<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 10.12.2022

El debate sobre la capitalización de las Cajas de Ahorro, exigida por el Banco de España, se encuentra en estos momentos en la recta final.

Los fondos de inversión, llamados eufemísticamente “inversores institucionales”, las SICAV,  los fondos soberanos de países ricos en petróleo (Noruega, Emiratos árabes unidos, Rusia) y el nuevo agente financiero internacional, China, analizan con detenimiento el precio que hay que pagar para hacerse con una parte importante de las Cajas de Ahorro de nuestro país.

Los bancos “colocadores”, encargados de organizar las salidas a Bolsa, pisan el acelerador para provocar el parto lo antes posible, con un único argumento: “después será peor”.

El Diario Público del 13 de Junio, revela de forma rigurosa y analítica la conexión existente entre algunos de los bancos responsables de la emisión y los Fondos que van a adquirir las acciones.

Una de las agencias de calificación  Standard&Poors, rebaja el rating de Grecia al nivel más bajo del mundo, al tiempo que sube el seguro por impago a las cifras más altas de la historia y si algún valiente inversor quiere comprar bonos griegos se le remunera con un 17% ¡!

INEVITABLEMENTE esta situación contagia, no sólo a Irlanda y Portugal, sino también a Italia y España. Se da por hecho un nuevo tsunami financiero si no se logra un acuerdo de los países de la zona euro.

Esta realidad, afecta, como indica el consenso de analistas, a “los países que van a hacer privatizaciones” y concluyen: “así el precio de la compra-venta será mucho más bajo”.

En el momento presente de España, estos factores se multiplican por varias razones:

Primero, la inestabilidad política después del importante avance del PP en las municipales y la incertidumbre sobre la fecha de las elecciones generales.

Segundo, el rechazo de Elena Salgado a aceptar las propuestas de Bruselas de incremento del IVA (todavía por debajo de otros países europeos) y a la rebaja de las cotizaciones sociales para favorecer la inversión empresarial.

Tercero, el inacabado debate de la reforma laboral, pendiente de la tramitación parlamentaria y de las interminables negociaciones entre patronal y sindicatos.

Cuarto, la campaña del Partido Popular de desprestigio contra España y sus Comunidades Autónomas, profetizando la “quiebra” de Castilla-La Mancha y poniendo en duda las cuentas públicas de todas las Administraciones Públicas.

Quinto, la falta de responsabilidad de PP y CiU, pactando un presupuesto para Cataluña que se salta todos los límites del déficit y que sólo recorta en servicios públicos y sociales.

Sexto, la caída de las ventas de viviendas en el primer trimestre a la mitad del anterior, lo que no augura nada bueno para el sector de la construcción, ni para los Bancos y Cajas de Ahorros, principales promotores inmobiliarios de este país en la acualidad.

Séptimo, el maremagnum organizativo de las Cajas de Ahorro españolas, con bancos malos y bancos buenos, graves desconfianzas entre socios de un mismo proyecto de fusión, equipos directivos en fase de salida, sustituidos por viejos competidores en situación de clara precariedad y para rematar pendientes de nuevas reformas legislativas que intenten poner orden en el desconcierto actual.

Octavo, la indefinición sobre los gestores, equipos directivos y consejos de administración, donde siguen primando los criterios de “partido” y de “amigos” por encima de la profesionalidad.

La última guinda, y para demostrar la limpieza del proceso de “apropiación” de las Cajas por los Bancos y las promotoras inmobiliarias, los nombramientos como “falsos independientes” en Banca Cívica de Angel Corcóstegui, ex_consejero delegado del BSCH, conocido por su multimillonaria jubilación y ser Presidente de un Fondo de Inversión y de Pedro Pérez, hombre de confianza de una gran constructora (Sacyr), Exsecretario de Estado, Presidente de Itínere (autopistas) y Presidente del Lobby constituido por las 14 inmobiliarias españolas más importantes ¡!.

Nunca más apropiado el dicho de “poner a la zorra a guardar las gallinas”.

El Banco de España y el Ministerio de Hacienda deben hacerse una pregunta y contestarse con sinceridad: ¿una vez entregadas las Cajas de Ahorro a los inversores internacionales, cesarán los ataques especulativos de los Mercados contra la deuda española?

Mi respuesta es clara: aumentarán los ataques especulativos porque ya habrán constatado el éxito de su estrategia para comprar todas las empresas españolas que les interese a precio de ganga.

¿Tiene algo que decir Julio Segura como Presidente de la CNMV, además de aceptar a Angel Acebes como “independiente de prestigio, experto financiero y profesionalidad reconocida” para los Consejos de Administración de los nuevos Bancos?.

Banca Cívica / Bankia: ¿Salir ahora a Bolsa?
Comentarios