#TEMP
jueves 19/5/22

"No sé dónde está la definición de rico que además no me gusta"

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía ha contestado así a las críticas sobre el escaso impacto sobre las rentas más altas que supone el ajuste fiscal del Gobierno. Además, ha confirmado que la subida de los impuestos no será temporal, porque las circunstancias "no lo aconsejan" y el Ejecutivo no preve que esto pueda cambiar.
> Toxo y Méndez piden una reforma de más calado

NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 29.9.2006

Elena Salgado aseguró, en la rueda de prensa en el Congreso para presentar los Presupuestos Generales del Estado para 2010, que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sólo se refirió a una subida "moderada y/o temporal". "Lo tengo muy claro. Ahora estamos en lo moderado", señaló.

Según la vicepresidenta, la "propuesta" del Gobierno "ha sido muy pensada" desde el punto de vista de las repercusiones de cada una de las reformas impositivas en virtud de la recaudación, la eficacia y la "inexistencia de efectos adversos", o en que al menos éstos últimos se vean compensados por los primeros. Admitió, no obstante, que se trata de una de las medidas más impopulares y señaló que su impacto se notará especialmente en la "amplísima clase media española", por las características del sistema tributario español.

"No sé donde está definición de rico o no rico, que además no me gusta", incidió Salgado, quien señaló que la única preocupación del Gobierno es "saber quiénes son los pobres" e impedir que aumenten las personas en esa situación. En su opinión, distribuir el incremento de impuestos sólo entre el millón de españoles con rentas más altas "no sería razonable". "Todo tiene que tener cierta secuencia y la base de la estructura fiscal son las clases medias", incidió Salgado, quien recalcó la importancia de "ajustar" este esfuerzo. "Lo que vamos a hacer con esos recursos es lo importante".

"Pedimos un esfuerzo adicional moderado a todos los ciudadanos y un esfuerzo específico a los que tienen más capacidad", defendió Salgado, en lo referente al incremento de las rentas del capital, y defendió que los titulares de las Sicavs verán incrementada su presión fiscal gracias a este aumento.

Respecto a la subida al 21% de las rentas del capital, señaló que hay un "cierto límite teórico" en su tributación, que está en el tipo efectivo de sociedades, en estos momentos está situado, según la vicepresidenta, por encima del 20%. "Si las circunstancias lo aconsejan se modificará, ahora no".

PRESIÓN FISCAL MENOR QUE LA DE 2008

A su juicio, la presión fiscal será menor que la de 2008 por la caída de la actividad y de la recaudación y "considerablemente inferior" a la de 2004 --año de la llegada de los socialistas al poder--, si bien la recaudación aumentará sensiblemente respecto al presente ejercicio.

Salgado defendió que la subida de dos puntos del tipo general del IVA sólo supone multiplicar por 1,18 los precios para el consumidor final, frente al 1,16 anterior, siempre en el supuesto de que toda la subida se traslade a los productos, algo que según sus cálculos sólo ocurrirá en un 70% de los casos. "Puede que sea todavía menor, en un contexto en el que los precios están bajando", dijo, aunque la repercusión global "es difícil de tener en cuenta y calcular".

En cualquier caso, sus previsiones son que el efecto de la subida del IVA va a ser "muy, muy moderado sobre los precios", cuya evolución está ahora en negativo: "Mi opinión es que en estos momentos debemos acercarnos en imposición indirecta a parámetros más europeos, con independencia de cambios en el futuro en otras figuras". Precisamente acerca de otra subida de los impuestos especiales, Salgado recordó que en junio ya se produjo un aumento de los tributos sobre hidrocarburos y tabaco. No obstante, advirtió de que los incrementos de estos tributos, de producirse, "nunca se anuncian y mucho menos con un año de anticipación".

Por otro lado, Salgado indicó que el comportamiento de la inflación ha impedido al Gobierno introducir por segundo año consecutivo un deflactor del IRPF, ya que de haberse hecho, éste habría tenido un impacto negativo para los contribuyentes a través de un incremento de los tipos. Además, defendió que la Agencia Tributaria está siendo "más efectiva" en la lucha contra el fraude y entre enero y julio se ha recaudad un 30% más que en el año anterior. "Estoy segura de que Hacienda intensificará el esfuerzo en este sentido", terminó diciendo.

"No sé dónde está la definición de rico que además no me gusta"
Comentarios