#TEMP
jueves. 30.06.2022
PIDE "SENSATEZ, CORDURA, PRUDENCIA Y MESURA"

Gómez pide "sensatez" a la CEOE para que no trate de anular el papel del trabajador en la empresa

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, indicó que antes de dar el "salto al vacío de la unilateralidad" es precioso aplicar las reformas adoptadas durante los últimos años y "dejarlas funcionar un tiempo mínimo".

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ha pedido a la CEOE "sensatez, cordura, prudencia y mesura" para que no trate de establecer relaciones laborales "unilaterales" en las que se impongan las reglas del juego a los trabajadores a través de mayor discrecionalidad del empresario, contratos únicos y el descuelgue de los convenios colectivos superiores al de empresa, como baraja la patronal en su documento de propuestas de cara al 20-N, que aprobará en la Junta Directiva de mañana.

Acusó a los empresarios de pretender "aprovechar la ocasión para producir reformas que están fuera del marco laboral y que destruirán el sistema de relaciones laborales"

Durante el 'Foro Cinco Días', el titular de Trabajo acusó a los empresarios de pretender "aprovechar la ocasión para producir reformas que están fuera del marco laboral y que destruirán el sistema de relaciones laborales", con propuestas que "no están justificadas". "Es rechazable dotar al empresario de capacidad unilateral", añadió para apostillar que "no hay país que tenga éxito que margine el papel de los trabajadores en la empresa" y que ello "supone destruir las relaciones laborales".

"El consenso en las relaciones laborales es uno de los más importantes que tenemos, es fundamental en nuestra convivencia, no lo rompamos porque las pérdidas serían irreparables y puede que luego cueste mucho volver a encontrarlo", añadió.

Del mismo modo, Gómez indicó en relación a las nuevas peticiones de la CEOE de reducción del coste del empleo que "no existe prueba alguna" de que ello pueda favorecer el empleo.

"Ha habido un creciente distanciamiento" entre los salarios que cobran los directivos y los trabajadores, "no parece un buen estímulo ni a la productividad ni a la complicidad en la empresa"

MODERACIÓN SALARIAL.

Sin embargo, Gómez volvió a asegurar que España necesitará moderación salarial "durante lustros". En este sentido, puso en valor el Acuerdo Interconfederal para la Negociación Colectiva 2010-2012 vigente, que patronal y sindicatos se proponen ampliar una vez se culmine la negociación colectiva pendiente para 2011.

Según Gómez, el acuerdo de moderación salarial vigente ha logrado mantener esta contención de los salarios incluso por debajo del IPC, dada la posterior evolución de este indicador, por lo que admitió que este acuerdo "está suponiendo pérdida de poder adquisitivo" para los trabajadores.

En este sentido, puso de manifiesto que "ha habido un creciente distanciamiento" entre los salarios que cobran los directivos y los trabajadores de mayor rango que, a su modo de ver, "no parece un buen estímulo ni a la productividad ni a la complicidad en la empresa". A ello añadió que si el final de estas empresas es como el de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), que hubo de ser intervenida por el Banco de España, la valoración "no puede ser positiva".

Así, afirmó que "todavía hay mucho que hacer en este aspecto, no solo en el sistema financiero", y apuntó que "la política salarial debe ser coordinada y no puede ser jungla". Antes de cerrar este capítulo, Gómez aprovechó para insistir en que los directivos deberían moderar sus salarios para "legitimar" la contención de las remuneraciones de sus trabajadores.

PLAN DE EMPLEO

En este punto, Gómez avanzó que el programa electoral del PSOE para las próximas elecciones generales incluirá un plan de empleo que contendrá un pacto de rentas concertadas, en el que las empresas también tendrán que poner su parte a través de la reinversión de beneficios.

Otra pata del plan será la adopción de medidas de estímulo a la contratación y formación de jóvenes. Concretamente, los socialistas quieren apoyar a los jóvenes sin formación y empleo a través de un nuevo contrato para la formación con "importantes" reducciones de cotizaciones sociales, y a los jóvenes sin empleo, mediante el contrato en prácticas, también con reducción de cuotas y con una "subvención salarial" en un primer tramo de su vigencia. En tercer lugar, Gómez habló de una política pública de acompañamiento en ámbitos esenciales, especialmente en la vivienda.

Por último, preguntado por qué medida habría incluido en la reforma laboral y que al final se quedó en el tintero, el ministro de Trabajo dijo que la difícil coyuntura económica desaconsejó una medida que se incluirá en el programa del PSOE y que consiste en "alterar" la forma en que se cotiza la prestación por desempleo, ya que actualmente está financiada en dos tercios por los trabajadores y las empresas, que nunca llegan a hacer uso de ella, mientras que la mayor parte la consumen los trabajadores temporales.

"Se favorece excesivamente la alta temporalidad", según Gómez, quien apostó por "cambiar" este sistema cuando haya una etapa de más creación de empleo.

Gómez pide "sensatez" a la CEOE para que no trate de anular el papel del trabajador en...
Comentarios