#TEMP
viernes 20/5/22

"Hay que decir la verdad y dar la cara"

Con estas palabras ha defendido José Blanco la subida de impuestos que planea el Gobierno. El ministro de Fomeno ha participado en la Fiesta de la Rosa de Gavà (Barcelona), donde ha sido increpado por trabajadores afectados por los ERE.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 20.9.2009

El ministro de Fomento, José Blanco, defendió este domingo la subida de impuestos anunciada por el Gobierno como medida para garantizar la protección social de los que más lo necesitan y que se puedan seguir desarrollando proyectos importantes para Catalunya, como el de alta velocidad.

Además, el ministro reconoció que ante la crisis se necesitan responsables que digan la verdad y que den la cara ante los ciudadanos, que aseguró que es lo que está haciendo Zapatero. "En su momento, Zapatero se dirigió a los españoles para decirles que iba a hacer lo mismo que hicieran otros pero que otros nunca habían dicho", en alusión a las negociaciones con la banda terrorista ETA. "Lo había hecho Aznar pero ocultado", declaró.

Blanco defendió que ahora el presidente vuelve a hacer lo mismo, decir la verdad a los españoles, que es la necesidad de subir impuestos. "Algunos les llaman improvisación y otros les llamamos responsabilidad", espetó. Añadió que esto desconcierta a mucha gente pero para Blanco se trata de "convicciones democráticas y compromiso con un proyecto político" y aseguró que no han sido elegidos para aplaudir a los poderosos, sino para ayudar a los que más lo necesitan. "Hemos cogido el toro por los cuernos", defendió.

Nada más empezar a hablar de la crisis, trabajadores de Nissan, La Roca y La Seda interrumpieron al grito de "mentirosos" el discurso del ministro de Fomento, que estaba acompañado por el presidente de la Generalitat, José Montilla. Una quincena de trabajadores afectados por diferentes Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) se acercó hasta la valla que les separaba del recinto donde se celebra la fiesta gritando proclamas como: "Zapatero mentiroso", "no sois de izquierdas" y reclamando más puestos de trabajo.

El público intentó acallar los gritos con aplausos, que obligaron a Blanco a detener su discurso puesto que se repetían una y otra vez cada vez que los trabajadores retomaban la protesta. Los mismos trabajadores se concentraron en la puerta a la llegada de los dirigentes socialistas, entre ellos el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, quien salió a dialogar con ellos.

VISITA A LA SAGRERA

Por otra parte, Blanco anunció que el próximo año el Gobierno incluirá el Corredor Mediterráneo en la red ferroviaria transeuropea y apostó decididamente por esta infraestructura para convertirla en un corredor "de progreso y desarrollo económico". Anunció también que el próximo mes visitará las obras de construcción de la estación del AVE en La Sagrera.

Aseguró que durante el gobierno de José María Aznar no se tomó esta medida, "con el silencio de CiU", y apostilló que por contra, el PSOE y el PSC continuarán trabajando para que la red ferroviaria llegue a Francia. Y se mostró también satisfecho por la nueva Terminal T1 del Aeropuerto de El Prat de Llobregat, por la que, explicó, llegó hoy a Barcelona, así como de la T4 de Madrid. "Se acabaron los complejos", señaló.

"Hay que decir la verdad y dar la cara"
Comentarios