jueves 9/12/21

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) no creemos que se deba calificar esta nueva normativa –a la que nos referiremos como modelo 720– como una especie de perjuicio o “ataque” fiscal hacia los extranjeros que residen en nuestro país, ya que la obligación de dar cuenta del patrimonio propio se extiende a todos los residentes en nuestro país, sean nacionales o extranjeros.

Además, esta medida trata de reducir la elevada evasión fiscal de España, donde la economía sumergida supera los 240.000 millones de euros, equivalente al 23,3% del PIB, un porcentaje que dobla la tasa media sumergida de la zona euro, que se sitúa entre el 10% y 13%.

Sin embargo, lo que sí consideramos excesivo es el elevado importe de la sanción mínima que no distingue entre pequeños ahorradores y grandes fortunas opacas que deslocalizan la mayor parte de su patrimonio a países de baja tributación, más conocidos como paraísos fiscales.

Por tanto, y sin olvidar que cualquier fraude debe ser penalizado, creemos que el Gobierno debería haber puesto en marcha una campaña que diera a conocer esta nueva obligación informativa de los contribuyentes para evitar que fueran sancionados duramente por errores cometidos a la hora de rellenar el modelo 720, cuyo plazo de presentación termina el 30 de abril. Y es que, no lo olvidemos, entre los afectados se encuentran inmigrantes y trabajadores extranjeros con bienes en el exterior, así como jubilados europeos con escasa cultura financiera que vienen a residir a España en busca de un nivel de vida más acogedor y un clima cálido.

Contesta Carlos Cruzado

Presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)

¿La nueva normativa sobre declaración de bienes en el exterior supone un perjuicio para...