<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 01.12.2022

El Gobierno descarta decretos para sacar adelante las reformas aún pendientes

Trabajo apunta que "las comunidades autónomas que tengan más desempleo recibirán más fondos". Rubalcaba precisa el calendario legislativo "prioritario" del Ejecutivo.
NUEVATRIBUNA.ES - 19.11.2010

El Gobierno descartó este viernes emprender reformas por la vía del decreto ley, como ya ocurriera con la del mercado laboral. La intención del Ejecutivo se refiere a un calendario de aprobación de leyes que contempla reformar las pensiones en el primer trimestre de 2011, las políticas activas de empleo en enero y la negociación colectiva en marzo, según afirmó, tras el Consejo de Ministros, el portavoz del Gobierno y vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Rubalcaba garantizó la "voluntad de acuerdo" del Ejecutivo para acometer las reformas estructurales aún pendientes en materia laboral. En concreto, el 'número dos' del Gobierno reiteró que la reforma de las pensiones y de las políticas activas de empleo se fijan como "línea prioritaria", por lo que las consideró, junto a  la de la negociación colectiva, como "claves" para la recuperación económica.

Rubalcaba también quiso dejar claro que este calendario legislativo "prioritario" no agota la acción del Gobierno, ya que advirtió de que habrá "algunas leyes" que no se recojan. En cuanto a la ley que inició la segunda legislatura del Gobierno de Zapatero como 'medida estrella', la Ley de Economía Sostenible, Rubalcaba confió en que ésta se pueda aprobar definitivamente "a primeros de febrero".

MÁS DINERO PARA FORMAR A LOS PARADOS

Por su parte, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, apostó por equilibrar los fondos para formación que reciben los desempleados y los ocupados, y que actualmente se reparten entre un 40 por ciento y un 60 por ciento del total, respectivamente, de forma que perciban "al menos, mitad y mitad". Ello supone destinar 1.050 millones de euros para cada colectivo.

Así lo ha indicado tras reunirse, junto a la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, con los responsables autonómicos de empleo para preparar el terreno de la reforma de las políticas activas de empleo, que el Gobierno quiere tener lista el próximo mes de enero.

Gómez ha señalado que la actual coyuntura del empleo requiere más formación, detrayendo fondos de la formación continúa en favor de los desempleados, nuevos programas de empleo que respondan más a la nueva economía y una reforma "profunda" de los servicios públicos de empleo.

El responsable de Trabajo ha apuntado que "las comunidades autónomas que tengan más desempleo recibirán más fondos" para políticas activas, que en total ascienden a 7.500 millones de euros, aunque ha precisado que ello no supondrá una diferencia "sustancial" respecto al actual reparto.

En este punto, ha recordado que en comunidades como Andalucía, Canarias o Extremadura la tasa de paro supera el 25 por ciento, mientras que éste porcentaje es muy inferior en otras como País Vasco o La Rioja. En su opinión, "tiene que ser posible que las políticas activas de empleo concedan flexibilidad para lo que se realice en unas y otras sea diferenciado" y no haya "calcos" de una misma política en todos los territorios.

Por otro lado, el ministro de Trabajo ha resaltado que los servicios públicos de empleo estrecharán su colaboración con el sector público para sumar esfuerzos, algo que ha llegado a calificar como "la clave y el secreto de la reforma".

EL CALENDARIO DE LA REFORMA

Trabajo prevé mantener un proceso "intenso" de reuniones hasta enero con las comunidades autónomas para ultimar la reforma. Así, volverá a sentarse con ellas el próximo 25 de noviembre. En dicho encuentro, ha avanzado Gómez, estarán presentes los directores de los servicios autonómicos de empleo, el director general del Servicio de Empleo Estatal, Antonio Toro, y la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez. Cuatro días después, el 29 de noviembre, la cita será con patronal y sindicatos, en una reunión que el ministro de Trabajo ha confiado que sea a tres bandas.

Según Gómez, que ha señalado que esa será la tónica del diálogo durante las próximas semanas, una reunión con las comunidades autónomas y otra posterior con los agentes sociales, se ha referido a las críticas de algunos responsables autonómicos que han considerado el calendario demasiado apretado. "Es ambicioso", ha reconocido Gómez.

El Gobierno descarta decretos para sacar adelante las reformas aún pendientes
Comentarios