jueves. 29.02.2024

"Tijeretazo" de Aguirre en partidas de empleo

Sindicatos y oposición critican el recorte al empleo y la inversión en los presupuestos regionales de 2010. CCOO denuncia el "despilfarro" en publicidad y en "autobombo de la presidenta", mientras el PSM le recomienda que "dedique, entre bronca y bronca, dos tardes a estudiar las cuentas".
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. 30.10.2009

CCOO de Madrid considera que los presupuestos regionales, para 2010 –presentados este viernes por el consejero de Economía y Hacienda, Antonio Beteta- “dan la espalda” a la crisis que sufre la economía madrileña lo que supone “una grave irresponsabilidad y una apuesta por el conflicto social”.

Para el sindicato, en un momento de contracción de la actividad de sector privado, “cabría esperar unas cuentas expansivas que aprovecharan todas las posibilidades del gasto público”. Sin embargo, “en un acto de irresponsabilidad sin precedentes”, el Gobierno regional “opta por lo contrario y carga con la responsabilidad de crear empleo y salir de la recesión a las empresas y a las familias”.

Así se pronuncia este sindicato que califica de “sorprendente” la caída de los recursos dedicados a la inversión, un 21% menos, es decir 414,2 millones de euros. Además –señala- “todo el esfuerzo de austeridad se hace sobre las inversiones que crean puestos de trabajo y sobre el empleo público, que se reducirá en 900 puestos de trabajo”.

El sindicato denuncia también que se reduzca el gasto en todas las partidas sociales: sanidad, un 0,6%; y educación, un 1,2%. Se salva sólo, y gracias a los recursos transferidos por el Estado para la atención a la dependencia, la Consejería de Familia y Servicios Sociales, que crece un 4,7%.

CCOO critica que los recortes se ceban en las partidas de empleo, un 4,6%; vivienda y ordenación del territorio, un 14,5%; en transporte e infraestructuras, un 12,3%; y economía, un 21%. “Es decir, con 483.000 madrileños desempleados, 200.500 más que hace un año, y con todos los sectores de la actividad en recesión, todas las partidas dirigidas al empleo y a la actividad de la economía sufren un tijeretazo, a pesar de que Madrid es la comunidad que presenta la peor evolución del paro, actividad y ocupación”.

AUTOBOMBO DE LA PRESIDENTA Y REGALOS FISCALES

Por el contrario, señala CCOO de Madrid, “no se hace ninguna contención en las partidas dedicadas a las externalizaciones y privatizaciones innecesarias de los servicios públicos (bienes y servicios y las transferencias corrientes mantienen sus cuantías), que es donde se concentra el despilfarro de la publicidad y el autobombo de la presidenta” .

Mención especial merece para CCOO que mientras se reduce el presupuesto el Gobierno regional mantenga como prioridad los “regalos fiscales”, que supondrán una pérdida en la recaudación de 2.100 millones de euros, similar a los años de crecimiento. Por ello exige que se modifique la política fiscal “regresiva y antisocial”, y se dedique sus cuantías a la inversión en infraestructuras, el gasto en I+D+i, y el impulso de la actividad económica y el empleo.

CAÍDA DEL GASTO SOCIAL

Por su parte, la portavoz del PSM en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez destacó “la ausencia de voluntad política” del Gobierno de Esperanza Aguirre para contar con la colaboración ofrecida por los socialistas madrileños “para aportar propuestas contra la crisis y para que los presupuestos de 2010 se conviertan en el instrumento para salir de la crisis y luchar contra el paro”.

Maru afirmó que Aguirre “trata de responsabilizar a todo el mundo sobre la situación de los presupuestos, cuando la única responsable es ella misma. Aguirre habló de unos presupuestos difíciles, y desde nuestro punto de vista estos son exactamente los presupuestos que no necesita la región para su reactivación económica. Para ello es necesario promover la inversión pública y garantizar la protección social y la calidad de los servicios públicos. Con la caída del gasto social en 2010, esto no queda garantizado en absoluto”.

Los presupuestos de 2010 “vienen a confirmar la tendencia” de los dos ejercicios anteriores y “consolidan un desplome en la inversión productiva” que, de no corregirse, advirtió Menéndez “va a contribuir que nuestra región sea de las que tenga más dificultades para conseguir la recuperación de empleo, como ya se ha percibido en los datos de la EPA del tercer trimestre de 2009, que reflejan una reducción del paro en el conjunto del país mientras Madrid sigue presentando datos muy negativos”.


ENTRE BRONCA Y BRONCA, DOS TARDES PARA ESTUDIAR

El también diputado socialista Adolfo Piñedo “echa de menos” que con 450.000 parados que existen en la Comunidad de Madrid, el Gobierno “haya rehusado la posibilidad excepcional que este año la ley brinda a las comunidades autónomas para llegar a un déficit del 2,5 por ciento”.

El diputado recomendó a Aguirre que “dedique, entre bronca y bronca, dos tardes a estudiarse las cuentas de la comunidad que dice gobernar” y afirma que el Gobierno regional “ha cuadrado a martillazos el capítulo de ingresos” pues ha contabilizado una cantidad –700 millones- que no constan en los presupuestos generales del Estado.

Y terminó Piñedo: “No me resisto a recordar una afirmación que ayer hizo Aguirre, cuando dijo que mantener el poder adquisitivo de los empleados públicos es una obligación absurda que le ha impuesto Zapatero. Efectivamente, es una obligación. En Madrid existen 150.000 personas trabajando el administración regional que van a mantener su poder adquisitivo a pesar de que la presidenta Aguirre no está de acuerdo”, concluyó.

LOS PRESUPUESTOS MÁS DIFÍCILES DE LA HISTORIA DE LA COMUNIDAD

El consejero Beteta destacó que las cuentas para el año que viene son “austeras” (bajan un 2,96% respecto al anterior) y aseguró que estos presupuestos han sido los “más difíciles de la Historia de la Comunidad”, ya que “cuando se tiene menos dinero hay que reducir a todo el mundo”,

El responsable de Economía madrileño aprovechó la ocasión para mostrar la diferencia que existe entre el proyecto regional y el central, basado este último en un “endeudamiento desbocado y en la subida de impuestos”, al tiempo que denunció que por sexto año consecutivo el Gobierno de la Nación “perjudica” los intereses de los madrileños reduciendo la inversión territorializada.

“El Gobierno central va a gravar la situación de la economía madrileña y por ende la española con la subida de impuestos que tiene prevista y que, además, no beneficia a las arcas regionales porque la ley de financiación, ahora en tramitación en el Congreso, indica que la recaudación adicional va para la Administración central del Estado”, explicó.

"Tijeretazo" de Aguirre en partidas de empleo