domingo. 19.05.2024
NUEVATRIBUNA.ES - 27.09.2010

La huelga general podría tener un seguimiento mayor de lo esperado por la actuación de los piquetes, afirmó hoy Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la patronal CEOE, quien, por otro lado, se negó a desmentir las declaraciones de su cuñado y presidente de CEIM, Arturo Fernández, quien este fin de semana insinuó que el mandato del actual presidente puede estar próximo a su fin.

Díaz Ferrán advirtió hoy de que el seguimiento de la huelga general del próximo miércoles podría ser mayor al esperado por las encuestas, pero no por la masiva participación de los trabajadores, matizó, sino porque los servicios mínimos del transporte que se han acordado no garantizan el derecho al trabajo, y por la posible aparición de piquetes coactivos.

A dos días del paro general, el presidente de la CEOE se plantó hoy ante los medios para reclamar que se regule con mayor precisión el derecho a la huelga, en compañía del presidente y el director general del Instituto de Estudios Económicos (IEE), José Luis Feito y Juan Iranzo, autores de un libro en ese sentido. Ferrán ha reivindicado la necesidad de regular por ley el derecho de huelga y ha lamentado que esta materia siga pendiente de desarrollo desde la promulgación de la Constitución.

Díaz Ferrán ha pasado por encima de las declaraciones de este fin de semana del presidente de CEIM, Arturo Fernández, en las que aventuraba que el mandato de Díaz Ferrán está próximo a finalizar. El presidente de la CEOE ha insistido en que por ahora él sigue siendo el presidente de la organización y se ha negado a ir más allá.

SIN SERVICIOS MÍNIMOS EN MADRID

Por su parte, los secretarios generales de CCOO y UGT, Javier López y José Ricardo Martínez, han augurado un "éxito y un seguimiento masivo" en la huelga general del miércoles y han afirmado que no podrán garantizar "por ilegales y abusivos" el cumplimiento de los servicios mínimos decretados por la Comunidad de Madrid.

Mientras tanto, los líderes de ambos sindicatos en Cataluña, Joan Carles Gallego y Josep Maria Álvarez, han insistido en que la jornada de huelga "no será un día normal", ya que confían en un seguimiento masivo que paralice todo el país, y han advertido de que los piquetes informativos velarán por que se respete el derecho a huelga en todas las empresas.

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha dicho que el Gobierno y su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, "no tienen credibilidad cuando hablan de diálogo" y ha argumentado que "han roto el convenio colectivo de los empleados públicos imponiendo un recorte salarial del 5 por ciento, han roto el Pacto de Toledo con la congelación de las pensiones para 2011 y han impuesto la contrarreforma laboral".

Méndez respondía así a las ofertas de diálogo procedentes del Gobierno. En esta línea, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha confiado hoy en poder sentarse con los sindicatos para acordar otras reformas pendientes, como la del sistema de pensiones, tras la convocatoria de huelga general que tendrá lugar este miércoles.

Díaz Ferrán aventura que la huelga tendrá mayor seguimiento de lo previsto