viernes. 19.04.2024
NUEVATRIBUNA.ES - 05.11.2009

El director comercial del mercado financiero de Equifax, Luis Salvador, aseguró hoy que la restricción crediticia actual cambiará cuando las entidades financieras conozcan mejor los hábitos de consumo de sus clientes, lo que facilitará prever el sobreendeudamiento y la morosidad.

Durante su intervención en el primer congreso nacional de crédito y recobro, Salvador aludió a un estudio de la International Finance Corporation-World Bank Group (IFC) para sostener que, con la información positiva, la tasa de aprobación de créditos aumenta hasta un 60 por ciento, al tiempo que los riesgos de impago se reducen el 45 por ciento.

Por su parte, el presidente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), Santos González, pronosticó hoy que el sector inmobiliario comenzará a remontar el vuelo a lo largo del próximo año, a medida que el crédito hipotecario se vaya "normalizando".

Aquellos que hablan de expectativas de bajadas del precio de la vivienda están haciendo "un flaco favor" de cara a la reactivación del sector, puesto que están "frustrando" muchas decisiones de compra, dijo el presidente de la la patronal española de créditos.

Mientras tanto, Gerardo Díaz Ferrán, el presidente de la patronal continúa con sus problemas a la hora de obtener créditos para su empresa Air Comet, la aerolínea que adeuda cuatro meses de nómina a parte de sus trabajadores.

La aerolínea de Díaz Ferrán volvió a aplazar hoy la firma definitiva del crédito puente de "ocho dígitos" que anuncio hace semanas, y que, dice, ultima con una entidad financiera española para afrontar el pago de hasta cinco nóminas atrasadas de sus empleados y evitar la bancarrota de la aerolínea, aunque ha acordado con su prestamista el adelanto de una cantidad parcial.

Las dificultades en España con el crédito tienen que ver, según un informe de Credit Suisse, con la situación de la la banca española, que acumula según este informe 30.000 millones en créditos morosos por encima de lo declarado en las cuentas del tercer trimestre del ejercicio 2009, lo que supone un desfase de entre el 30 por ciento y el 40 por ciento respecto a la situación real.

"Está claro, en nuestra opinión, que los créditos impagados están subestimados", asegura firma, que mantiene una visión "negativa" sobre la evolución de la economía española, en general, por la tasa de paro y las expectativas de una lenta recuperación, y sobre la del sector financiero, en particular, por su exposición al ladrillo.

El crédito fluirá si las entidades conocen más de sus clientes