domingo. 14.04.2024

El Gobierno quiere recortar el periodo que tienen los parados para rechazar ofertas

Busca apoyo parlamentario para sacar adelante la enmienda que incorpora la rebaja de 100 a 30 días del llamado 'periodo de gracia'. "Es razonable que en estos supuestos sea incompatible la prestación", dice el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho.
NUEVATRIBUNA.ES - 23.08.2010

El Gobierno pretende rebajar de 100 a 30 días el "periodo de gracia" con que cuentan los parados para rechazar ofertas de empleo o formación cuando se inscriben en los servicios públicos de empleo. Además, buscará mayor claridad legal para que se les retire la prestación económica a desempleados que se nieguen a aceptar estas ofertas.

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, considera “razonable” que a una persona que no acepte ni formación, ni itinerarios ni ofertas laborales se le niegue la prestación por desempleo, según reveló este lunes en una entrevista radiofónica. "No parece razonable, si queremos en un futuro ir a potenciar las políticas activas de empleo, que haya periodos largos en los que una persona no tenga que aceptar una oferta de trabajo si se produce", declaró el ministro.

El ministro también considera "razonable" que a una persona que no acepte ni formación, ni itinerarios ni ofertas laborales se le niegue la prestación por desempleo. "Es razonable que en estos supuestos sea incompatible la prestación", dijo Corbacho, quien recordó que, aunque estos casos ya pueden darse con la legislación actual, existen "lagunas" que el Gobierno quiere precisar.

El Ejecutivo quiere introducir estos cambios en el texto de la reforma laboral, que ahora se encuentra en el Senado. De hecho, el Grupo Socialista ya ha incorporado una enmienda en esta dirección, lo que ha ocasionado críticas de las centrales sindicales. En principio, la enmienda socialista introducida en la reforma laboral propugnaba la pérdida de la prestación si el desempleado rechazaba acciones de formación desde el primer día, pero, de las palabras de Corbacho, se deduce que el Gobierno está buscando apoyos para que el texto final incorpore la rebaja de 100 a 30 días del llamado 'periodo de gracia'.

Esta enmienda no ha gustado nada a los sindicatos, que entienden que mejorar la ocupabilidad de los parados no pasa por sancionarles, sino por aumentar la inversión en políticas activas de empleo para adecuarlas a las necesidades del mercado de trabajo.

CAUSAS OBJETIVAS DEL DESPIDO

En cuanto a la aparición de nuevas enmiendas en el Senado a la reforma laboral que pretenden modificar la definición de las causas objetivas del despido que salió del Congreso, Corbacho confió en que no salgan adelante, pues dijo que el Gobierno "se siente cómodo" con la redacción que se pactó en la Cámara Baja.

Preguntado por los cambios introducidos en la prórroga de los 426 euros (han quedado excluidos de esta ayuda los parados de entre 30 y 45 años que no tengan cargas familiares), Corbacho indicó que, ahora que se empiezan a percibir mejoras, era el momento de reorientar esta ayuda.

El Gobierno quiere recortar el periodo que tienen los parados para rechazar ofertas