domingo 24/10/21

Barreda se desahoga con Unicaja por sus "pretensiones excesivas"

El presidente de Castilla-La Mancha reprocha a la caja andaluza una campaña de descrédito contra la entidad intervenida, mientras los consejeros de Unicaja sostienen que las cuentas de CCM “no cuadraban con la realidad".
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 30.3.2009

El presidente de Castilla La Mancha, José María Barreda ha dicho tras mantener una entrevista con el vicepresidente segundo, Pedro Solbes, que no se ha detectado ninguna irregularidad en la gestión de CCM. Concretamente, Barreda ha explicado ante los periodistas que le ha preguntado a Solbes si hay algún motivo de preocupación por alguna actuación dudosa de los actuales responsables de la entidad que pueda estar detrás de la intervención. El vicepresidente, siempre según las declaraciones de Barreda, ha respondido que el Banco de España no ha detectado nada en ese sentido.

Barreda, que ha solicitado su comparecencia en las Cortes castellanomanchegas para hablar de la situación de Caja Castilla La Mancha, ha afirmado que los gestores que han sido relevados de sus cargos se marcharán sin ninguna indemnización porque ya estaban suficientemente remunerados. Además, el presidente regional ha lamentado la campaña de descrédito sobre la solvencia de CCM que ha precedido a la decisión del Banco de España y ha aprovechado para reprochar su actitud a Unicaja y a los sectores que han sembrado la alarma. Además, ha atribuido a las "pretensiones excesivas" de Unicaja que fuera "inviable" el proceso de fusión con Caja Castilla-La Mancha y ha señalado que por ello el Banco de España "ha optado por asegurar la tranquilidad tanto a los trabajadores como a impositores y clientes".

Estas palabras ya han tenido contestación por parte del consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, que ha defendido que Unicaja siempre ha actuado con responsabilidad desde que comenzaron las negociaciones para su posible fusión con Caja Castilla La Mancha.

En esta línea, varios consejeros de Unicaja defendieron la postura mantenida por la entidad andaluza en el proceso de negociación para la fusión con Caja Castilla-La Mancha (CCM), donde Unicaja efectuó unas peticiones "razonables".

Así, los consejeros justificaron el fracaso de la operación en el hecho de que "no cuadraban los análisis que habíamos hecho con lo que estaba dispuesto a darnos el Banco de España".

Aunque la entidad no se ha pronunciado oficialmente hasta el momento sobre lo ocurrido en torno a CCM, varios consejeros coincidieron en su análisis e indicaron que la caja manchega "estaba mal y sus cuentas no cuadraban con la realidad".

COSPEDAL CULPA A ZAPATERO

Por su parte, la secretaria general del PP y presidenta del partido de Castilla la Mancha, María Dolores de Cospedal, ha culpado al presidente del Gobierno de la salida a la que se ha visto abocada la caja castellanomanchega. Cospedal ha pedido una comisión de investigación en las Cortes castellanomanchegas para esclarecer posibles responsabilidades políticas porque, en su opinión, el Gobierno de Rodríguez Zapatero "ha puesto en riesgo una vez más" tanto a los ahorradores como a los depositarios, más de un millón de familias y a los 3.000 trabajadores, sólo "para salvar su imagen". Y, en esa misma línea, ha criticado la "tremenda falta de responsabilidad" en la actuación del presidente del Gobierno central afirmando que él y su Ejecutivo "han utilizado el engaño" para que Rodríguez Zapatero no quede como "el segundo presidente del PSOE que tenga en su haber una intervención" como la que en 1993 se produjo en Banesto, de forma semejante a la de ahora, con la sustitución de los administradores con motivo de un desfase patrimonial.

La CECA, la patronal de las cajas de ahorros, ha respaldado la intervención y ha destacado la solidez de estas entidades financieras para hacer frente a la actual situación.

SOLBES TIRA LA PIEDRA Y ESCONDE LA MANO

Por su parte, Solbes atribuyó los problemas de CCM, entre otras cuestiones, a las inversiones que tiene realizadas en el sector inmobiliario. Ahora, la caja es incapaz de financiarse mediante la emisión de bonos que antes de empezar la crisis eran comprados sin dificultad, explicó el ministro.

“Tal vez”, en el caso de CCM, los gestores se hayan equivocado, añadió, si bien rechazó que se trate de una gestión "anómala", y apuntó que lo que si ha sucedido en la caja es una "concentración" en el sector de la construcción y de todas las actividades adicionales "que también ha pensado mucho en la economía de esa región".

"Además, mi opinión es que algunas declaraciones no siempre muy oportunas han generado una preocupación mayor de la que correspondía y han generado una retirada de depósitos de CCM", lo que ha provocado a la entidad más dificultades para hacer frente a sus problemas de liquidez, añadió Solbes.

LA EUROZONA CONDICIONA EL AVAL DEL ESTADO

Respecto al modelo elegido para intervenir en CCM, Solbes explicó que antes era el Banco de España el que daba un préstamo a una entidad sin más, lo que ahora, debido a la inclusión en el sistema monetario europeo obliga a un aval del Estado, "porque formamos parte de un todo y si hay pérdidas no podemos compartirlas con los demás".

Sobre por qué se aprobó la intervención un domingo, el ministro explicó que, una vez fracasado el intento de fusión entre CCM y Unicaja, se optó por tomar la decisión antes de la apertura de los mercados el lunes para evitar rumores o especulaciones.

En cuanto al futuro que le espera a CCM, Solbes dijo que es prematuro llegar a una conclusión y señaló que sus nuevos administradores -nombrados por el Banco de España- tienen que analizar los puntos fuerte y débiles de la caja

Subrayó que el objetivo es que en Castilla La Mancha siga existiendo una red bancaria que permita financiar a las empresas de la comunidad, un elemento clave para que siga funcionado la economía de la región.

LOS ADMINISTRADORES LLAMAN A LA CALMA

Por su parte, los tres nuevos administradores nombrados por el Banco de España para hacerse cargo de Caja Castilla La Mancha (CCM) tras su intervención, Jorge Pérez Cerdá, Raúl Hernández y Carlos Miguel Hervás, se han reunido esta mañana en la sede social de Cuenca con los integrantes del Comité de Dirección de la caja, encabezados por el director general, Ildefonso Ortega, para hacerles llegar un mensaje de tranquilidad destinado a ahorradores, acreedores y trabajadores de la entidad.

Según informó al término de este segundo encuentro el secretario general de Comfia-CCOO en Castilla-La Mancha, Fernando Botica, los sindicatos no descartan que se desprendan algún tipo de responsabilidades tras esta intervención, y que así se lo han transmitido a los administradores. "Esto se tiene que saldar con una depuración de la cadena de responsabilidad", destacó.

Barreda se desahoga con Unicaja por sus "pretensiones excesivas"
Comentarios