#TEMP
domingo. 26.06.2022
VALORACIóN SINDICAL DE LOS DATOS DEL PARO

Sindicatos denuncian la precariedad del mercado de trabajo y reclaman mejora de la protección

El paro registrado se ha reducido en apenas el 0,3% sobre el mes anterior, una cifra “anecdótica” que en opinión de los sindicatos mayoritarios demuestra la enorme dependencia de la economía española de las actividades turísticas y estacionales.

salario

“El descenso del paro registrado en febrero es una cifra anecdótica que confirma la fragilidad de la recuperación económica”

En febrero de 2015 el paro registrado se ha reducido en apenas el 0,3% sobre el mes anterior, una cifra “anecdótica” que en opinión de CCOO demuestra la fragilidad de la recuperación y la enorme dependencia de la economía española de las actividades turísticas, estacionales y de temporada. A pesar de los discursos triunfalistas del Gobierno, la realidad demuestra que no hay un cambio estructural de la economía y del empleo y seguimos sufriendo los efectos coyunturales que caracterizan la estructura productiva del país.

CCOO advierte que cuando hay 4,5 millones de personas en el paro registrado y 5,5 en el paro estimado por la EPA, la reducción en 13.538 es una simple anécdota. Incluso en media anual, el ritmo de reducción es insoportablemente lento: harían falta 8 años más para volver a donde estábamos en 2007.

La realidad es que hay 3.140.821 mujeres y 2.751.405 hombres inscritos en las oficinas públicas de empleo buscando un trabajo

A pesar de esta mínima reducción de febrero, la cifra de demandantes inscritos en las oficinas del SEPE es de 5.892.226, de las que se consideran paradas a 4.512.153 Pero más allá de los criterios utilizados para reducir su número en el 23%, la realidad es que hay 3.140.821 mujeres y 2.751.405 hombres inscritos en las oficinas públicas de empleo buscando un trabajo. Hay que destacar que a pesar de la reducción en el paro registrado, el número de demandantes inscritos en las oficinas NO se redujo: en febrero hay 228 personas más buscando un empleo o un mejor empleo del que tienen que en el mes anterior.

UGT considera que los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social confirman el inicio de la recuperación del empleo. 

La Contabilidad Nacional ofrecida por el INE el pasado 26 de febrero ya adelantaba que, junto al crecimiento del PIB, el empleo equivalente a tiempo completo ha aumentado un 2,4% entre el cuarto trimestre de 2013 y el de 2014. Unas cifras favorables que se deben en buena parte a los malos resultados logrados ese trimestre de 2013 (el empleo descendió un 1,8%), un efecto estadístico que amplifica la mejora sucedida. Aunque, al margen de este hecho, parece que el empleo ha tomado una senda de recuperación.

Sin embargo, a pesar de la positiva evolución anual, UGT muestra su preocupación por las tendencias que se están configurando en el mercado de trabajo, donde el incremento de la ocupación incorpora rasgos de desigualdad y precariedad.

  • En primer lugar UGT no se olvida de que los mejores resultados del registro del desempleo siguen guardando relación con un efecto desánimo entre los desempleados. El descenso continuado de los beneficiarios de prestaciones, de las cuantías medias y, en última instancia, de la tasa de cobertura (del 70,6% en 2011 al 56,5% en enero) y la extensión del paro de larga duración (cifrada en la EPA del pasado 22 de enero en un 61,4%), junto a los procesos de emigración, podrían ser parte de este “adelgazamiento de las cifras de desempleo”, en especial entre los grupos de jóvenes.
  • En segundo lugar, la recuperación del empleo está beneficiando sólo a una parte de los trabajadores. Entre enero y febrero sólo mejoran las cifras entre los hombres (nacionales), especialmente en el sector de la construcción. Por su parte, aumenta el paro femenino, entre los jóvenes y los extranjeros. Parece que nos encaminamos hacia el pasado, abriendo nuevas brechas de desigualdad y volviendo a un modelo productivo conocido.
  • En febrero un 90,2% de los contratos realizados fueron temporales y más de un tercio a tiempo parcial. Si bien hay un incremento de la contratación indefinida, este resultado se debe al comportamiento de la contratación a tiempo parcial. El peso de los contratos a tiempo parcial, temporales y sobre todo indefinidos, ocupa cada vez mayor parte del mercado de trabajo, con consecuencias negativas en términos de calidad del empleo y salarios. 

Sindicatos denuncian la precariedad del mercado de trabajo y reclaman mejora de la...
Comentarios