<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 18.08.2022
CALIFICA DE “PARCHE” EL ANTEPROYECTO DE LEY

ANAE cree que los nuevos impuestos energéticos repercutirán en los consumidores

La Asociación de Consumidores de Energía ve insuficiente el paquete de nuevos impuestos energéticos aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros para evitar el incremento de déficit tarifario.
ANAE

La Asociación de Consumidores de Energía (ANAE) considera que el anteproyecto de Ley con medidas tributarias para evitar el incremento de déficit tarifario aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros se ha quedado en “un mero sistema de tributos para recaudar fondos que no ataja el problema de raíz”.

Así lo manifiesta en una nota tras la aprobación del anteproyecto que llega tras las discrepancias suscitadas entre el ministerio de Hacienda y el de Industria. Unas medidas –dice ANAE- que “habían generado expectaciones puesto que inicialmente se las clasificaba como de reforma estructural del modelo energético, reforma muy necesaria para no seguir generando déficit y capaz de igualar los precios que los consumidores tenemos que pagar, a la media europea o menos”.

Las medidas han consistido en la creación de tres grandes bloques impositivos:

1 Tasa a las nucleares, por la generación de residuos radiactivos y regularización sobre el almacenamiento de combustible gastado.

2 Tasa a las hidroeléctricas, por la utilización de las aguas continentales, propiedad de todos.

3 Creación de impuestos especiales de generación:

A combustibles utilizados para la producción de electricidad:

Céntimo verde sobre el Gas Natural.

Céntimo verde sobre el carbón.

Céntimo verde sobre el fuel-oil/gasóleo.

Derechos de emisión de CO2.

Impuesto sobre la venta de electricidad aplicado a todas las tecnologías de generación

Con estas medidas el Estado espera ingresar unos 2.700 millones de euros sin que tenga efecto sobre el consumidor, según el ministro de Industria, José Manuel Soria.

ANAE recuerda que estas medidas tienen una “clara intención recaudatoria” para conseguir efectivo con el cual poder compensar el déficit de tarifa que se genera cada año, pero se pregunta si este sistema soluciona el problema. A juicio de la asociación “más bien parece un parche que no ataja el problema de raíz y sin embargo no hacen falta tener muchos conocimientos financieros para pensar que aquellas tecnologías que puedan trasladar estos impuestos a sus costes (o sea las que no están primadas, esto es, las convencionales) lo harán en la medida que puedan. Esto supone que en un futuro próximo nos encontraremos con subidas extra en los precios de la energía y que, lógicamente, serán repercutidas en nuestras facturas”.

En este sentido, subraya que una buena ocasión para comprobarlo será en las próximas subastas CESUR del 25 de septiembre y de mediados de diciembre que servirán de base para fijar los precios del último trimestre del 2012 y primero del 2013.

Con todo reitera que “casi con total seguridad, al final será el consumidor quién asuma la gran mayoría del déficit” por lo que ANAE recomienda “la realización de una auditoria realizada por unos o dos equipos totalmente independientes, al igual que se hizo recientemente con alguna entidad financiera para su rescate”.

“El ministro Soria habla que estas medidas son un primer paso para acometer futuras acciones en el sector eléctrico mencionando sólo la bajada del umbral de TUR a 5kW o menos de potencia contratada. Esperemos que para entonces se acometa una auténtica reforma estructural, porque lo de este viernes no lo fue, abordando temas como el esquema de formación de precios del pool o la actualización de conceptos cargados exclusivamente al consumidor, permitiendo que se sustituyan los costes reconocidos del sistema por costes reales”, afirma.

Y añaden que “lo que no puede seguir manteniéndose indefinidamente es el mismo esquema actual, que nos hace tener unos precios para el consumidor de los más altos de toda la UE y dándose la paradoja de tener un sistema mayorista de precios de electricidad de los más bajos de Europa”.

ANAE cree que los nuevos impuestos energéticos repercutirán en los consumidores
Comentarios