sábado. 13.04.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS | 05.02.2009

El director del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Juan Iranzo, afirmó el jueves a nuevatribuna.es que las empresas y familias españolas sufren una “enorme restricción” del crédito y planteó una serie de medidas orientadas a aliviar los problemas financieros en el sector productivo.

Tras señalar que el problema de la economía española no es de consumo, sino de ahorro, el director del IEE abogó por políticas que contribuyan a controlar el déficit público, y recordó que el incremento del déficit provoca el encarecimiento de la financiación.

Respecto a la situación actual, Iranzo afirmó que “ya no hay crédito al proveedor”. “Ahora tienes que pagar por adelantado”, señaló en referencia a la situación que atraviesan autónomos y empresas.

El director del IEE instó a las administraciones a pagar sus deudas en plazo y enumeró una serie de medidas encaminadas a solventar la falta de liquidez, entre las que destacó la creación de una caja de compensación fiscal, el aplazamiento del pago del IVA hasta el abono efectivo de la factura y la creación de un fondo destinado a liquidar las deudas de los ayuntamientos.

Respecto a la pugna que enfrenta a los banqueros y el gobierno por la concesión de créditos, Iranzo afirmó que “no podemos poner en riesgo la solvencia de la banca” y abogó por que el Estado avale los créditos con riesgo si pretende que la banca los conceda.

CCOO exige claridad sobre el alcance de la crisis

Por su parte el sindicato Comisiones Obreras exigió este jueves al Gobierno y a la oposición que den a conocer la dimensión económica y social del problema y que cuenten a la ciudadanía "la profundidad estructural" de la crisis.

La Federación de Servicios Financieros y Administrativos de CCOO (Comfia-CC.OO.) considera que la responsabilidad que se le pide a la banca de que actúe con transparencia en la gestión y responsabilidad con su entorno económico y social "es exigible a todos los actores", incluidos el Gobierno y la oposición.

La comisión ejecutiva del sindicato publicó este jueves un documento sobre el papel del sistema financiero ante la crisis económica. A su juicio, "no se puede seguir distrayendo la atención sobre la dimensión de la crisis buscando chivos expiatorios ajenos a la propia responsabilidad, cambiando a conveniencia esa responsabilidad". En este sentido, la formación indica que "primero fueron las "subprime", más tarde la crisis globalizada, hoy son las entidades financieras, y mañana será la rigidez del mercado laboral".

Comfia-CC.OO. subraya que el sistema financiero tiene la responsabilidad social de dotar de crédito a la economía, pero insistió en que "pensar que sólo este elemento va a solucionar un elemento que es sistémico y que tiene su origen precisamente en un exceso de endeudamiento y especulación, es hacerse trampas en un solitario".

La secretaria de Organización del PSOE, Leire PajínMiguel Sebastián, en cuanto a cómo están actuando las entidades financieras en la crisis.

"No es contradictorio y los dos dicen exactamente lo mismo", ha afirmado Pajín, en referencia a lo que dijo José Luis Rodríguez Zapatero tras reunirse el lunes con los banqueros.

El presidente del Ejecutivo aseguró comprender la prudencia con la que operan los bancos, aunque les insistió en que tenían que hacer un esfuerzo para que la financiación del Gobierno llegara a las pymes y familias.

Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, trasladó el jueves a la cúpula de la CEOE que su partido ha tratado de movilizar un fondo de 5.000 millones para que los ayuntamientos paguen a sus proveedores.

Este fue uno de los puntos tratados por el líder "popular", Mariano Rajoy, durante el encuentro que mantuvo con el presidente de la patronal,
Según Génova, la formación entiende que este fondo tendría que ir orientado a pagar a los pequeños y medianos empresarios y a los autónomos "que están dejando de cobrar porque no hay liquidez en los ayuntamientos".

Así, los empresarios insistieron en que uno de los grandes problemas a los que se enfrentan, especialmente la pymes, es la falta de capacidad de cobro incluso de las administraciones públicas. Asimismo, destacaron sus dificultades para acceder al crédito y sus problemas de morosidad, además de la necesidad de hacer reformas en materia fiscal y tributaria.

Las quiebras seguirán creciendo

Por su parte, el presidente de las Cámaras de Comercio, Javier Gómez Navarro, aseguró este jueves que las quiebras de familias y empresas seguirán creciendo en el futuro si no se resuelve cuanto antes el problema del crédito que actualmente sufre la economía española.

Así lo puso de manifiesto en una entrevista en TVE, al ser preguntado por el dato que publicó el jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE), que apunta a que las declaraciones de concursos se triplicaron a lo largo de 2008.

Gómez Navarro aseguró que se trata de un dato que no afecta a las pequeñas y medianas empresas porque este tipo de negocios no suspenden pagos, sino que simplemente "desaparecen", a pesar de que, a su juicio, la destrucción de empresas "todavía no es alarmante".

En esta línea, afirmó que para subsistir, lo que actualmente pone en peligro la viabilidad de unas 250.000 empresas.

Así, Gómez Navarro aprovechó para denunciar la actitud de la banca por estar cobrando el crédito más caro sin asumir el riesgo que implica la actual situación económica. "Se ha anticipado a cobrar más, si no asume el riesgo no está justificado", indicó.

Botín y González no comparecerán en el Congreso

La portavoz parlamentaria del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró el jueves que las "contradicciones internas" del PSOE en las críticas a la banca por la restricción del crédito le parecen "medidas y buscadas" y suponen la representación de un "papel" por parte de las diferente voces socialistas.

En la Cámara Baja, la dirigente "popular" indicó que su formación no era partidaria de la petición de ICV para que los directivos de los principales banqueros españoles comparecieran en sede parlamentaria, una posibilidad que resultó rechazada el miércoles al no contar con el respaldo de ningún grupo, pese al apoyo expresado inicialmente por el PSOE.

Finalmente, el Congreso sólo citará al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, al presidente del Instituto de Crédito oficial (ICO), Aurelio Martínez, a los de la Asociación Española de la Banca (AEB), la Confederación de Cajas de Ahorros (CECA) y a los agentes sociales.

"Ya no hay crédito al proveedor"