miércoles. 17.04.2024
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. 22.02.2010

La reforma del sistema de pensiones copa la agenda informativa en este arranque de semana en la que los sindicatos saldrán a la calle para exigir al Gobierno que no siga adelante con su propuesta de retrasar la edad de jubilación. Así lo reiteraron en un acto celebrado este lunes en el Círculo de Bellas Artes donde los secretarios generales de UGT y CCOO de Madrid, José Ricardo Martínez y Javier López, respectivamente, se han reunido con varios colectivos que apoyarán la manifestación del 23-F convocada en Madrid y a la que secundarán otros cerca de sesenta actos a celebrar en los próximos días por todo el territorio nacional.

La casualidad quiso que el ministro de Trabajo e Inmigración coincidiera con los representantes sindicales en el Bellas Artes pero por motivos diferentes. Mientras Celestino Corbacho inauguraba la conferencia europea para la inclusión de grupos sociales en situación de desventaja financiada por el Fondo Social Europeo, los dos principales sindicatos escenificaban la puesta de largo de las movilizaciones bajo el lema En defensa de las pensiones. No al retraso de la jubilación. A juicio de los sindicatos, la solución “no es recortar la protección social” y así se lo han hecho saber al Gobierno y al resto de fuerzas políticas que esta tarde debatirán la posible reforma de las pensiones en el seno de la Comisión del Pacto de Toledo, en el Congreso de los Diputados.

En declaraciones a los medios después de hacerse la foto de familia con las organizaciones que secundan la marcha del 23-F y la presentación del manifiesto, Javier López ha destacado que “tocar las pensiones es debilitar la protección social” y ha reiterado una vez más que el sindicato “no está dispuesto a que el Gobierno inicie las reformas tocando el sistema de pensiones”.

En los mismos términos se ha pronunciado José Ricardo Martínez, de UGT, al poner de manifiesto su “preocupación” por las medidas anunciadas por la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado. El dirigente sindical cree que la propuesta de ampliar de 65 a 67 la edad de jubilación es “innecesaria, inapropiada y muy desafortunada” ya que se pone “en un brete” un sistema, el de las pensiones, que, a su juicio, “no corre ningún riesgo”, de ahí que el debate deba hacerse con “mas calma”, ha dicho. Para Javier López lo que hay que reformar son otras cuestiones como “el futuro de la fiscalidad, del sistema financiero, el futuro de las empresas” con el objetivo de lograr “un gran pacto social, político y económico por el empleo”.

Los sindicatos confían en que el ministro Corbacho, que esta misma mañana manifestaba su respeto por los sindicatos y su confianza de poder llegar a un acuerdo, no actúe “al dictado” de otros con la propuesta que lleve al Congreso después de que se haya puesto en entredicho su autoridad en el seno del Ejecutivo socialista tras quedar excluido del gabinete de crisis creado por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, para lograr un pacto político en torno a la crisis económica.

Corbacho ha dicho que va al Pacto de Toledo con una posición “dogmática” confiado en que la sesión discurra con “espíritu de consenso”. El ministro mostró la disposición del Ejecutivo al diálogo: "El Gobierno no va con una posición dogmática al Pacto de Toledo, va con 50 propuestas para que sean debatidas", indicó antes de añadir que estas iniciativas buscan "el debate, la reflexión y el acuerdo". "Esperamos que las conclusiones (de la Comisión) se acuerden amplia y mayoritariamente", aseveró. Dicho esto lanzó un último mensaje a la oposición ante de verse las caras esta tarde: "Haríamos un flaco favor a las pensiones del futuro si no hubiera un acuerdo mayoritario. Hay que preservar el Pacto de Toledo por encima de cualquier coyuntura".

Sobre las movilizaciones sindicales, el ministro se mostró "muy respetuoso" ante lo que consideró "una manera de expresar su desacuerdo". "Tienen perfecto derecho a expresar" su postura, afirmó.

En cualquier caso, Corbacho tendrá también oportunidad de discutir estas y otras cuestiones con los líderes sindicales Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez en el Congreso con motivo de unas jornadas sobre empleo y mujer previas a la sesión del Pacto de Toledo que comenzará a las cinco de la tarde.

Corbacho, "¿un ministro al dictado?"