#TEMP
lunes 23/5/22

El G-7 es menos pesimista que el FMI y sitúa la recuperación a finales de año

No obstante, los ministros de Finanzas de las naciones más desarrolladas advierten de que no será posible empezar a remontar la situación de crisis hasta que los bancos no se limpien de activos tóxicos.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 25.4.2009

El G-7 ha reconocido que el deterioro económico se está ralentizando y que ya hay signos de estabilización, pero urge a seguir trabajando para restaurar el crédito y mejorar la solidez de la banca, incluso con inyecciones de capital. Los últimos datos sugieren que el ritmo de caída de nuestras economías es más lento y están emergiendo signos de estabilización. La actividad económica debería comenzar a recuperarse a finales de este año, dijo el G-7 en un comunicado al concluir su reunión ministerial en Washington.

Los ministros de Finanzas del G-7, el grupo de naciones más desarrolladas, señalan en el texto que "la actividad económica debería empezar a recuperarse a lo largo de este año, aunque el panorama seguirá siendo débil y persisten los riesgos de empeoramiento". El comisario de Economía de la Unión Europea, Joaquín Almunia, ha señalado tras el encuentro que el grupo de los países más ricos del mundo evalúa la situación actual con "moderado optimismo".

Aunque el G-7 no es tan pesimista como el FMI, que aplaza la recuperación para el próximo año, coincide en que la salida del túnel no será posible hasta que se limpien los bancos. El FMI calcula que las pérdidas globales pueden rebasar los 4 billones, con B, de dólares. Y estima que los bancos necesitarán otra inyección para salir adelante. 550.000 millones en Estados Unidos y 750.000 millones en la eurozona.

Precisamente este viernes el FMI ha señalado que la recuperación en la UE empezará a verse a "principios de 2010" y que en todo caso dependerá de lo eficiente que sean las medidas de los gobiernos para mejorar el sistema financiero y de la rapidez con que los bancos se desprendan de los activos tóxicos de sus balances. "Nada funcionará correctamente si no se hace", ha advertido.

El G-7 se ha comprometido a tomar medidas según sea necesario: suministrar liquidez, inyectar capital, proteger los ahorros y extraer los activos tóxicos. El FMI ha abogado explícitamente por la nacionalización de las entidades con problemas. Bien por la puerta de atrás, comprando acciones o convirtiendo en ordinarias las preferentes, bien por la puerta delantera, con los gobiernos asumiendo directamente el control de los bancos.

El G-7 es menos pesimista que el FMI y sitúa la recuperación a finales de...
Comentarios