lunes 18/10/21
ABOGA POR UNA MOVILIZACION “SOSTENIDA”

CCOO resalta que “las obligaciones impuestas a España suponen de hecho la intervención”

Un Informe elaborado por Comisiones Obreras analiza las últimas medidas abordadas por el Gobierno para garantizar la estabilidad presupuestaria y el fomento de la competitividad.

Un Informe elaborado por Comisiones Obreras analiza las últimas medidas abordadas por el Gobierno para garantizar la estabilidad presupuestaria y el fomento de la competitividad incluidas en el Real decreto ley 20/2012 de 13 de julio.

Después de constatar que las medidas fiscales acometidas desde el principio de la crisis “no han conseguido el objetivo buscado de reducir el déficit público a los niveles exigidos”, CCOO denuncia que “este decreto pretende mediante la reducción de los salarios de los empleados públicos, la disminución de las prestaciones y subsidios a los desempleados, la supresión de las bonificaciones a la creación de empleo, la rebaja de las ayudas a las personas dependientes y la subida generalizada del IVA y otros impuestos especiales, acercarse al 3% del PIB como objetivo máximo de déficit para 2014”.

El documento constata “el momento dramático que vive la economía española, con más de cinco millones de parados, un alto endeudamiento de las familias, las empresas y el sector público y las dificultades de acceder a financiación exterior a un precio razonable”.

También habla de la caída del ahorro interno, que sumado a la falta de crédito bancario y el abandono de los inversores exteriores, nos lleva a una situación que “roza la bancarrota como suma de la incapacidad de generar empleo y la imposibilidad de sostener el pago del nivel de gasto”.

“La ayuda de la zona euro es clave en estos momentos -subraya el sindicato-. Hasta la fecha se ha concretado en dos direcciones. Liquidez aportada a los bancos españoles mediante líneas de crédito a 3 años superiores a los 380.000 millones de euros y la más reciente, concretada en la concesión de un crédito a largo plazo a menor tipo de interés del ofrecido por los mercados para el rescate de los bancos en peor situación”.

En este sentido, recuerda que “las obligaciones impuestas para cumplir el objetivo de estabilidad, suponen de hecho la intervención de nuestra economía y no deja lugar a dudas sobre nuestro lugar en el momento presente. Una economía fuertemente endeudada, que no genera confianza en los prestamistas de fondos, sean estos públicos o privados”.

“Mientras España encuentra grandes dificultades para financiarse, 5 países de la Unión Europea lo hacen a coste real negativo. La teoría económica es inflexible. Cualquier combinación de medidas sobre los ingresos y los gastos públicos para reducir el déficit, tendrá una repercusión negativa sobre la actividad económica profundizando en la recesión, provocando un descenso en la producción interna del país”, señala.

CCOO hace hincapié en que “el único factor pendiente, y que este gobierno ha cargado básicamente sobre los sectores más débiles, es la equidad en la distribución de los esfuerzos entre la población y los agentes económicos. El resultado para la población asalariada es una pérdida de poder adquisitivo, además de una merma en los ingresos dirigidos al pago de prestaciones junto a la caída de los recursos dedicados a la dependencia”.

Con todo, “las medidas adoptadas, según la información oficial facilitada, conseguirían una reducción máxima del déficit de 2,1 puntos del PIB correspondiendo 1,2 a 2012 y 0,9 a 2013. Por lo cual para el ajuste pendiente en 2013 tan sólo se puede efectuar en el gasto de educación y sanidad en las comunidades autónomas, la reforma de las administraciones locales y el recorte de sus planes de inversión. Sin olvidar la posible disminución de las pensiones que no se ha abordado en este momento”.

Para concluir, Comisiones Obreras indica que “resulta imprescindible vincular los conflictos sectoriales que surgen por todas partes, con una perspectiva general de los objetivos y dimensión del conjunto de las reformas, abordando la situación con una movilización sostenida, contundente y amplia, confluyendo con el máximo número de personas y colectivos, evitando las formas de conflicto que cuestionan elementos esenciales del sistema de democracia representativa que debemos mejorar, pero que no tiene alternativa política viable en interés de la mayoría de la población”.

CCOO resalta que “las obligaciones impuestas a España suponen de hecho la intervención”
Comentarios