<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
miércoles. 07.12.2022

El PSOE desmiente al PP e insiste en la necesidad de congelar las pensiones

Los socialistas aseguran que el Gobierno "no va a traer esta reforma por decreto", pero advierten de que, si no hay acuerdo, el Ejecutivo podría negociar con los sindicatos un proyecto de ley.
> Amenaza de nuevas movilizaciones
> Para el Gobierno la reforma es "esencial"
> El PSOE desmiente al PP e insiste en la congelación
NUEVATRIBUNA.ES - 07.10.2010

La portavoz socialista en la Comisión Parlamentaria del Pacto de Toledo, Isabel López i Chamosa, ha afirmado que PP y CiU no condicionaron en la reunión de ayer la posibilidad de alcanzar un acuerdo en el Pacto de Toledo a la retirada de la congelación de las pensiones para 2011, y ha insistido en que la congelación se va a mantener porque es una ley aprobada por mayoría en la Cámara.

López i Chamosa, en declaraciones a Telemadrid, ha subrayado que la reunión que celebró ayer miércoles la Comisión "no fue tal mal" y ha insistido en que lo más difícil de acordar es lo referente a la ampliación de la edad de jubilación, porque, por ejemplo, en lo que "parece haber" más consenso es en la extensión del periodo de cálculo de la pensión.

La portavoz socialista ha indicado que se abordaron las cuatro primeras recomendaciones y que se ha optado por dejar "para el final" los temas "más escabrosos".

En su opinión, la responsabilidad de todos los Grupos hace necesario alcanzar un acuerdo en el Pacto de Toledo. En todo caso, la portavoz socialista ha indicado que el Gobierno "no va a traer esta reforma por decreto", pero ha precisado que si pasan los meses y no hay acuerdo, el Gobierno podría negociar con los sindicatos un proyecto de ley.

El PP, A FAVOR DE NEGOCIAR CON LOS SINDICATOS

Por su parte, el portavoz del PP en la Comisión Parlamentaria del Pacto de Toledo, Tomás Burgos, se ha mostrado este jueves a favor de mantener el modelo de concertación existente y negociar con los sindicatos los acuerdos que puedan surgir del Pacto de Toledo.   Burgos ha respondido así al ser preguntado por las declaraciones del presidente de Seopan y ex director general de la Oficina Económica de Presidencia del Gobierno, David Taguas, en las que afirmaba que a los sindicatos hay que consultarles, pero no negociar con ellos la reforma de las pensiones.

El portavoz 'popular', en declaraciones a RNE, ha recordado a Taguas que, aunque el Pacto de Toledo es acuerdo político, sus recomendaciones siempre han sido objeto de acuerdos sociales posteriores con sindicatos y empresarios. "Siempre se ha respetado ese procedimiento. Eso ha funcionado bien y es importante que se mantenga", ha dicho.

Burgos ha reconocido que está "complicado" el acuerdo para renovar el Pacto de Toledo y ha insistido en que, para el PP, es condición 'sine qua non' dar marcha atrás en la congelación de las pensiones, medida que, en contra de lo dicho por el PSOE, no cuenta con el aval de ningún grupo político.

"No se entendería firmar un pacto cuando se está incumpliendo el anterior. Los pactos están para ser cumplidos. En doce ocasiones el Parlamento español, Senado y Congreso, han votado en contra de esa congelación. Por tanto, no hay aval del Parlamento", ha declarado.

Burgos ha precisado que si se aprobó la congelación de las pensiones en sede parlamentaria fue porque el Gobierno introdujo esta medida dentro de un Real Decreto más amplio e impidió que se votara por separado, como pidió, por ejemplo, el PP.

"No se puede construir un nuevo acuerdo sobre los escombros del pacto anterior. Este Gobierno está haciendo añicos el Pacto de Toledo y no sólo con la congelación de las pensiones", ha señalado Burgos, que ha recordado que este acuerdo político incluye 23 recomendaciones sobre las que "nadie puede esperar un acuerdo en 24 horas".

AHORA ES "IMPOSIBLE" TRABAJAR HASTA LOS 67 AÑOS

En cuanto a la edad de jubilación, el portavoz 'popular' ha manifestado que se está centrando mucho la atención en este tema cuando, para el PP, es mucho más importante que el Gobierno "deje de sacar de las cuentas de la Seguridad Social miles de millones de euros todos los años" para financiar otros objetivos que deberían estar financiados con cargo a los impuesos generales.

"Eso sí que crea un boquete económico y un boquete de credibilidad en el sistema y eso es mucho más importante para el sostenimiento del sistema y su futuro que el obligar a los ciudadanos a trabajar dos años más en contra de su voluntad", ha apuntado.

En todo caso, Burgos ha señalado que el mercado laboral actual, afectado gravemente por la crisis, hace "imposible" trabajar hasta los 67 años. "Lo único que van a tener los ciudadanos es una pérdida de pensión brutal porque van a ser penalizados por no llegar a jubilarse a esa edad", ha advertido.

Por su parte, el portavoz de CiU en la Comisión, Carles Campuzano, afirmó el miércoles que existe posibilidad de acuerdo sobre el cambio en la edad de jubilación, que el Gobierno quiere elevar hasta los 67 años, pero reclama que se deje trabajar a este órgano "con tranquilidad" y pronostica que la negociación sobre el futuro del sistema de pensiones aún se prolongará durante algunos meses porque "quedan muchas cosas por hacer".

Respecto a la edad de jubilación, Campuzano está convencido de que "todas las políticas que vayan orientadas a facilitar que la gente trabaje más allá de los 65 años se deben impulsar" y también de que "hay un recorrido importante" para fomentar medidas que dificulten que los trabajadores abandonen sus puestos antes de los 65 años.

El PSOE desmiente al PP e insiste en la necesidad de congelar las pensiones
Comentarios