#TEMP
martes 17/5/22

Botín vende el primer activo tras la suspensión del fondo a Castellana Gestión Patrimonial

Santander Banif Inmobiliario ha traspasado un edificio de oficinas en el Paseo de la Castellana un 28 por ciento por debajo del precio de la última tasación ordinaria de diciembre.
> Santander se otorgó un crédito de 170 millones
AGENCIAS | 19.02.2009

Santander Banif Inmobiliario ha traspasado un edificio de oficinas en el Paseo de la Castellana un 14% por debajo del precio de la última tasación extraordinaria, realizada el pasado enero. El porcentaje se eleva hasta el 28% si se toma como referencia la valoración que consta en el informe del cuarto trimestre de 2008. El comprador es Castellana Gestión Patrimonial, que pagará 23,8 millones de euros por el inmueble, informa Invertia

El fondo inmobiliario de Santander, que esta semana suspendió los reembolsos a sus partícipes por las masivas peticiones, comienza a marcar el precio del ladrillo patrio. Y no lo hace en cualquier sitio, sino en pleno corazón de Madrid, allí donde los edificios son más líquidos y nunca (se solía decir) bajan. Además, no se trata de viviendas, sino de un edificio de oficinas de más de media hectárea (5.620 m2) y con más del 90% de ocupación.

Santander transmitió el pasado 17 de febrero, en escritura pública, el edificio situado en el Paseo de la Castellana de Madrid número 13 a la sociedad Castellana Gestión Patrimonial, según un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El importe de la operación asciende a 23,8 millones de euros, por lo que el fondo de Santander obtendrá plusvalías de cuatro millones, es decir, un 20%. La compra se efectuó en 1999 por 19,78 millones de euros.

Para poder traspasar el edificio, Santander Banif Inmobiliario ha tenido que aplicar un descuento del 14% respecto a la última tasación extraordinaria de enero. Aunque éste se eleva hasta el 28% si se toma como punto de partida la valoración publicada por el vehículo de inversión en el último trimestre del año pasado. En diciembre, según Santander, este edificio de oficinas valía 33,18 millones, una muestra de la burbuja de precios que se ha creado durante el boom inmobiliario en España.

Urgente necesidad de liquidez

El fondo inmobiliario del Santander necesita proveerse de liquidez con urgencia ante la cascada de reembolsos que sufrió durante la ventana de liquidez de febrero. Los reembolsos solicitados, de 2.617 millones, equivalían al 80% de su patrimonio, en tanto que el fondo apenas contaba con 5,2 millones de liquidez a cierre de 2008.

La suspensión de los reembolsos pedida por Santander Banif Inmobiliario le otorga dos años de plazo para atender los dichos pagos.

No obstante, el fondo debe afrontar pagos a corto plazo por el 10% de su patrimonio, casi 330 millones. En concreto, Santander Banif Inmobiliario deberá realizar un pago a prorrata por los reembolsos solicitados en dos plazos, la mitad en cada uno de ellos. El primero deberá desembolsarse el 9 de marzo y el segundo el 5 de mayo. En todo caso, estos pagos podrían afrontarse endeudándose hasta el límite del 10 % de su patrimonio, según lo previsto en la normativa vigente, siempre que dicho endeudamiento se produzca por un plazo no superior a dieciocho meses.

Botín vende el primer activo tras la suspensión del fondo a Castellana...
Comentarios