lunes. 24.06.2024
NUEVATRIBUNA.ES - 15.03.2010

“En Europa nos vendría muy bien reducir las cargas sobre la fuerza del trabajo”. Joaquín Almunia, ex ministro socialista y actual comisario de la Competencia de la Comisión Europea (CE), se alineó hoy con un sector del empresariado español, que pide una rebaja de los costes sociales del empleo, a lo largo de un encuentro informativo donde el comisario advirtió además de que el crédito seguirá sin fluir hacia empresas y familias -mientras no se clarifiquen las normas que regirán la marcha del sistema financiero tras la crisis- y descartó que se haya postulado para suceder a Zapatero al frente de los socialistas españoles.

Joaquín Almunia, protagonista de un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum, llamó a actuar sobre el coste no salarial de las empresas ya que “Europa no puede competir en bajos salarios”. Así, explicó que, en el marco de la UE, Alemania elevó hace unos años tres puntos el IVA y dedicó un tercio de esa subida a reducir las cotizaciones sociales. En este sentido, esta vía para aligerar la “carga” sobre la fuerza del trabajo “puede ser muy importante”, argumentó.

Respecto a la subida del IVA, el ex ministro socialista consideró “una opción positiva” el alza que ha previsto aplicar el Gobierno a partir del 1 de julio, si bien matizó que esa no es “la única opción” a la hora de reducir el déficit de las cuentas públicas. Además de actuar sobre los ingresos, es necesario actuar por el lado de los gastos, defendió. “No me parece aritméticamente posible reducir el déficit sin recortar el gasto”, insistió.

Por otro lado, tras descartar que su nombre suene para suceder a Zapatero como secretario general del PSOE, Almunia repasó la situación del crédito en Europa y afirmó que “mientras no haya claridad sobre los cambios normativos” que aguardan al sistema financiero, el crédito seguirá sin llegar a empresas y familias.

“Sabemos que va a cambiar la manera en que las entidades financieras tienen que asegurar su solvencia”, explicó. “Pero no se acaba de dar el paso”, aclaró. Mientras tanto, “la prudencia de las entidades financieras continuará en niveles muy altos” y el crédito seguirá sin llegar, explicó.

NO VAMOS A IR HASTA DONDE NOS GUSTARÍA’

Por otro lado, Almunia explicó que la Comisión Europea no podrá llegar hasta donde les gustaría a la hora de reformar la regulación que afecta al sistema financiero. “Se está haciendo mucho. Pero no se ha acabado la tarea. Estamos a mitad de camino”, explicó.

“Tenemos que abordar la cuestión de los derivados”, prosiguió. “Ahora son los CDS (credit default swap), una parte de los derivados. Pero hay muchos más”, explicó, tras abogar por mercados “con más transparencia, para que todos nos enteremos de qué pasa en esos mercados”, reconoció.

Además, reconoció que “la Unión Económica y Monetaria –UEM- no estaba preparada para una respuesta rápida” a una crisis como la de Grecia. Sin embargo, la creación de un Fondo Monetario Europeo puede ser una “solución a largo plazo”, matizó, y no una solución “a corto plazo” como se precisa.

Por último, tras recordar que la crisis se ha llevado por delante 7 millones de puestos de trabajo en Europa –cuya creación había llevado una década- Almunia abogó por construir una Europa que vaya más allá de la mera “coordinación de los intereses nacionales”.

En cuanto a su posible candidatura para suceder a Zapatero al frente de los socialistas españoles, Almunia destacó que “en general los rumores en Madrid no tienen ningún fundamento. Pero éste no llega ni a la categoría de rumor”, explicó tras referirse al plan de estabilidad del Gobierno español, cuyas previsiones están bien en lo relativo a 2010, si bien “pudieran pecar de cierto optimismo” para los años sucesivos 2011 y 2012.

Almunia hace un llamamiento a "revisar" la carga sobre la "fuerza de trabajo"