martes 19/10/21

El ‘metal’ protestará ante la sede de CEOE

L.M.
Los sindicatos denunciarán el “bloqueo” de la patronal a la negociación colectiva, la piedra angular que frena los avances en materia de diálogo social.
NUEVATRIBUNA.ES - 15.10.2009

Los sindicatos redoblarán este viernes su presión sobre los empresarios con una concentración convocada a las puertas de la patronal en Madrid y dirigida a denunciar el bloqueo de la negociación colectiva, el principal escollo para retomar otra mesa de mayor alcance como es la del diálogo social.

A las doce y media del viernes, trabajadores del metal madrileño llevarán a cabo una concentración en la calle Príncipe de Vergara, 74 de Madrid, a escasos metros de la sede de la patronal CEOE, con la intención de protestar contra la “posición de bloqueo” que, según los sindicatos, mantienen las organizaciones patronales del sector.

Esta concentración dará el pistoletazo de salida para una serie de protestas que culminarán en una huelga del sector convocada para el próximo 28 de octubre con carácter nacional, y que afectará a medio millón de trabajadores en 18 provincias españolas, explican en CCOO y UGT.

Según los representantes de los trabajadores, la patronal Confemetal está bloqueando en estas provincias la renovación de los convenios, tanto sectoriales como subsectoriales.

Además, esta primera huelga puede ser un primer paso para una gran movilización contra la CEOE que los sindicatos ya han anunciado para la primera quincena de diciembre, si negociación colectiva continúa bloqueada.

La "mejor noticia" que podía darse ahora mismo para el diálogo social sería la de que sindicatos y empresarios cerraran un acuerdo sobre negociación colectiva, dijo hoy el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho. Eso significaría que "al día siguiente" podría reanudarse el diálogo social tripartito –entre Gobierno, empresarios y sindicatos-, donde se tratan cuestiones más generales que afectan a la recuperación económica.

En cambio, CEOE interpretó ayer la nueva caída de los precios en septiembre (-1 por ciento) como un aval a su posición en materia de negociación colectiva. Según la patronal, el descenso del IPC por séptimo mes consecutivo “avala” su defensa a favor de subidas salariales entre el 0 por ciento al 1 por ciento. Según la patronal, este incremento no sólo ayudaría a mantener el poder adquisitivo de los trabajadores, sino que también es la propuesta "adecuada" para la situación de la economía española.

Por su parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, atribuyó la séptima caída mensual del IPC, hasta el -1 por ciento interanual en septiembre, a que las entidades financieras "siguen bloqueando" el acceso de las familias y ‘pymes’ a los créditos, y calificó de "poco probable" que la inflación cierre este año en tasas positivas, ya que "la tendencia negativa no parece remitir".

En cuanto a la negociación colectiva, el secretario general de MCA-UGT, Manuel Fernández López, 'Lito, lamentó la "simplificación" de relacionar la negociación del convenio con la revisión salarial y advirtió de que, si no se desbloquean las conversaciones, los sindicatos realizarán "acciones posteriores y contundentes".

Junto a esto, pidió a la patronal del sector, Confemetal, que "asuma compromisos" y "se implique más", y advirtió de que "si no se desbloquea la situación" se producirán movilizaciones "de carácter general".

CHAVES DEFIENDE LA REFORMA, PERO NO AHORA

Por otro lado, el vicepresidente tercero del Gobierno de la Nación y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, defendió el miércoles una posible reforma laboral, aunque argumentó que, dada la actual situación de crisis económica y financiera, "no parece el momento más oportuno".

Según Chaves, "la modernización de nuestras relaciones laborales no puede circunscribirse, como se hace con demasiada frecuencia, a la reducción de costes laborales o al abaratamiento del despido”. En su opinión, “eso no es caminar hacia delante, sino hacia atrás".

"Sin embargo --aclaró--, hay otros aspectos que, desde el punto de vista de la productividad de nuestra economía tienen, sin duda, una mayor incidencia, tales como las mejoras en nuestro sistema de negociación colectiva, las facilidades para la movilidad laboral, y los cambios necesarios en la oferta de formación profesional", asuntos éstos "que pueden y deben ser abordados en el imprescindible diálogo social".

CORBACHO RECUERDA A LA PATRONAL LOS BAJOS SALARIOS

Por su parte, el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, pidió este jueves a la CEOE menos declaraciones y "más voluntad de diálogo" para poder llegar a acuerdos sociales, al tiempo que le recriminó que critique la fiscalidad empresarial en España y no hable, por ejemplo, de que los salarios aquí son muy bajos.

Corbacho, en declaraciones a los medios antes de participar en una jornada sobre la Estrategia de Lisboa organizada por UGT, respondía así al ser preguntado por las críticas que está vertiendo la organización empresarial contra el Gobierno en diversos temas, entre ellos los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2010, que la patronal juzga inadecuados para afrontar la crisis económica.

El ministro señaló que si la CEOE quiere hablar de reformas, el Gobierno no tiene ningún problema en hacerlo, pero inmediatamente añadió que debería tratarse de una discusión de carácter "global".

"Lo que creo es que deberíamos trabajar con más voluntad de diálogo para buscar acuerdos y hacer las declaraciones justas. La CEOE dice que hay que hacer reformas, pues de acuerdo, pero hablemos de las reformas globalmente. La CEOE dice que España tiene la fiscalidad más alta de Europa para las empresas, pero también tiene los salarios más bajos. Por tanto, hablemos globalmente de todo, sumando esfuerzos para salir cuanto antes de la crisis y con las reformas que se convenga", manifestó.

El ‘metal’ protestará ante la sede de CEOE
Comentarios