jueves 09.04.2020

El gasto en pensiones se eleva hasta 121.556,2 millones en 2013, un 4,9% más

La aportación del Estado para complementos a mínimos se duplica y el crédito para el pago de prestaciones del Fogasa se reduce casi un 32%

El gasto en pensiones presupuestado por el Gobierno para 2013 asciende a 121.556,51 millones de euros, lo que representa un incremento del 4,9% en relación a 2012, según se recoge en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el próximo año.

Al pago de pensiones en su modalidad contributiva se destinarán en 2013 un total de 106.350,1 millones de euros, un 4,3% más, como consecuencia del incremento del colectivo de pensionistas, del mayor efecto sustitución y de la subida de todas las pensiones en un 1% para el próximo año.

En cuanto al ámbito no contributivo, el crédito destinado en el ejercicio 2013 para las pensiones no contributivas se situará en 2.475,55 millones de euros, un 24% más que en 2012.

La aportación del Estado para financiar los complementos de pensiones mínimas se incrementará en 4.088,98 millones de euros, un 107,4% más en términos relativos. El Gobierno explica que esto supone un "significativo esfuerzo" por parte del Estado en el actual proceso de reducción del gasto para alcanzar el objetivo de déficit, así como una "apuesta por la sostenibilidad del sistema de la Seguridad Social".

Por su parte, la cuantía presupuestada para el Régimen de Clases Pasivas del Estado asciende a 11.865,6 millones de euros, un 8,2% más. Estas prestaciones también subirán un 1% este año.

Para el pago de pensiones e indemnizaciones que tienen su origen en la Guerra Civil, lo que se conoce como pensiones de guerra, la cantidad destinada en 2013 será de 284,3 millones de euros, un 9,6% menos.

AUMENTA UN 0,5% LA DOTACIÓN PARA INCAPACIDAD TEMPORAL.

La dotación asignada en los Presupuestos de 2013 para proteger las situaciones de maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y riesgos durante la lactancia natural ascenderá a 2.309,8 millones de euros, un 2,5% menos que en 2012.

Por su parte, se destinarán un total de 5.830,6 millones de euros (+0,5%) al pago de subsidios por incapacidad temporal, prestaciones que concede la Seguridad Social a través de las entidades gestoras o de las mutuas por bajas laborales derivadas de enfermedades comunes o profesionales, y accidentes no laborales o laborales.

En 2013, el Gobierno ha previsto un crédito de 49,3 millones de euros para financiar la pérdida de ingresos derivada del sistema por cese de actividad de los autónomos.

A las prestaciones económicas del mutualismo administrativo se dedicarán 360,45 millones de euros en 2013, un 18,8% menos, mientras que a las prestaciones de garantía salarial se destinarán 868,39 millones de euros, un 31,9% menos, correspondientes en su mayor parte al pago de prestaciones del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).

El Gobierno explica que esta reducción en el crédito del Fogasa se debe a que el decreto antidéficit de julio artículo una serie de medidas para presentar la viabilidad financiera de este organismo, entre ellas la reducción de las cantidades a abonar en concepto de salarios atrasados y de su duración, así como de las indemnizaciones.

El gasto en pensiones se eleva hasta 121.556,2 millones en 2013, un 4,9% más
Comentarios