#TEMP
martes. 28.06.2022

El FMI quiere más: mayor flexibilidad del mercado laboral y un despido aún más barato

El Fondo Monetario Internacional (FMI) nos ha dado sus bendiciones y aún así sigue poniendo 'peros'. No parece que nada satisfaga a la voracidad del organismo internacional, que pide ahora que los planteamientos de la reforma laboral vayan todavía más lejos...
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 31.7.2010

...y que para ello el Gobierno impulse en el proceso de tramitación en el Parlamento "reformas más profundas". Opina que las indemnizaciones por despedido se deben reducir al menos hasta los niveles medios de la UE, lo que debe complementarse con una mayor aclaración de las condiciones del despido procedente, la descentralización del proceso de fijación de salarios y la eliminación de la indexación salarial.

Por lo demás, el FMI ha mostrado su apoyo al "ambicioso" programa de consolidación fiscal y a las "valientes" medidas puestas en marcha por España para hacer frente a sus problemas económicos, aunque alerta de que están basadas en proyecciones potencialmente optimistas y que el logro de los objetivos debería ser "más creíble". Advierte de que la recuperación en España será "lenta y frágil" y que la previsión del crecimiento sigue siendo "incierta" debido a la inestabilidad de las condiciones del mercado financiero y a la débil demanda doméstica. Asimismo, considera que los principales desafíos del país son "equilibrar la economía y crear puestos de trabajo".

Los miembros del consejo ejecutivo del FMI consideran que estas acciones ayudarán a contener los principales riesgos a los que se enfrenta España y evitarán el elevado coste que tendría que estos riesgos se materialicen. Asimismo, ven necesario un "amplio apoyo social y político" para que estas reformas de largo alcance tengan éxito.

En este sentido, el FMI celebra la "decisiva respuesta política" que han dado las autoridades españolas a las turbulencias del mercado financiero, así como las recientes reformas y las "importantes medidas correctivas" puestas en marcha para asegurar la confianza del mercado y fomentar el reequilibrio de la economía".

El responsable de la misión del FMI para España, James Daniel, destacó que las medidas aprobadas por España son "valientes" y que los objetivos de déficit son "totalmente apropiados" y considera que, si estas medidas se complementan con reformas como la del sistema de pensiones, conseguirán situar las finanzas públicas españolas en "una senda sostenible".

Asimismo, el FMI respalda "la ambiciosa consolidación fiscal" que está en marcha y mostraron su apoyo a las amplia gama de medidas "concretas y valientes" adoptadas. En este sentido, considera que, debido a la considerable incertidumbre asociada con las proyecciones macroeconómicas, se deberían preparar "medidas adicionales" por si son necesarias para hacer la consecución de objetivos más creíble.

En esta línea, los miembros del Consejo subrayaron la necesidad de una reforma valiente del sistema de pensiones que complemente la consolidación y recomendaron fortalecer los mercanismos de cumplimiento. "Una reforma de las pensiones valiente, en línea con la propuesta originalmente por el Gobierno, debería ser rápidamente adoptada", añadió.

Por otro lado, los miembros del consejo destacaron que el sector bancario español sigue siendo sólido, pero se enfrenta a "elevados y desiguales riesgos". Por ello, celebraron la reciente consolidación de las cajas de ahorros y la reforma de su regulación, así como la publicación de los resultados de las pruebas de resistencia, que deben basarse en escenarios realistas y estar acompañadas de una estrategia clara para hacer frente a los déficit de capital que pueden tener las entidades.

A este respecto, Daniel destacó que el sistema bancario español esta en términos generales "bien supervisado", aunque alerta de que los riesgos a los que se enfrenta son "más elevados" que los que se registraron durante la crisis y están distribuidos de forma dispar entre bancos y cajas.

Así, considera que, desde un punto de vista macroeconómico, a España le será fácil hacer frente a la recapitalización de las entidades que no han pasado los test de estrés y cree que la reforma de la Ley de Cajas también ayudará a consolidar el sector.

SE MANTIENEN LAS PREVISIONES PARA ESPAÑA

En materia de cifras, el organismo internacional ha mantenido estables sus últimas previsiones, que apuntan a una caída del PIB del 0,4% en 2010 y un crecimiento del 0,6% en 2011. Estas cifras son más pesimistas que las del Gobierno, que estima una contracción del PIB del 0,3% este año y un crecimiento del 1,3% el año que viene.

En cambio, en materia de empleo, las cifras de FMI son ligeramente más positivas, ya que plantean un paro del 19,3% al cierre de este ejercicio y del 18,7% en 2011, frente a las cifras del 19,4% y 18,9% que dibuja el Ejecutivo español para este año y el que viene. Aún así, el FMI cree que a España le va a costar más reducir la tasa de paro a largo plazo, ya que las cifras se van moderando poco a poco hasta el año 2015, ejercicio en el que la tasa se mantendría aún en el 15%.

En cuanto al déficit, el organismo dirigido por Dominique Strauss-Kahn coincide con el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en que España será capaz de reducir el saldo negativo de las cuentas al 9,3% en 2010, aunque sitúa el déficit en el 7% en 2011, un punto más del objetivo que se ha fijado el Gobierno.

El FMI quiere más: mayor flexibilidad del mercado laboral y un despido aún...
Comentarios