lunes 26.08.2019

Asalariados, pensionistas y funcionarios vuelven a perder poder de compra

Asalariados, pensionistas y funcionarios vuelven a perder poder de compra

El 1 de Diciembre de 2016 el PSOE y el Gobierno de Mariano Rajoy suscribieron un acuerdo para subir el salario mínimo un 8%. Este hecho positivo para el más de medio millón de personas que cobran el SMI no ha tenido un efecto arrastre en el conjunto de los asalariados.

El 2 de Diciembre de 2016 los sindicatos CC.OO. y UGT. consideraron  que este acuerdo que registraba la mayor subida de este referente en 30 años era “Insuficiente”.

En su comunicado conjunto consideraban que el incremento pactado estaba alejado de los 800 euros que demandaban (Se quedaba en 707,6 euros al mes) y que debía llegar al 60% del salario medio al finalizar la legislatura. (950 € al mes en 2020).

Según las últimas informaciones la subida media de los convenios se situa en el 1,43%, mientras que la inflación media anual, referente utilizado por el gobierno de Mariano Rajoy para negar en 2016 que los pensionistas perdieran poder adquisitivo, se ha situado en el 1,975%. Por lo tanto los asalariados del sector privado han perdido en el entorno del 0,54%.

Los funcionarios y personal laboral (2.522.819) han perdido 0,975% y los pensionistas (9.584.189 pensiones contributivas, 545.960 no contributivas, 194.874 familiares y 633.415 de clases pasivas) han perdido 1,725%.

Esta realidad de retroceso en los ingresos reales del conjunto de la población asalariada y pensionista se produce en un año de importante crecimiento del PIB  en España de +3,1% lo que supone la mayor tasa de expasión dentro de los principales países de la Eurozona por tercer año consecutivo. Si no se consigue en estos años de crecimiento una recuperación del poder adquisitivo de los asalariados y ni siquiera se mantiene ¿Cuándo se podrá conseguir?

Según los datos de la Central de Balances del Banco de España en el primer trimestre de 2017 los beneficios de las empresas se incrementaron un 11%, cien veces más que la subida de la nómina media por trabajador que sólo creció un 0,1% continuando la tendencia de los dos ejercicios anteriores. De acuerdo con la estadística del Banco de España las ganancias de las empresas crecieron más de un 24% mientras que la retribución media no solo no mejoró sino que cayó un 0,3%.

Por ello los representantes de los colectivos sociales mencionados, sindicatos fundamentalmente, no pueden sentirse satisfechos de su gestión en este ámbito tan relevante para los trabajadores y pensionistas.

El reciente acuerdo firmado para tres años del Salario Mínimo Interprofesional (Pendiente de traspasarse al IPREM se supone), es en si mismo positivo para los trabajadores que lo perciben pero no supone una base sólida para poder afirmar que tendrá un efecto arrastre en las subidas salariales del resto de los trabajadores porque se ha demostrado que una subida del doble de lo pactado para 2017 no ha garantizado el mantenimiento del poder de compra de los asalariados.

Los pensionistas suman la pérdida del 1,725% del 2017 al 2,1% de 2016. 2018 será el quinto año consecutivo con subidas iniciales de las pensiones del 0,25 %. Del 2014 al 2017 no ha habido compensación por niveles de inflación distintos.

Estas políticas suponen en conjunto una depresión y caída del consumo de las familias españolas y choca de frente con las importantes subidas del gasto en bienes básicos como el gas, la electricidad y el agua.

Por todo ello conviene que los sindicatos junto a la expresión de su satisfacción por el acuerdo alcanzado con el gobierno y la patronal sobre el SMI, manifiesten con todas sus fuerzas su pesar, indignación y autocrítica por no haber conseguido mantener, ni mejorar como era su objetivo, el poder adquisitivo de los asalariados en 2017 y el firme propósito para revertir esa situación en 2018.

La subida del 0,25% de las pensiones para 2018 cuando se prevé una inflación media del 1,7% según FUNCAS augura una nueva pérdida cercana al 1,5%, lo que supondría más de un 5,3% de pérdida acumulada en tres años.

Los grupos parlamentarios de la oposición tienen la ocasión de manifestar su rechazo en el Congreso de los Diputados oponiéndose a la convalidación del Decreto del Gobierno de subida de las pensiones para 2018.

Comentarios