#TEMP
viernes 27/5/22

¿Un nuevo impuesto ecológico?

Manuel Chaves se declara a favor de crear una nueva tasa que grave los carburantes, igual que el aprobado en Francia por Sarkozy, y que ha supuesto subidas de 4 céntimos en el litro de gasolina.
> Zapatero defiende la subida en Nueva York
NUEVATRIBUNA.ES / L.M. - 24.09.2009

El Gobierno planea la aprobación de un nuevo ‘impuesto verde’ que gravará los carburantes y que se sumará al resto de subidas de tributos que Zapatero tiene previsto aprobar este sábado. Así, el Vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, se mostró hoy partidario de esta nueva ‘tasa’ ecológica, que, de seguir el modelo francés, recién aprobado por Sarkozy y elogiado por Zapatero, encarecerá el litro de gasolina hasta en 4 céntimos de euro. Ante la posible subida, los transportistas ya han puesto el grito en el cielo.

El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, ha eludido hoy pronunciarse sobre el nuevo impuesto ecológico durante su intervención en el Foro de ABC, aunque más adelante ha comentado que "es una posibilidad" y además le "gusta".

Según la Cadena Ser, el Ejecutivo pretende crear una nueva tasa verde sobre el combustible para penalizar las emisiones de CO2. La nueva tasa se incluiría en la nueva ley de Economía Sostenible que se aprobará en octubre; un impuesto ecológico en línea con lo que se está estudiando en el G-20 y en la Unión Europea, informa.
Antes estos rumores, los trasportistas pusieron hoy el grito en el cielo y recordaron al Gobierno su compromiso de no subir la fiscalidad sobre los carburantes al transporte por carretera, una promesa que el Ejecutivo hizo en junio de 2008, tras los paros del transporte motivados por la crisis del sector.

A mediados de junio, el Gobierno anunció una subida de 2,9 céntimos de euros por litro en el impuesto sobre hidrocarburos que se aplica tanto a la gasolina con o sin plomo como al gasóleo de automoción, lo que permitirá ingresar 1.097 millones de euros anuales en las arcas públicas.

INICIATIVA DE SARKOZY

Hace apenas quince días, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero
El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, anunció entonces un nuevo impuesto que obligará a pagar, a partir de 2010, 17 euros por cada tonelada de dióxido de carbono que se emita por el uso de petróleo, gas y carbón, si bien añadió que se compensará a las familias francesas con una reducción en el impuesto sobre la renta o con un "cheque verde".

“El impuesto sobre el carbono se creará en 2010 y se aplicará sobre el petróleo, el gas y el carbón", precisó Sarkozy, que aclaró que la electricidad queda excluida porque, gracias al parque nuclear francés, no genera grandes emisiones de CO2.

Esos 17 euros implicarán un aumento de 4,5 céntimos por litro en el precio del litro de fuel, 4 céntimos por litro en el caso de la gasolina y 0,4 céntimos por kilovatio por hora para el gas, según las cifras oficiales.

¿Un nuevo impuesto ecológico?
Comentarios