jueves. 20.06.2024

Hemos entrado en la recta final del año y numerosos organismos oficiales, como la OCDE, están presentando sus recomendaciones a España para que cumpla con el objetivo de déficit marcado por Bruselas y, al mismo tiempo, se abone el camino para el crecimiento económico y del empleo.

Precisamente, la OCDE ha sugerido al Gobierno español que extienda el tipo general del IVA –ahora se sitúa en el 21% tras el incremento de septiembre– a determinados productos y servicios con un tipo más reducido, con el objetivo de ajustar el desequilibrio de las cuentas públicas. Sin embargo, esta medida, que incrementaría los ingresos del Estado vía recaudación de impuestos, tendría un efecto pernicioso sobre el consumo, que supone la base del crecimiento de la economía española.

Al lastrar el consumo se resienten las ventas de las empresas y, en muchas ocasiones, desemboca en regulaciones de empleo que aumentan la ya abultada cola del paro, con cerca de seis millones de personas sin trabajo. Por tanto, a mayor desempleo, menos ingresos de Hacienda en impuestos, lo que complica la reducción del déficit.

A esto se suma el escaso rendimiento en la recaudación por IVA en nuestro país, ya que de cada 100 euros que se gastan en España, solo se ingresan 9,7 euros por este concepto, frente a los 12,3 euros de media de los países europeos.

Esta falta de eficiencia se debe principalmente a la evasión fiscal, que se acentúa en época de crisis, y a una lucha contra el fraude mal enfocada, lo que impide sacar a impuestos como el IVA todo su rendimiento. Según nuestras estimaciones, España pierde cada año unos 17.176 millones de euros por el fraude en el IVA.

A la vista de estos datos, los Técnicos rechazamos la subida del IVA al considerar que supone "hacer pagar a todo el mundo por el fraude que cometen algunos", lo que a su juicio es la verdadera causa de que no se recaude lo que se debería.

Entre las medidas que proponemos para reducir el déficit sin tocar el IVA se encuentra una reorganización del Ministerio de Hacienda y la Agencia Tributaria para aflorar 1,6 puntos porcentuales de la economía sumergida (actualmente en el 23,3% del PIB), así como mejorar el control del gasto público aumentarían los ingresos en otros 6.200 millones de euros, lo que en total sumaría más de 12.100 millones de euros, cifra equivalente a la obtenida por la subida del IVA y el recorte a los funcionarios.

Contesta Carlos Cruzado,

Presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)

¿La subida del IVA propuesta por la OCDE serviría para reducir el déficit?