#TEMP
jueves 26/5/22

"Ni nos domaron, ni nos doblaron ni nos van a domesticar"

La muerte de Marcelino Camacho supone la desaparición de uno de los mayores referentes de la lucha política y social que ha tenido la izquierda española, que pasó de ser preso político en el franquismo a líder de Comisiones Obreras durante la primera década de la democracia.
NUEVATRIBUNA.ES - 29.10.2010

"Ni nos domaron, ni nos doblaron ni nos van a domesticar". Ésta fue la famosa frase que pronunció al abandonar la cárcel de Carabanchel, que refleja la lucha por las libertades y la democracia que mantuvo este sindicalista, reconocido también por su capacidad negociadora en los primeros acuerdos laborales de este periodo. Una frase que él mismo recordó en su última intervención pública, en el multitudinario homenaje que se le rindió en noviembre de 2007 en el que recibió el reconocimiento unánime del Gobierno, la mayoría de los partidos y sindicatos y la patronal.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aprovechó el acto para aplelar a la unidad sindical entre UGT y CCOO y definió a Marcelino Camacho como "un padre fundador de la libertad y de la democracia"., en palabras del jefe del Ejecutivo. En un abarrotado Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid y con el lema "Marcelino: historia de un compromiso", se rindió homenaje a un hombre "sencillo que, con su determinación, su sacrificio y sus ideas inquebrantables, ha sido y es un referente fundamental del movimiento obrero y de la lucha por la democracia y la libertad en España y en el mundo", según CCOO.

Marcelino, como siempre combativo, hizo un breve alegato contra el capitalismo y envió un abrazo a todos los participantes de un acto del que destacó su "unidad". Camacho finalizó su discurso con el grito: "Ni nos domaron, ni nos doblaron ni nos van a domesticar".

Tras aquel acto, el histórico líder sindical sólo asistió, ya sin discursos, a otros dos eventos públicos: otro homenaje organizado por el sindicato en Madrid en enero de 2008 y el IX Congreso de CCOO, celebrado en diciembre de 2008.

Hasta el último momento siguió militando en el PCE y siendo miembro de su Comité Federal. Así mismo era afiliado de IU y conservaba el carnet nº 1 de miembro de CCOO. En 1990 publicó sus memorias, "Confieso que he luchado", prologadas por Manuel Vázquez Montalbán. Además, es autor de Charlas en prisión y España, una conquista de la democracia. Su trayectoria sindical y humana también ha sido recogida en la biografía Marcelino Camacho y Josefina. Coherencia y Honradez de un líder, escrita por el filósofo Alfredo Gómez.

Vídeo homenaje de CCOO:

"Ni nos domaron, ni nos doblaron ni nos van a domesticar"
Comentarios