<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
domingo. 29.01.2023

Abaratamiento del despido: ¿Estamos ante otro fallo de comunicación del Gobierno?

Es la frase más repetida en los titulares relativos a la última reunión del Gobierno con los agentes sociales. "Abaratamiento el despido", aunque sea con todas las matizaciones para tratar de neutralizar su impacto en los derechos de los trabajadores, es la idea que ha calado. CCOO ya ha dicho que no le gusta la última propuesta que ha llevado Trabajo a la mesa del diálogo social. Y el Ejecutivo está preocupado.
NUEVATRIBUNA.ES - 13.4.2010

Ante la inquietud que han causado las informaciones sobre la reunión de Trabajo con los agentes sociales, incluso en las propias filas socialistas, la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, ha salido al paso asegurando que el Gobierno mantiene su compromiso de que no habrá recortes sociales.

Aunque la propuesta del Ejecutivo insiste en que no se van a tocar los derechos de los trabajadores, ya que la rebaja de las indemnizaciones de 45 a 33 días por años trabajado se complementaría con un fondo de despido asociado a cada trabajador -el llamado modelo austriaco- la idea que ha calado es que el coste de deshacerse de un trabajador será "más barato" de lo que era hasta ahora.

No es de extrañar que haya cundido la preocupación en el Ejecutivo ante lo que se atribuye a un nuevo fallo de comunicación, uno más después de los 'patinazos' del área económica sobre la reforma de las pensiones y el supuesto aumento de los años necesarios para calcular su importe que se plasmaron en un documento enviado a Bruselas e inmediatamente corregido por los responsables de su redacción.

El 'modelo austriaco' al que ahora se quiere recurrir, tras haber barajado otro modelo importado -el alemán-, consiste en crear un fondo de despido para cada trabajador al que la empresa realizaría aportaciones sistemáticamente, como si se tratara de una hucha para las indemnizaciones. De esta forma, se impide que se acumulen los costes en el momento de la ruptura del contrato. Tiene además la peculiaridad de que si el trabajador cambia de puesto de trabajo, el fondo se marcharía con él y seguiría creciendo con las aportaciones de la nueva empresa. De este modo se incrementaría la movilidad (otro de los objetivos perseguidos por el Gobierno), puesto que se terminaría con la idea de 'acumular antigüedad'. Asimismo, si el trabajador no necesita el fondo de despido porque continua en su puesto de trabajo hasta la edad de jubilación, las aportaciones se emplearían para completar su pensión.

Sobre la mesa del diálogo social está incentivar la contratación indefinida haciendo uso de un contrato con indemnización por despido de 33 días, de acuerdo con el modelo del contrato de fomento del empleo estable. Esta modalidad de contratación, vigente desde la reforma de 1997 y que hasta ahora se utilizaba sólo para los empleados más jóvenes, establece esta base de cálculo tanto si el despido es improcedente como si es objetivo.


Abaratamiento del despido: ¿Estamos ante otro fallo de comunicación del...
Comentarios