadores y también gran parte de ella a conquistar la democracia y las libertades, especialmente la libertad sindical. Tras la reunión del Consejo Europeo en Bruselas, Zapatero ha asegurado en rueda de prensa que la figura de Marcelino Camacho merece un "sincero reconocimiento y un homenaje colectivo" pues su persona ha sido un "gran testimonio de coherencia", que ha aportado mucho a la democracia en España.

Por su parte, el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha destacado la lucha del ex secretario general de CC.OO. por los derechos de los trabajadores en un momento en que era "muy costoso" luchar por ellos. Gómez, en declaraciones a RNE, ha afirmado que Marcelino Camacho defendió la lucha obrera con "dignidad y convicción", y que es una figura fundamental para entender la transición democrática y la convivencia en paz de la que hoy disfruta la sociedad española.

El ministro ha aprovechado para reclamar que es preciso "tener mucho cuidado" con los ataques que, desde "buena parte de los medios de comunicación vinculados a la derecha" y desde algunos gobiernos autonómicos como la Comunidad de Madrid, se han realizado a los sindicatos con motivo de la convocatoria de la huelga general el pasado mes de septiembre. "Se ha producido una auténtica campaña de desprestigio del papel de los sindicatos en una sociedad democrática", ha dicho, tras destacar que las centrales sindicales son una "pieza fundamental" de la convivencia y que son "tan responsables" como cualquier institución pública de los avances sociales que se han producido en España en las últimas décadas.

El Príncipe Felipe también ha visitado la capilla ardiente de Marcelino Camacho, donde ha dado el pésame a su familia y a sus compañeros de CC.OO., para expresar que la Corona quiere "rendir homenaje y tributo a su figura histórica en la Transición y a su defensa de los trabajadores y su lucha por los derechos sociales".

Fernández Toxo: "El legado de Marcelino Camacho está en la genética de...
Comentarios