#TEMP
miércoles. 06.07.2022
EL PARO BAJA A MENOR RITMO QUE EN EL RESTO DE ESPAÑA

El conflicto social se acelera en Madrid

Trabajadoras de ayuda a domicilio deciden ir a la huelga en una abarrotada asamblea. La comunidad gobernada por Esperanza Aguirre sufrirá un rosario de paros en mayo.

asamblea Ayuda a Domicilio madrid
Votación en una asamblea hoy en Madrid.

El conflicto social se acelera en la Comunidad de Madrid. El impago de salarios y la negociación de convenios a la baja por parte de la patronal han logrado detonar un inminente ‘mayo negro’ en el territorio que gobierna la presidenta autonómica Esperanza Aguirre. Este miércoles, dos mil trabajadoras de la ayuda a domicilio sorprendieron a los organizadores al acudir en masa a una asamblea en la sede de CCOO. Allí decidieron ir a la huelga y sumarse así a la oleada de paros previstos.

Arde la Comunidad de Madrid. Dos mil trabajadoras de ayuda a domicilio abarrotaron hoy miércoles las instalaciones de Comisiones Obreras (CCOO) y decidieron, por unanimidad, ir a la huelga, con carácter indefinido, a partir del próximo 18 de mayo. Antes, buena parte de las 10.000 trabajadoras del sector se concentrarán en la Puerta del Sol, el próximo día 14. Allí, a las puertas de la sede del Gobierno regional, protestarán contra lo que consideran un “ultraje”, plasmado en la propuesta patronal de un nuevo convenio colectivo para el sector.

Los gritos escuchados hoy en la asamblea de trabajadores preceden a los que mañana jueves se oirán frente a la sede del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, en el Paseo de Recoletos, 12. En esta ocasión serán los trabajadores de limpieza urbana los que protagonicen una nueva concentración, a las 10:30 h., frente al despacho de la concejal del área, Ana Botella, la esposa del anterior presidente del Gobierno, José María Aznar.

En el caso de la limpieza viaria, el nuevo convenio colectivo también se encuentra detrás de la protesta, que culminará a su vez en un paro. “Es la única negociación en que la segunda propuesta de la patronal empeora la anterior”, afirman desde UGT y CCOO, que, tras más de un año negociando, consideran “una burla” el borrador de convenio remitido por Aselip, la patronal del sector.

Según los sindicatos, la patronal de la limpieza viaria madrileña quiere congelar los salarios durante tres años. Por si fuera poco, las empresas reclaman a sus empleados el pago de los 5,2 millones de euros que les adeuda, dicen, el Ayuntamiento de Madrid, según aseguran los sindicatos. Además, la patronal reclama que los trabajadores devuelvan el 5,5 por ciento de salarios cobrados el año pasado, es decir, entre 800 y 1.000 euros cada trabajador.

Desde enero sin cobrar

Así, la negociación de las condiciones de trabajo se ha convertido en una fuente de conflicto, en plena época de crisis. En el caso de la ayuda a domicilio, las trabajadoras consideran un “ultraje” la propuesta de la patronal Asemad. Según los sindicatos, los empresarios del sector intentan imponerles jornadas más largas, disposición horaria total y una congelación de sus salarios. También perderían días de vacaciones y de permisos, según añaden, tras lamentar la ruptura del diálogo que les ha abocado a la huelga.

Otros conflictos tienen que ver con un asunto aún más grave, como es el impago de nóminas. Ese es el caso de las trabajadoras de limpieza de las dependencias del Real Conservatorio de Música de Madrid y de algunos institutos de bachillerato, centros de adultos, de unidades de formación e inserción laboral (UFIL), y del Centro Nacional de Alimentación.

En este caso, los trabajadores han comenzado una huelga indefinida debido al impago que sufren desde enero por parte de la empresa contratista ‘Limpiezas Ortiz’. “¿Como se puede exigir servicios mínimos cuando los trabajadores no perciben su salario desde enero?”, se preguntan desde UGT, tras pedir a Esperanza Aguirre que la Comunidad abone los salarios impagados y busque un nuevo adjudicatario solvente.

Menor ritmo de bajada del paro

La situación no es mejor para los casi 480.000 madrileños que se encuentran en el paro, según las últimas cifras del paro registrado. Durante el último mes de abril, cerca de 3.000 personas abandonaron las listas del antiguo Inem, un 0,61 por ciento. Una bajada que supone la mitad de la registrada durante ese mes en toda España, donde se redujo un 1.48% menos, según informa UGT.  

Madrid sigue sumando parados en tres de los cinco sectores productivos principales (agricultura, construcción y desempleados sin empleo anterior), añaden desde el sindicato. Unos datos que contrastan con lo que está ocurriendo en el resto del país donde desciende el paro “en todos ellos”.

Además, Madrid sigue profundizando en la crisis de la construcción, “un sector en el que se suponía que habíamos tocado suelo”, lamentan, pero en el que, al contrario que en el conjunto del Estado, perdemos aún 558 empleos.

El conflicto social se acelera en Madrid
Comentarios