martes. 05.03.2024

El Gobierno redobla sus presiones en vísperas del Primero de Mayo

Toxo se zafa del ultimátum dado por el Gobierno para cerrar en tres semanas la reforma laboral Un centenar de actos conmemoran este sábado el Día del Trabajo en su 120 aniversario, bajo el lema 'Por el empleo con derechos y la garantía de nuestras pensiones'.
NUEVATRIBUNA.ES /L.M. - 30.04.2010

El secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, ha rechazado el plazo de tres semanas anunciado por el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, para alcanzar un acuerdo sobre la reforma laboral, y aseguró que dicho ultimátum "no compromete" a los agentes sociales.

"Si el Gobierno quiere auto emplazándose, mandado mensajes de cara a la galería, que lo haga, pero esto no nos compromete a los demás", indicó Toxo antes de presentar el libro El 1º de Mayo en España.

Este año, las celebraciones del Día del Trabajo vienen marcadas por la crisis económica más grave que ha sufrido España en los últimos tiempos, y sobre todo, por la negociación de la reforma del mercado laboral, identificada por algunos como un lenitivo que permitiría al país salvar en parte el bache económico, algo que los sindicatos niegan.

UGT y Comisiones Obreras, los dos sindicatos mayoritarios en el país, celebran de forma conjunta y bajo el lema Por el empleo con derechos y la garantía de nuestras pensiones este Primero de Mayo, en que unas 80 manifestaciones recorrerán las calles de las principales ciudades de todo el país en demanda de una salida a la crisis sin daño para los derechos de los trabajadores.

Entre las manifestaciones destaca la que mañana sábado recorrerá Madrid, a partir de las 12 de la mañana, con salida en la Plaza de Neptuno y en la cual participarán los líderes sindicales, Cándido Méndez, por UGT, e Ignacio Fernández Toxo, por Comisiones Obreras.

Al cierre de la manifestación, Toxo y Méndez se dirigirán a los trabajadores congregados en la parte final del recorrido, en la Puerta del Sol. Los sindicatos esperan una presencia “muy visible” de trabajadores en la manifestación del sábado, que por primera vez en muchos años, no coincide con un puente festivo en la capital.

Los sindicatos llegan a este Primero de Mayo inmersos en la negociación con los empresarios y el Gobierno. Un año después del fracaso de la mesa del Diálogo Social, los agentes sociales negocian en la actualidad la reforma del mercado de trabajo. Tras meses de conversaciones infructuosas, el Gobierno semeja estar cansado de esperar a la llegada de un acuerdo. En este sentido, el Ejecutivo amenazó ayer con “tomar medidas” si la mesa de negociación no llega a un acuerdo en las próximas tres semanas.

Las centrales afirman que la reforma laboral no es determinante en la creación de empleo, en un contexto de galopante crisis económica. Por eso se inclinan por firmar un pacto en dos fases, que deje para más adelante la reforma de los mecanismos de contratación, en la picota tras la destrucción masiva de puestos de trabajo temporales.

Mientras el Gobierno se resiste a conceder nuevos plazos –presionado por la tormenta financiera iniciada en Grecia- los empresarios insisten en sacar tajada de la negociación, según acusan los sindicatos, y piden una reforma “ambiciosa y de calado” que incluya una rebaja del coste del despido y de las cuotas que pagan a la Seguridad Social.

Sin embargo, la patronal sufre un desgaste muy fuerte, afirman otros, por la situación de su presidente, Gerardo Díaz Ferrán, algunas de cuyas empresas atraviesan una situación crítica. Así, los sindicatos ven en este Primero de Mayo una gran oportunidad para demostrar su fuerza, también debilitada por su complacencia, denuncian otros, con el Gobierno, pese a la destrucción masiva de empleo.

CITA: Mañana, sábado, en Madrid, a las 12 de la mañana, en la Plaza de Neptuno, una manifestación partirá en dirección a la Puerta del Sol, donde intervendrán, además de los mencionados Toxo y Méndez, sus homólogos en Madrid, los secretarios generales de la rama madrileña de UGT y CCOO, José Ricardo Martínez y Javier López, respectivamente

LEMA: ‘Por el empleo con derechos y la garantía de nuestras pensiones'

El Gobierno redobla sus presiones en vísperas del Primero de Mayo