miércoles. 19.06.2024

A partir de enero de 2013, se eliminará la deducción por compra de vivienda habitual para cumplir con los objetivos de déficit comprometidos con Bruselas, ya que hasta ahora la posibilidad de desgravar priva al Estado de un ahorro potencial de 1.500 millones de euros anuales.

Esta decisión, sin embargo, no afecta a los inmuebles adquiridos previamente a la fecha de su entrada en vigor, sino que solo se aplicará a las que se compren a partir de enero. Por lo tanto, todas aquellas personas o familias que hayan comprado una vivienda o tengan pensado hacerlo en lo que queda de año podrán desgravarse en la declaración del IRPF hasta un 15% (un 18% en País Vasco) de las cantidades satisfechas para pagar la casa, hasta un límite de 9.040 euros, lo que supone rebajar su cuota a pagar en el IRPF en 1.356 euros anuales.

Desde que el gobierno de Mariano Rajoy aprobara las nuevas condiciones de deducción por vivienda en diciembre de 2011, los compradores no se han visto condicionados por su nivel de renta para optar a la desgravación, mientras que anteriormente solo podían deducirse las rentas inferiores a los 24.107 euros brutos anuales. Actualmente, unos 5,8 millones de contribuyentes aplican la deducción, que mantendrán hasta que paguen totalmente su casa.

Los Técnicos de Hacienda consideramos que esta supresión apenas se apreciará en las arcas públicas ya que las ventas de viviendas retrocederán en torno a un 20% en 2013, según las estimaciones de los analistas, a lo que hay que sumar que los efectos del ahorro para el Estado por eliminar esta medida solo se empezarán a notar en el medio y largo plazo, cuando más contribuyentes vayan perdiendo el derecho a desgravarse.

Contesta Carlos Cruzado,

Presidente de los Técnicos de Hacienda (GESTHA)

La supresión de la deducción por vivienda apenas afectará a las arcas públicas