miércoles. 12.06.2024
PROMOVERÁ APLAZAR LOS DESALOJOS

El Gobierno permitirá la dación en pago en familias sin ingresos y con todos sus miembros en paro

El Gobierno promoverá el código de buenas prácticas entre el sector bancario al que las entidades se podrán acoger de forma "voluntaria". El ministro Luis de Gunidos dejó abierta la "posibilidad" de que bancos asuman "parte" del riesgo de las garantías hipotecarias. 

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha anunciado que el Gobierno permitirá acogerse a la dación en pago, la entrega de la vivienda para saldar la hipoteca, a las familias con todos sus miembros en paro y que no cuenten con ingresos adicionales para afrontar el pago de sus hipotecas, siempre que se trata de la primera vivienda. "La dación en pago debe ser una excepción, pero la triste realidad es que algunas viviendas que entregan las familias es el único activo que tienen", aseguró el ministro en respuesta en una interpelación del diputado de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) Joan Coscubiela Conesa en el Congreso sobre la dación en pago y los abusos de las entidades financieras.

Dentro de una serie de medidas recogidas en un "código de buena práctica" y reformas de carácter legal, el ministro adelantó que el Gobierno propondrá que al menos durante dos años estas familias puedan habitar en la vivienda antes de su desalojo. En concreto, estE periodo "prudencial" podría ser también prorrogable si las familias acuerdan con la entidad financiera una cuota de pago que sea considerado "justo".

Para considerar a estas familias dentro de lo que De Guindos definió como "umbral de exclusión", la dación en pago se permitiría si se condiciona a que se trate de la primera vivienda y a que las familias no cuenten con rentas y patrimonio adicionales. El titular de Economía advirtió de que habrá que actuar con "cautela" para evitar un acogimiento a esta cláusula de forma "abusiva y fraudulenta".

De Guindos aseguró que estas medidas legislativas se estudiarán con el Ministerio de Justicia, para después promover el código de buenas prácticas entre el sector bancario. Eso sí, aclaró que las entidades se podrán acoger a este código de forma "voluntaria". En este sentido, el ministro también propuso reestructurar las deudas hipotecarias fijando el pago del capital que se adeuda de forma "proporcional" en el número de cuotas pagadas. Asimismo, dejó abierta la "posibilidad" de que las entidades financieras asuman "parte" del riesgo de las garantías hipotecarias. "Parece razonable que por la deficiente tasación la entidad sea copartícipe", subrayó.

INTERESES DE DEMORA "ABUSIVOS"

Para el colectivo considerado por el Gobierno en el "umbral de exclusión", el ministró también propuso atenuar los intereses de demora, pues admitió que éstos son "abusivos" y existe margen legal para flexibilizarlos. "El Gobierno es muy sensible a la situación que ha generado la percepción social del gran numero de ejecuciones hipotecarias", defendió De Guindos ante la acusación del diputado de la Izquierda Plural de que el Gobierno "permanece impasible".

NO ES LA "SOLUCIÓN MÁGICA"

Pero el ministro avisó de que lejos de planteamientos "demagógicos", la dación en pago no es la "solución mágica", y puso el acento en que puede mermar la concesión de crédito y reducir el plazo de amortización y la cuantía de los préstamos hipotecarios. "Hay que enmarcarlo en familias incluidas en umbral de exclusión", enfatizó. Coscubiela Conesa recordó que unas 150.000 familias han sido desahuciadas en los último cuatro años de su vivienda habitual, y subrayó que si el Gobierno ayuda a las familias en situación de impago impulsaría también al sector financiero. "El Gobierno sí es sensible a este tema", replicó De Guindos.

ICV CRITICA LA "RUPTURA ÉTICA" PROVOCADA POR ALS ENTIDADES FINANCIERAS

Joan Coscubiela, diputado de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) en el Congreso de los Diputados, ha interpelado al ministro de Economía, Luis de Guindos, sobre la dación en pago y los abusos de las entidades financieras. En su intervención, el diputado ecosocialista ha criticado “la ruptura ética provocada por las entidades financieras, sus abusos y el trato absolutamente discriminatorio que reciben las familias, en relación al que reciben otros acreedores más poderosos como constructoras, inmobiliarias o grandes propietarios de suelo”.

Coscubiela considera que “nuestro país vive desde años un grave drama humano que, hasta ahora, no ha merecido ni la atención, ni mucho menos la acción del Gobierno”. Y ha recordado algunos datos: entre 2007 y el tercer trimestre de 2011 se han iniciado en España 328.687 procedimientos de ejecución hipotecaria. Entre el 2008 y 2011, se han producido 151.369 procesos de desahucio, la mayoría de la vivienda habitual, que han dejado en la calle a miles de familias enteras, en muchos casos con hijos.

En palabras de Coscubiela, “éste es, junto al paro de larga duración y el millón y medio de hogares sin ningún miembro de la familia trabajando, uno de los efectos más dramáticos de esta crisis”. Y ha recordado que “a pesar del impacto que los desahucios están teniendo en muchas familias y de las movilizaciones llevadas a cabo por la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, este drama humano no ha merecido la atención del Gobierno ni del de antes del 20 de noviembre, ni del actual”.

El diputado de ICV se ha preguntado “¿qué sucedería si más de 150.000 personas tuvieran que abandonar su vivienda como consecuencia de una catástrofe de la naturaleza? Seguro que todo el país y el Gobierno se volcarían en ello”. En este sentido ha enfatizado “los 150.000 desahucios no son una catástrofe provocada por la naturaleza, sino por un sistema económico injusto y salvaje”. “Y merecen, -concluye- exigen, la atención del Gobierno y de esta Cámara”.

Coscubiela considera que “la explicación a la nula actividad política del Gobierno no es otra que la fuerza que ostentan las poderosas entidades financieras de este país, la impunidad con la se mueven y la connivencia del poder político con ellos”.

“En la mayoría de los casos asistimos a situaciones escandalosas –ha explicado el diputado de ICV-, elevados tipos de interés para la morosidad, adjudicaciones de viviendas por los bancos por cantidades irrisorias, enriquecimiento inmoral de estas entidades que, después de la adjudicación, obtienen en el mercado precios muy superiores, que sólo revierten en el banco y no en las familias deudoras y más recientemente la generalización de las ejecuciones extrajudiciales ante notario, con muchas menos garantías y más abusos”.

Coscubiela ha recordado que “para dar cobertura a la dación en pago a las inmobiliarias, se están utilizando una parte de los recursos públicos que directa o indirectamente reciben vía avales, adquisición de activos o créditos del FROB y que en total asciende a 137.000 millones de euros”.

En este sentido, el diputado ecosocialista ha denunciado que “mientras los bancos utilizan recursos públicos para cubrir los agujeros dejados por las inmobiliarias, entre los años 2007 y 2010 declaran unos beneficios cercanos a los 50.000 millones de euros; esos mismos bancos se niegan a aceptar la dación en pago de las familias desahuciadas”.

En palabras de Coscubiela, “si hay voluntad política se puede intervenir, y le pedimos que lo haga ya, urgentemente, para que en todas las entidades con participación del FROB se aplique de forma inmediata la dación en pago y con las viviendas se pueda configurar un parque público que facilite el acceso a una vivienda digna”.

“Lo contrario –finaliza el diputado de ICV- sería seguir al servicio de los especuladores inmobiliarios que nos han llevado a esta crisis como país y ser cómplice de la injusticia que para muchas familias supone ser desahuciadas y quedarse además con una deuda de por vida, por el único delito de querer disponer de una vivienda digna”.

El Gobierno permitirá la dación en pago en familias sin ingresos y con todos sus...