<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
lunes. 30.01.2023

CiU da un balón de oxígeno al Gobierno hasta el debate de los Presupuestos Generales

Posibilita con su abstención la aprobación del techo de gasto a la que se opuso el PNV. Durán Lleida advierte de que esto no presupone nada y mantiene que su formación no apoyará las cuentas públicas. Los nacionalistas vascos exigen el traspaso de competencias para comprometer un pacto de legislatura.
NUEVATRIBUNA.ES 20.07.2010

El Gobierno no se libra de la ‘geometría variable’ para sacar adelante sus propuestas políticas en el Parlamento, sobre todo las de contenido económico. Si el PNV posibilitó el año pasado la aprobación de las cuentas públicas, en esta ocasión no piensa ponérselo tan fácil al Ejecutivo socialista al que exige que ponga en marcha el traspaso de competencias pendientes, condición para apoyar los Presupuestos Generales del Estado para 2011 que comenzarán a negociarse a la vuelta de la vacaciones.

El primer aviso llegó en la votación del techo de gasto que se sometió este martes a debate en el pleno del Congreso. Los peneuvistas votaron en contra y sólo la abstención de CiU permitió su aprobación. Por 170 votos a favor, 166 en contra (PP, PNV, ERC, IU, ICV, BNG, NaBai y UPyD) 13 abstenciones, el objetivo de estabilidad presupuestaria y el límite de gasto del Estado recibió luz verde en la Cámara baja.

Pero ello no significó que el Gobierno pudiera librarse de las duras críticas que está recibiendo por la gestión de la crisis económica y sobre todo, después del plan de ajuste para reducir el déficit público. Tampoco valió para despejar la negociación de los presupuestos ya que CiU ha adelantado que no los apoyará y el PNV condiciona su respaldo a las exigencias formuladas en las resoluciones del debate sobre el estado de la nación para que se culminen las transferencias de competencias pendientes.

El techo de gasto previsto para 2011 es de 122.256 millones de euros si se excluye la financiación de las autonomías y que supone un 7,7% menos que el inicial de 2010. Contando las transferencias a las regiones, el techo del gasto no financiero es de 150.056 millones de euros a los 182.439 millones de 2010. No obstante, el sistema de financiación de las comunidades autónomas ha cambiado, reduciéndose así el importe del Fondo de Suficiencia.

En su intervención la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, defendió que el objetivo del límite de gasto es superar el bache ocasionado por el “notable deterioro” de las cuentas públicas para reducir así la prima de riesgo de España en los mercados financieros.

La primera respuesta de la oposición arrancó con el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, quien aseguró que “seguimos en zona de riesgo y sin poder financiar la deuda y eso es por culpa del Gobierno”. En este sentido, defendió que las cifras del Gobierno “no son austeras” porque descontando las medias de estímulo de 2010, que no se repiten en 2011, sólo muestras una reducción del 0,2% en el déficit. “No estamos ante un auténtico planteamiento de austeridad, sino un cálculo cuasiexótico”, señaló Montoro, quien acusó al PSOE de no creer en la estabilidad presupuestaria al negarse a una reforma de las instituciones.

Por su parte, el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, replicó a Montoro que su postura de abstención se debe, precisamente, a su responsabilidad e indicó que parece que el PP quiere ver a la economía española “intervenida por la Unión Europea o por el FMI” y defendió la necesidad de dar un “minicrédito” al Gobierno para ver si es capaz de presentar en septiembre unos Presupuestos que contribuyan a una “verdadera reducción” del déficit, aunque recalcó que de sus palabras no se deriva un futuro apoyo de CiU alas cuentas públicas.

“Nuestra posición es altamente critica y altamente responsable con el balance de la situación”, incidió Sánchez Llibre, quien destacó que la aprobación del techo de gasto enviará una señal positiva a los mercados en relación con la solvencia de los objetivos de reducción del déficit, algo que, advirtió, “no puede pasar por subidas de impuestos”.

CiU da un balón de oxígeno al Gobierno hasta el debate de los Presupuestos...
Comentarios