#TEMP
jueves 26/5/22

A Irlanda se le dispara la fiebre, Grecia y Portugal se acatarran y España estornuda

Los problemas de Irlanda se están contagiando a España y al resto de países periféricos de la eurozona. El coste de los seguros de los bonos españoles a cinco años frente a la posibilidad de impago (CDS) ha alcanzado los 284,5 puntos, lo que implica un coste de 284.500 euros anuales por cada diez millones de emisión.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 11.11.2010

De hecho, España ha pasado a situarse en el puesto noveno entre los diez emisores con mayor riesgo de impago, con un 21,64% de probabilidad, según los datos de CMA, un ranking encabezado por Grecia (53,01%), Venezuela (50,54%) e Irlanda (40,72%), así como Portugal (33,78%), que se sitúa en sexto lugar.

Así, la prima de riesgo ofrecida por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes se situaba en 213 puntos básicos, mientras que en el caso de la deuda irlandesa el diferecial se disparaba a un récord de 683 puntos, mientras que los 'spreads' sobre los bonos de Grecia y Portugal alcanzaban los 940,3 puntos y 488,9 puntos, respectivamente. A su vez, los CDS de Grecia alcanzaban los 882 puntos, mientras en el caso de Irlanda llegaban a 607,2 enteros y los de Portugal subían a 486,7 puntos.

Por otro lado, las nuevas tensiones sobre la deuda de los países de la periferia del euro permite al dólar recuperar terreno frente a la moneda europea, que se cambia por 1,3741 dólares.

El el fuerte aumento de la prima de riesgo de Irlanda ha colocado a este país en una situación crítica, ante la que la Comisión Europea asegura estar preparada. La CE está lista para su rescate financiero con el fondo de 750.000 millones de euros que se creó en mayo para frenar la crisis de deuda en la eurozona si recibe una solicitud del Gobierno de Dublín, una petición que hasta ahora no se ha producido.

"En caso de necesidad, y subrayo lo de en caso de necesidad, el presidente (del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso) ha confirmado que tenemos todos los instrumentos necesarios preparados tras la situación que vivimos la pasada primavera con otro Estado miembro", ha dicho el portavoz de la Comisión, Olivier Bailly.

"Irlanda no ha pedido ninguna asistencia financiera a Europa", ha resaltado el portavoz. "Pero si es necesario, la Comisión insiste en que todos los instrumentos están preparados", ha agregado ante las insistentes preguntas de los periodistas sobre la posible activación del fondo de rescate. "La Comisión, por supuesto, apoya a Irlanda frente a los retos que tiene que afrontar", ha señalado el portavoz, que ha subrayado que el Ejecutivo comunitario "examina cuidadosamente la situación cada día". "Está muy claro que estamos siguiendo la situación, no hay petición de momento y no hay necesidad de activar ningún mecanismo", ha repetido.

El Ejecutivo comunitario ha eludido valorar el fuerte aumento de la prima de riesgo irlandesa y tampoco ha querido explicar el funcionamiento del fondo de rescate alegando que ello contribuiría a aumentar el "nerviosismo de los mercados". Se ha limitado a señalar que el "primer paso" para activarlo tiene que ser la petición de Dublín.

A Irlanda se le dispara la fiebre, Grecia y Portugal se acatarran y España estornuda
Comentarios