lunes 18/10/21
INFORME SOBRE LAS EMPRESAS DEL IBEX

El Observatorio RSC cuestiona el rigor de informes sobre la actividad de plantas nucleares

El Observatorio RSC critica el “desconcertante” uso de las cifras en informes presentados por Endesa. Además, duda del rigor de las auditorías realizadas por Deloitte y KPMG.

Nadie sabe cuánta agua utiliza en España la industria nuclear. A pesar de que existen numerosos informes sobre el asunto, la información es tan contradictoria que resulta imposible averiguarlo. En el caso de Endesa, sus datos contradicen cada ejercicio los del año anterior. Un caos que ha llevado al Observatorio de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) a lanzar duras críticas, no sólo contra el “desconcertante” uso de los datos por parte de la compañía eléctrica, sino además por la falta de rigor por parte de las auditoras a la hora de verificar los datos Deloitte y KPMG.

El informe elaborado por el organismo encargado de velar por que las compañías cumplen con la política de responsabilidad social corporativa (RSC) revela inquietantes conclusiones. “Resulta muy desconcertante el uso de las cifras que hace Endesa”, asegura. El documento, titulado ‘La responsabilidad social corporativa en las empresas del Ibex en el año 2009’, constata que el consumo de agua en generación nuclear en España y Portugal por parte de la eléctrica puede estar variando entre una horquilla de 1,7 millones y 143 millones de metros cúbicos, un salto tan grande que resulta imposible y que sólo permite dudar de la calidad de los datos.

Los datos son tan imprecisos y se mueven en una horquilla tan amplia que impiden “valorar el desempeño de la organización en cuanto a ahorro en el consumo de agua en centrales nucleares”, asegura en el apartado dedicado a verificación de la información, muy crítica con las empresas.

Errores en la verificación de datos

El Observatorio duda además del trabajo de verificación de los datos realizado por las empresas de auditoría KPMG y Deloitte. “Las conclusiones de estas verificaciones, siempre expresadas en términos muy generales, no coinciden en muchos casos con las conclusiones de nuestro análisis”, afirma, tras revelar lo que llama “inconsistencias muy significativas” en el Informe de Sostenibilidad 2009 presentado por la eléctrica, especialmente en lo relativa al consumo de agua en la generación de energía nuclear.

Fuga radiactiva y también de información

El informe se detiene luego en otros apartados como el dedicado a los incumplimientos medioambientales. En este asunto, el Observatorio de la RSC insiste en que la información aportada por las empresas es “imprecisa y escasa”. En cuanto a Endesa, se refiere a una serie de incidentes, entre los que destacan un incendio forestal en Cataluña, el corte prolongado de suministro eléctrico en Barcelona en el año 2007 y, por último, nada menos que una fuga de material radioactivo producida en la central de Ascó I.

A pesar de la gravedad de los incidentes, la empresa, en su informe sobre RSC, nunca aborda los impactos concretos de su actividad, incluso en aquellas situaciones más evidentes, como la fuga radioactiva, lamenta. “La información sobre los impactos que producen las actividades de Endesa pasa totalmente desapercibida”, censura.

Nueva multa por prácticas anticompetencia

El informe evalúa además el grado de cumplimiento de la normativa de libre competencia por parte de las empresas. En este sentido, la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) hizo pública este viernes la multa de 61,1 millones de euros impuesta a las principales compañías eléctricas y a la patronal del sector, Unesa, por infringir la normativa, la segunda mayor de la historia y que será recurrida por las compañías. En concreto, Endesa fue la compañía sancionada con la multa de mayor cuantía, 26,6 millones de euros.

Para el Observatorio, “los acuerdos de fijación de precios entre empresas competidoras, o reparto de mercados, afectan a la sociedad en conjunto, pues significan aumentos de precios o menor presión de competencia”. En el año analizado, la CNC impuso a Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa y Viesgo una multa de 35,5 millones de euros por abuso de posición de dominio en el mercado de distribución de la electricidad.

18 meses en el cargo… y 9,6 millones de indemnización

El documento analiza también la política de retribuciones. El Observatorio, impulsado por organizaciones como Ayuda en Acción, Economistas Sin Fronteras, Intermón Oxfam, Cáritas, CCOO, entre otras, critica en este sentido la indemnización que percibió el presidente de Endesa, J. Manuel Entrecanales, de 9,6 millones, por permanecer en el cargo tan solo dieciocho meses. “Es difícil de comprender porqué una decisión empresarial, por la que Acciona vende su participación, recibiendo a cambio cuantiosas plusvalías -y teniendo en cuenta que al frente de Acciona estaba el propio Sr. Entrecanales-, tiene que generar ningún tipo de indemnización laboral. Y menos de esta cantidad”, añade, tras recordar otras indemnizaciones como las percibidas por Esteban Morrás, consejero ejecutivo dominical durante dos años, y que se llevó 1,7 millones, y la de Rafael Miranda, 18,3 millones, tras 12 años como consejero delegado del grupo, según cita el informe.

“Una indemnización tiene su razón en el reconocimiento por parte de la empresa de que le ha ocasionado al trabajador un perjuicio por la decisión de prescindir de sus servicios”, razona el informe. Así, la empresa facilita las cosas al trabajador mientras éste encuentra otro empleo, añade, para concluir que, en los casos anteriores, “no se cumple ninguna de las circunstancias descritas”.

El Observatorio RSC cuestiona el rigor de informes sobre la actividad de plantas...
Comentarios