#TEMP
martes. 05.07.2022

El Gobierno reducirá un 14,4 por ciento su presupuesto en política educativa para 2013 con respecto al ejercicio anterior, por lo que dispondrá de un total de 1.944,73 millones de euros, según se recoge en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2013, presentado en el Congreso por el ministro de Hacienda y Administraciones, Cristóbal Montoro.

En este sentido, en la rueda de prensa tras presentar el proyecto de ley, Montoro ha destacado que las dotaciones para aquellas becas más representativas, tanto universitarias como no universitarias, junto con la compensación de las universidades, alcanzan los 1.163 millones de euros, 23 millones de euros más que en 2012, lo que supone un incremento del 2,4 por ciento.

Por su parte, el programa de Becas y ayudas a estudiantes tendrá una dotación de 1.22,17 millones --un 3,8 por ciento menos que el año anterior-- y garantiza que la falta de recursos económicos "no afecte al acceso y a la continuidad de estudios de ningún estudiante, manteniendo la corresponsabilidad de quien recibe ese esfuerzo de la sociedad", según detalla el Gobierno en los PGE.

De este modo, se financian, entre otras, convocatorias como el programa español de ayudas para la movilidad de estudiantes Séneca, las becas y ayudas de carácter general (niveles universitarios y no universitarios), las becas para el aprendizaje de lenguas extranjeras y la aportación complementaria para el desarrollo del programa comunitario Erasmus.

Por otro lado, la partida para las enseñanzas universitarias alcanza la cifra de 122,35 millones de euros (un 18,3 por ciento menos que el año anterior), dato que comprende la financiación de los centros y escuelas universitarias de Ceuta y Melilla y las dotaciones para el funcionamiento de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación, cuya actuación permite conocer el rendimiento de los servicios universitarios.

En este ámbito, corresponde al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte participar en la financiación de la Universidad Nacional de Educación a Distancia y de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, según detalla el texto.

Por su parte, para el programa de Educación Infantil y Primaria, el Gobierno ha establecido una partida de 159,84 millones de euros, un 4,4 por ciento menos, con el objetivo de asegurar un puesto escolar en educación primaria para todos los alumnos en "condiciones suficientes de calidad", además de asegurar un puesto escolar gratuito en el segundo ciclo de la educación infantil.

Mientras, el presupuesto de Educación Secundaria, formación profesional y Escuelas Oficiales de Idiomas se sitúa en 108,49 millones de euros, lo que representa un descenso del 38,3 por ciento respecto al año anterior. Esta partida incluye la financiación del programa de cooperación territorial con las comunidades autónomas, destinado a la mejora de la formación profesional y reconocimiento de competencias profesionales adquiridas por la experiencia laboral.

De este modo, según el Gobierno, "se apuesta decididamente por la mejora de la enseñanza sostenida con fondos públicos, considerándose esencial la plena escolarización". También se continuarán desarrollando los programas de cualificación profesional inicial para que todos los alumnos alcancen competencias profesionales propias de una cualificación de nivel uno de la estructura actual del Catálogo Nacional de Cualificaciones y de la Formación Profesional y que tengan la posibilidad de una inserción sociolaboral "satisfactoria".

DESCENSOS EN DEPORTE Y EDUCACION COMPENSATORIA

Otras de las reducciones más importantes se producen en los programas deporte en edad escolar y en la Universidad (un 86,1 por ciento, con 1,85 millones), la educación compensatoria (un 68,6 por ciento, con 53,26 millones), las enseñanzas artísticas (un 27,2 por ciento, con 5,37 millones) y la formación permanente del profesorado (un 18,2 por ciento, con 3,45 millones de euros). Por el contrario, la única partida que asciende es la de enseñanzas especiales, con 15,1 millones hasta alcanzar los 2,20 millones de euros.

El Gobierno especifica que, el sistema educativo actual no permite progresar hacia una mejora de los resultados, como ponen en evidencia los resultados obtenidos por los alumnos españoles en las pruebas de evaluación internacionales como PISA (Programme for International Student Assessment), las elevadas tasas de abandono temprano de la educación y la formación y el reducido número de estudiantes que alcanza la excelencia.

Por ello, defiende la reforma del sistema educativo "que permita desarrollar al máximo el potencial de cada alumno" ya que el nivel educativo de un país determina su capacidad de competir con éxito en la arena internacional y afrontar los futuros desafíos.

El Gobierno destina un 14,4% menos a la política educativa
Comentarios