sábado 24/10/20

¿Qué impuestos indirectos podría subir el Gobierno?

El Ejecutivo anunció recientemente su intención de aprobar el próximo año una subida del IVA, crear nuevos impuestos indirectos e incluso elevar algunos de los ya existentes a fin de recaudar unos 8.000 millones de euros adicionales con los que alcanzar los objetivos de déficit. Ahora bien, ¿qué tasas son susceptibles de ser aumentadas?

Desde Gestha consideramos más equitativa la creación de un nuevo tipo impositivo del 35% en el Impuesto de Sociedades para bases imponibles a partir del millón de euros de facturación

Una nueva subida del IVA sería injusta y regresiva ya que afectaría a todos los ciudadanos por igual, independientemente de su nivel de renta, perjudicando especialmente a los pensionistas y mileuristas, quienes dedican la totalidad de sus ingresos al consumo, y que actualmente representan más del 60% de los asalariados y autónomos de nuestro país.

Una de las alternativas más claras que se presentan es la de un posible nuevo repunte de los impuestos especiales que gravan al alcohol, el tabaco y los combustibles, pese a que ya se vieron incrementados en diferentes momentos de la crisis.

Además, en el caso de los dos primeros impuestos las cuentas del Gobierno se sanearían también en un futuro por un descenso en el gasto hospitalario -que actualmente representa entre el 40% y el 50% de los presupuestos autonómicos-, ya que este tipo de subidas desincentivan su consumo entre la población, reduciendo por tanto su impacto sanitario a medio y largo plazo.

Junto a esta medida, cada vez cobra más fuerza la posible implantación de una nueva tasa que grave el uso de las autovías en nuestro país, hasta ahora gratuitas. Este 'copago' engordaría las arcas públicas a través de los conductores que siguieran utilizando este tipo de carreteras, sufragando así unos peajes cuyo importe vendría a llenar el hueco existente en la 'hucha' de las Administraciones.

Frente a dichas alternativas, desde Gestha consideramos más equitativa la creación de un nuevo tipo impositivo del 35% en el Impuesto de Sociedades para bases imponibles a partir del millón de euros de facturación, que son declaradas sobre todo por las grandes empresas que superan los 45 millones en ventas. Dicha medida aportaría casi el doble de la recaudación que la creación de nuevos impuestos indirectos y la elevación de los ya existentes, y mejoraría la igualdad del sistema fiscal, al reducir las diferencias entre el menor tipo efectivo de las grandes corporaciones y el mayor de las pymes.

Contesta Carlos Cruzado,

Presidente de los Técnicos de Hacienda (GESTHA)

¿Qué impuestos indirectos podría subir el Gobierno?
Comentarios