#TEMP
martes 17/5/22

"A César Antonio Molina, ¿también lo ha cesado el G-20?"

LUIS MARTÍNEZ
El PP critica, por un lado, el despilfarro y, por otro, la falta de presupuesto, que manejará Manuel Chaves, la gran ‘esperanza blanca’ de Zapatero.
L.M. / NUEVATRIBUNA.ES - 22.04.2009

Con excepticismo y críticas descarnadas recibió hoy la Cámara Baja, tanto la última remodelación del Gobierno, como las razones aportadas por el el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, quien justificó hoy mismo el relevo de cinco ministros durante la Semana Santa con el argumento de que el G-20 demanda mayor ritmo en la aplicación de medidas para salir de la crisis. “Entonces, a César Antonio Molina [el anterior ministro de Cultura], ¿también lo ha cesado el G-20?”, respondió mordaz el jefe de la oposición, Mariano Rajoy, quien acusó a Zapatero de ser incapaz de restaurar la confianza para salir de la crisis.

“Tenemos un grave problema de confianza. Y el responsable es usted”, incidió Rajoy.

La situación en el País Vasco condiciona la política económica del Gobierno, tanto como las elecciones europeas, o la salida a la crisis económica. En este sentido, con el ánimo de solucionar con rapidez problemas de índole regional, Zapatero ha situado a Manuel Chaves al frente de una Vicepresidencia de política territorial, donde el ex presidente andaluz coordinará temas como la financiación autonómica o el traspaso de competencias.

Con la llegada de Chaves, el jefe del Gobierno pretende matar dos pájaros de un tiro. Por un lado, espera ganar pronto el favor de los grupos nacionalistas y de la izquierda catalana, de cuyos votos depende para aprobar, por ejemplo, los Presupuestos de 2010. Sin embargo, el panorama se presenta muy complicado, puesto que los nacionalistas, decisivos en el Parlamento español, en cambio, no gobiernan en sus respectivas comunidades autónomas, por ejemplo, en Cataluña, País Vasco o Galicia.

Por otro lado, además de mejorar las relaciones con los gobiernos autonómicos, Chaves coordinará la labor de los distintos ministerios implicados en la mesa del llamado Diálogo Social, donde se sientan, junto al Gobierno, los empresarios y los sindicatos, y a cuyas manos ha fiado el Gobierno cualquier esperanza de cambio en un ámbito tan polémico como el mercado laboral español, cuya reestructuración se demanda desde muy diferentes sectores.

“Trabajamos en equipo”, dijo hoy Chaves, en respuesta a las críticas con que le ha recibido el PP en el Congreso. Por cierto, el grupo popular reprochó a Zapatero, tanto la falta de presupuesto de la nueva vicepresidencia -pese a que sus labores serán fundamentalmente coordinadoras- como el “despilfarro” que supone su creación.

"A César Antonio Molina, ¿también lo ha cesado el G-20?"
Comentarios