martes 26.05.2020

2015. El mejor año para la rentabilidad de la vivienda en alquiler.

La rentabilidad bruta de los pisos para alquiler (alquiler más plusvalía a un año) ha registrado en 2015 las tasas más elevadas desde el comienzo de la crisis inmobiliaria en España.

La rentabilidad bruta de los pisos para alquiler (alquiler más plusvalía a un año) ha registrado en 2015 las tasas más elevadas desde el comienzo de la crisis inmobiliaria en España.

Los datos oficiales facilitados por el Banco de España dan una rentabilidad del 8,8 %, cifra desconocida desde el año 2006, y de un 4,6% si contabilizamos exclusivamente la rentabilidad del alquiler. Este porcentaje, similar al del año 2014 indica la estabilidad de un crecimiento sostenido que no se alcanzaba desde año 2002.

La continuidad de la remuneración “prácticamente cero” que ofrecen los bancos en los depósitos de ahorro (incluso se anuncian tipos negativos sin contar la inflación), impulsan a los ahorradores medianos y pequeños a analizar otros mercados alternativos de inversión, entre los que destaca por sus buenos resultados el mercado residencial de vivienda.

Muchas personas no disponen de los ahorros suficientes como para invertir en comprar una vivienda nueva o usada, en una buena zona con garantía de conseguir un alquiler apropiado. Sin embargo desde hace ya unos años existe en España Housers dedicada a seleccionar los mejores pisos para su alquiler, promover la creación de un grupo de inversión para la compra de dicha vivienda donde se puede invertir desde 100 € y que está consiguiendo resultados de rentabilidad, incluso superiores a los del mercado.

Esto puede verse en la página web de Housers en las que se  comprueba la rentabilidad media conseguida en las inversiones realizadas superior en x puntos a la media del mercado.

Con la consolidación de  la recuperación del mercado residencial, la vivienda se presenta como la inversión más atractiva. Comprar un inmueble para luego ponerlo en el mercado del alquiler es, hoy por hoy, una operación con una elevada rentabilidad y bajo riesgo.

El organismo que gobierna Luis María Linde tiene en cuenta en sus cifras,  no sólo el rendimiento bruto del alquiler (4,6%, en diciembre del año pasado), sino, también, la plusvalía a 12 meses, que añade 4,2 puntos porcentuales adicionales. De ahí que muchos pequeños y medianos inversores se hayan fijado en el mercado residencial como refugio ante la escasa rentabilidad de otras inversiones.

La deuda pública a diez años en España está ofreciendo en la actualidad el 1,44%, porcentaje seis veces inferior a la rentabilidad bruta del alquiler de vivienda. A la par, la bolsa refleja, según datos del mismo Banco de España un rendimiento negativo del 24,3% en el mes de febrero del presente año.

Desde 2008 a 2013 la rentabilidad de los alquileres de la vivienda fue siempre negativa, y 2014 cerró con un 6,4%, 2,4 puntos menos que el año siguiente. Por ello, al igual que todas las inversiones es importante analizarlas continuamente y valorar las rentabilidades que puede dar la entrada en ese ámbito y las facilidades de salida del mismo.

Los datos de rentabilidad facilitados por el BE, son similares a los que están consiguiendo las empresas denominadas SOCIMIS (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria). Estas son  sociedades anónimas cotizadas cuya actividad principal es la adquisición, promoción y rehabilitación de activos de naturaleza urbana para su arrendamiento.

Los expertos recomiendan invertir en viviendas bien localizadas y con una demanda elevada. Las zonas principales y la periferia del centro de las grandes ciudades son las mejores para comprar un inmueble y sacarlo después al alquiler. Las mejores opciones son pisos de menos de 80 metros cuadrados y una o dos habitaciones, ya que son los que tienen una mayor ratio de renta por arrendamiento por cada metro cuadrado. Y esta tarea de selección, así como de toda la gestión relativa a la compra y alquiler de la misma, es la que realiza Housers.

Además, el precio de los alquileres está subiendo. Los arrendamientos se encarecieron en 2015 en todas las comunidades, a excepción del País Vasco, en la que bajó un 0,3%.

¿Qué ha sucedido en las grandes Capitales con el precio de la vivienda durante el primer trimestre de 2016?

Analizando los precios del primer trimestre en Madrid y Barcelona Capital, las dos capitales suben ligeramente, 0,8% Madrid y un 1% Barcelona. Sitúan el precio medio por metro cuadrado en 2.933 Euros en Madrid y 3.337 Euros en Barcelona.

En dos de las capitales más importantes a nivel nacional como Sevilla (2.035 €/m2) y Valencia(1.820 €/m2). Las dos capitales experimentan ligeras subidas durante el primer trimestre, un 1,5% Sevilla y un 1,2% Valencia.

Además, la variación anual del precio del alquiler fue en el año 2015 del 3,6%, la más alta que se ha registrado en todo el histórico del índice. Cada vez más gente está alquilando y no comprando, porque no pueden acceder a la compra de una casa, debido en gran medida a las restricciones de concesión de préstamos

Cabe destacar igualmente que la expectativa de subida de precios de venta de las viviendas será cercana al 5% en 2016.

2015. El mejor año para la rentabilidad de la vivienda en alquiler.
Comentarios