martes 28/9/21

"En Madrid el paro sube un 5.91% en 2012, muy por encima de la subida el 3.24% del Estado", denuncia UGT

El dato de EPA conocido hoy, correspondiente al último trimestre de 2012, trae datos francamente negativos para el mercado de trabajo madrileño. La cifra de parados en la Comunidad queda en 665.600 personas (una subida del 5.91% en estos tres meses), lo que supone un 6.74% más que hace un año. Hoy hay 42.000 parados más en la Comunidad que hace doce meses.

La tasa de paro de la Comunidad llega a niveles que, incluso ya adentrados en la crisis, parecían inimaginables. En efecto, la región roza ya el 20 por ciento de paro (19.88%), con una subida del 1.32% en los últimos tres meses, un 1.37% en el último año.

Los datos son especialmente preocupantes en lo referente a la ocupación. La destrucción de puestos de trabajo sigue inexorable en la Comunidad: en tres meses el número de ocupados baja en un 2.69%; en el último año se han destruido en la Comunidad de Madrid un total de 61.400 empleos. Desciende la ocupación en todos los sectores, especialmente en la Construcción (un descenso del 6.68% en 2012). En Servicios se han perdido este año 43.500 empleos.

La ocupación se ha resentido especialmente en el sector público, del que dependen servicios como la educación o la sanidad, tan castigados por nuestro gobierno regional: se han perdido un 11% de los empleos del sector público en nuestra Comunidad en 2012 (frente a un 0.57% en el sector privado).

El desánimo de la población se refleja claramente en los datos de población activa: ésta desciende en los últimos tres meses en un 1.09%, 37.000 activos menos en la región. Estamos ante una población activa madrileña hastiada de buscar trabajo sin resultado, y que en muchos casos abandona ante la falta de alternativas, incluyendo los muchos ciudadanos extranjeros que han dejado la Comunidad en estos últimos meses y los nacionales que emigran a la búsqueda en muchas ocasiones de su primer empleo.

En la Encuesta de Población Activa se refleja además un dato que pone claramente de manifiesto la cara más cruel de la crisis con los trabajadores y trabajadoras. El porcentaje de hogares en Madrid con todos sus miembros en paro es del 9.19% (ha crecido más de un punto porcentual en el último año). Una estimación prudente habla de 150.000/175.000 .

Si cruzamos este dato con los de la Seguridad Social, que afirman que casi un cuarto de millón de parados madrileños ya no cobra prestación económica alguna, podremos asomarnos a las situaciones más dramáticas que requieren de respuestas urgentes por parte de la Administración.

Además, y como ha venido sucediendo desde que se inició la crisis, son los grupos con más dificultad para el acceso y mantenimiento del empleo los que están sufriendo lo más duro de la situación, ante la falta de políticas que fomenten su inclusión en el mercado laboral.

Uno de los peores datos nos lo ofrece el análisis por edad, del que únicamente destacaremos una cifra, por sí sola explicativa de lo que está ocurriendo en miles de hogares en nuestra región: el número de parados madrileños mayores de 45 años subió en 2012 un 23.11%, superando la barrera de los 200.000 (202.400).

CONSIDERACIONES DE UGT

Hoy, la larga crisis económica, está produciendo una crisis también de marcado carácter social, donde está aumentando la pobreza y las desigualdades, que se plasma especialmente, en la cifra de ciudadanos que no tienen empleo en nuestra Comunidad Autónoma.

También se refleja en la fuerte degradación de las condiciones laborales de los que mantienen sus puestos de trabajo pero que, con la reforma laboral impuesta, desequilibrada e inoportuna ven, de cara al futuro, un panorama de grandes incertidumbres, de profunda inseguridad, especialmente en lo concierne a su soporte económico, el salario.

Además, una crisis económica que ha calado hasta tal punto que, potenciada por evidentes errores políticos que se plasman en los recortes y ajustes, han dejando columnas de trabajadores a las puertas de las oficinas de empleo.

Una política que deprime hasta tal punto la economía que dificulta la consecución de los objetivos de déficit, contrae el PIB, destruye empleo y, lo más grave, está provocando esta profunda crisis social.

Decisiones en política económica que generan inseguridad a la ciudadanía con degradación, reducción y eliminación de servicios públicos que, en nuestro país, constituyen el pilar de distribución de la riqueza.

Unos servicios públicos, la educación, la sanidad, el sistema de pensiones, los servicios sociales, que junto a la arrinconada ley que dignificaba la vida de dependientes y sus familiares, han permitido durante años crear una tupida maya de “clase media” que explica el progreso que durante años ha experimentado nuestra sociedad.

Pues bien, esa clase media está siendo destruida y los avances sociales logrados con el esfuerzo de generaciones, hoy se ponen en entredicho desde los Gobiernos, que se afanan por desmantelarlos, sin explicar qué tipo de país y sociedad nos ofrecen a cambio, negándonos además, el derecho a decidir democráticamente al respecto.

Los madrileños no podemos permitirnos que se retrase ni un día más la reacción de nuestros gobernantes sobre el desempleo que sufren miles de ciudadanos. El gobierno regional sigue afirmando que no dispone de recursos para financiar las políticas de empleo absolutamente imprescindibles mientras recibimos noticias muy poco edificantes sobre mala utilización del dinero público que, destinados a los desempleados, ayudarían a paliar la sangrante situación de los 665.300 desempleados en la Comunidad de madrid.

"En Madrid el paro sube un 5.91% en 2012, muy por encima de la subida el 3.24% del...
Comentarios