martes 30/11/21

"No pretendemos aislar España, sino justamente lo contrario"

Los sindicatos quieren llegar a un acuerdo para garantizar los servicios mínimos durante la huelga general, con la que quieren evitar que el país quede aislado en la recuperación económica. Lo han proclamado los líderes sindicales en Murcia, donde cientos de personas les han acompañado con gritos de 'Huelga' o 'Zapatero, dimisión' en una asamblea para informar de los últimos preparativos de cara al 29-S.
> Fomento quiere el 40% de vuelos internacionales
> Los sindicatos no respetarán mínimos abusivos
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 22.9.2010

Los secretarios generales de UGT y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, han criticado que "peligrosamente" los responsables empresariales de este país "empiezan a animar a tomar medidas chantajistas como despedir o no pagar las nóminas de los trabajadores, lesionando los intereses de los trabajadores". Por lo que, según Toxo, "quedan pocas dudas de que la reforma laboral, de consolidarle, viene a suponer un sólido retroceso a los derechos laborales en el país, unido al riesgo de que España se estanque económicamente y nos instalemos en una tasa de paro que sobrepase el 20 por ciento durante un periodo largo de tiempo, como consecuencia de las políticas de empleo que se están adoptando".

Todas estas medidas son, para el líder de CCOO, "contraproducentes para el desarrollo económico y pueden suponer una recaída en la economía y que España se instale en el furgón de cola de la recuperación en Europa y por lo tanto, crezca el desempleo", a lo que se une "el anuncio de nuevas reformas como la de las pensiones, creciendo el sentimiento de rechazo y provocando un éxito de participación seguro el próximo día 29".

La huelga, a su juicio, "obligará al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a modificar su política económica, laboral y social" y ha animado a los ciudadanos a que "no se instalen en el desánimo porque las huelgas siempre han servido".

Cándido Méndez opina que "esto es el colmo, parece mentira que las representaciones empresariales en lugar de atajar comportamientos de esta naturaleza, intenten amedrentar a los trabajadores para que no ejerzan su derecho de huelga". Según ha dicho, "la patronal debería corregir las situaciones que protagonizan aquellos empresarios que dejan de pagar injustamente las nóminas de sus trabajadores".

Todo esto, ha destacado en Murcia, "alimenta el espíritu de la huelga, ese espíritu constitucional y democrático que va tomando mayor envergadura", al tiempo que ha señalado que pretenden llegar a un acuerdo sobre los servicios mínimos, "pero ese acuerdo debe garantizar el ejercicio del derecho de huelga". "No pretendemos aislar España, sino que el país no quede aislado en la recuperación económica en el marco de la Unión Europea", ha asegurado.

Sobre la reforma del IRPF, los sindicalistas piensan que "debe evitarse hablar de medidas cosméticas que poco van a servir para animar la recuperación económica". "España necesita una profunda reforma fiscal pero al mismo tiempo, puesto que ésta podría retrasarse por el escaso consenso, sería imprescindible que al Consejo de Ministros fueran decisiones para acompañar los Presupuestos Generales del Estado como la lucha decidida contra el fraude fiscal, la recuperación de la parte de fiscalidad retratada a través de la economía sumergida, acciones decididas en relación con las sociedades de inversión de capital variable o la recuperación de figuras fiscales como el Impuesto de Patrimonio, de Sucesiones o Donaciones", ha explicado Méndez.

Para el secretario general de UGT, este anuncio "reiterativo" quizá pueda interpretarse "a una semana de la Huelga General como un símbolo claro de que el Gobierno está tomando buena nota de la misma y está interiorizando el impacto de ésta". En su opinión, este anuncio es "insuficiente" porque no viene a remodelar "los atropellos producidos con la reforma laboral, el plan de ajuste y sólo tendría sentido dentro de una rectificación general de la política de Gobierno, apostando por una reforma fiscal en profundidad". Por lo que "la rectificación final la tendrá que realizar el presidente del Gobierno despúes del 29 de septiembre".

"No pretendemos aislar España, sino justamente lo contrario"
Comentarios